JUANITO EL PIRATA

JUANITO EL PIRATA

Un cuento de Ricardo Alcántara y una canción sobre la historia, de Juan R. Muñoz, nos adentra en el mundo fantástico de los piratas y de la literatura infantil.

   

PROGRAMACIÓN

El cuento lo narramos, lo vimos en diapositivas y en el ordenador de clase.

 Otro día hicimos una lectura del cuento “El pirata valiente” donde imitamos los diferentes gestos propuestos durante la lectura.

“El pirata valiente”

El pirata Juanito es tan feroz (gesto de ferocidad),
que nadie se atreve a levantarle la voz (susurros).
Cuando él se hace a la mar (olas con las  manos)
los otros piratas comienzan a temblar (temblor).
A bordo de su enorme bergantín (grande con las manos)
salta sobre las olas como un delfín (juntando las manos subiendo y bajando hacia el frente).
Tiene una espada de oro macizo (observación de la espada)
que pincha como un erizo (pinchazo en el culete)
Allá van él  y su loro (acariciar el loro que está en el hombro)
en busca de un gran tesoro (cara de sorpresa). 
Mira con su potente catalejo (mirar por el catalejo),
y  un barco enemigo ve a lo lejos (señala a lo lejos).
Como no le falta valor (fuerza)
rápido sube al palo mayor (subir escalando).
Pero entonces, oye una voz (escuchar)
-Juanito, baja a merendar- le dice su mamá.
En un periquete, se quita el parche del ojo (quitar)
la pata de palo (quitar)
y  el pañuelo rojo (quitar).
Y rápido como el viento, baja la escalera (bajar)
pues Juanito sabe que un pirata es más valiente (fuerza)
 con la barriga llena ( tocar la barriguita).

 En la alfombra, cada día intentamos desarrollar el pensamiento, mientras aprendemos a esperar turno, levantar la mano y escuchar al quien habla. Cosa muy difícil en estas edades pero necesarias de trabajar.

Después de leer el cuento pregunto en la alfombra qué saben de piratas para que todo el mundo aprenda de los demás. La educación es siempre algo compartido. Esto responden:

- Van en un barco

- Hay tiburones y atunes

- Tienen espadas

- Tienen parche en el ojo

- Hay cocodrilos

- Tienen oro

- Tienen pañuelo en la cabeza

- Tienen mamá.

- Tienen un gancho (Se llama garfio)

- … Catalejos,

- Pata de palos (Por qué)

-     Se la comió los cocodrilos

-  Y los tiburones,

- ¿De qué color es la bandera?, pregunto.

- Negra y con calavera.

- ¿Cuál es su mascota preferida?

- Los loros.

  

                 Los piratas hacen cosas buenas y cosas malas. En dos folios fui escribiendo lo que me decían. Tomar conciencia de sus comportamientos es un logro intelectual y moral. 

 Cosas malas:

Sólo una niña dijo: pegar al hermano.

Cosas buenas:

Prestar las cosas

Jugar bien

Recoger

Ayudar a mama yaya

Pintar bien

Ayudar a mi madre

Jugar bien con mi madre

Recoger la casa

Ayudar a mama

Pintar con los colores

No jugar a pegar

Ayudar a mamá

Tirar papeles a la basura

Comer para estar fuerte

Jugar a los Gormitis

Jugar con los coches.

Jugar con mi hermana

Jugar con mi hermano

Pintar con mi hermano

Jugar con mi mamá y con la yaya.

         Decidimos hacer cosas de piratas: barcos, pañuelo rojo, mapas, tesoros,... y un catalejos para ver los barcos que van a lo lejos.

Con rollos de papel y celofán hicimos catalejos para ver la vida de muchos colores.

Aprendimos los colores a través de ellos mientras jugamos a piratas.

 

También hicimos música de carnaval con los catalejos y jugamos con la luz del sol convertida en reflejos.

             

El barco lo hicimos entre todos. Le pusimos tres  círculos rojos a cada lado y el resto lo pintamos de verde. Ya conocemos casi todos los colores porque es parte de nuestros juegos.

También hicimos caretas y aprendimos a recortar y a picar para sacar los ojos de las caretas.

 Y en el tiempo libre hicimos muchos parches de piratas que tienen forma cuadrada.

Ya sabemos hacer cuadrados y círculos en nuestros geoplanos.

    

También calcamos piratas y barcos en nuestra máquina de calcar y recortamos espadas que no hacían daño y comenzamos a desarrollar destrezas motrices.

            

En muchos momentos hablamos de la que un pirata es más valiente con la barriga llena, potenciando los desayunos sanos y jugando en la cocinita a comer para ser más valiente.

 

De casa nos llegó otro cuento de pirata como Peter Pan y algunos juegos, con los que desarrollamos nuestra imaginación y habilidades manuales.

              

También jugamos a buscar tesoros con papas en los que había que dar 3 pasos al frente y 2 a la izquierda. Y así vamos aprendiendo la funcionalidad de los números. También jugamos mucho con los barcos piratas en un rincón de juego simbólico. Estos momentos fueron de quietud y concentración incluso para los chicos más movidos. Porque la atención se desarrolla más fácilmente cuando la emoción nos invade.

          

Los martes subimos a la sala de usos múltiples y allí también jugamos a piratas. Y a la vez que desarrollamos nuestro cuerpo aprendemos a jugar sin pelearnos.

 

Cada día hicimos una página del libro que llevamos a casa. Comenzamos a tomar conciencia sobre el sistema de escritura, coloreamos, recortamos, hicimos grafismos y dibujamos. Pero, sobretodo, aprendimos a valorar el mundo de la literatura y la escritura como forma de comunicación y disfrute.

        

        

                 

Por último, nos disfrazamos de pirata, gracias a la colaboración de las familias, para cantar la canción Juanito es un Pirata, en la fiesta del Carnaval, junto al resto de compañero de Infantil.

Volver a programación Tres años.