NC Nº22 Victorio Luzuriaga-Fagor (Tafalla)
Victorio Luzuriaga-Fagor (Tafalla)

La regulación de empleo: una nueva agresión a nuestros derechos

 Juan Antonio Castilla
Comité de Empresa-La Voz de los Trabajadores

 

La Dirección de V.L.-Fagor, siguiendo su tradicional comportamiento "dialogante y comprensivo con los derechos de los trabajadores" está dispuesta a amagarnos, una vez más, las Navidades de 1998.

 Se puede decir que todo este año ha sido un continuo ataque a nuestros derechos. Comenzó con el Convenio, siguió con los cambios en la Sección de Mantenimiento, luego con el 4º Turno (que llevó a una huelga y un cierre patronal en mayo), el machaque a los eventuales y, como premio de fin de año, la Regulación.

¿Dónde quedan aquellas promesas, que algunos quisieron creerse, de "diálogo fluido" entre empresa y trabajadores ? La Dirección entiende como diálogo, la imposición, y como colaboración, el acatamiento de todas sus órdenes, por muy equivocadas que sean.

La Regulación de Empleo tendría que ser una medida extrema, que debería utilizarse lo menos posible, pues significa un grave perjuicio para los trabajadores, ya que interrumpe la cotización a la Seguridad Social, además de gastar el desempleo de todos nosotros. Sin embargo, la Dirección de V.L.-Fagor no tiene ningún problema en utilizarla para resolver sus propios errores de organización de la producción, cargando sobre nuestras espaldas su mala gestión empresarial.

No es de recibo que una empresa que debe más de 4.700 jornadas libres a sus trabajadores, tenga la cara dura de solicitar una Regulación de Empleo de 8 días en el mes de diciembre. Si el Gobierno de UPN da el visto bueno a esta Regulación de Empleo estará volviendo a poner los fondos públicos a disposición de los intereses privados.

Pero esto sólo es un eslabón más de la larga cadena de ataques que venimos sufriendo durante todo el año 98 y que, según sus intenciones, continuará durante el 99. Por tanto, nuevamente, nos vemos obligados a dar una respuesta por medio de movilizaciones. Claro que, esta vez, la huelga no sería un método efectivo, ya que más que un perjuicio le haríamos un favor. Es el momento de realizar acciones que saquen a la luz pública qué tipo de Dirección tenemos en V.L.-Fagor de Tafalla. Ese es el sentido que tuvo la Manifestación que celebramos en Tafalla el sábado 28 de noviembre.

Habría que recordar ahora las declaraciones del Alcalde de Tafalla o del Consejero de Industria del Gobierno de Navarra, ambos de UPN, sobre las bondades de la Dirección de V.L. ¡Qué poco hablan ahora de los contratos basura que se están utilizando con los eventuales! ¡Callan, y con ello otorgan, cuando se nos manda al desempleo a los trabajadores!

Pero los ataques, si no los paramos, van a seguir aumentando. Se ha comentado muy poco, y necesitaría una reflexión por nuestra parte, el chantaje que se ha realizado con nuestros antiguos compañeros de Usúrbil, quienes tras rechazar en Asamblea la conversión en Cooperativa, han sido obligados a aceptarla, mediante el método de llamar uno por uno a la oficina.

Hace meses que desde LA VOZ DE LOS TRABAJADORES venimos advirtiendo que es necesaria una respuesta contundente al comportamiento de la Dirección y nadie en el Comité nos ha hecho caso. Desgraciadamente, hemos desperdiciado inmejorables oportunidades durante el primer semestre del año 98, cuando teníamos a todos los eventuales trabajando y una enorme cartera de pedidos. Ya en ese momento dijimos que era el momento, mientras se estaba negociando el Convenio, de poner fin a las incertidumbres que tienen los trabajadores eventuales (con contratos "indefinidos a tiempo parcial" de 800 ó 400 horas, a libre disposición de la empresa en la práctica, o con otros contratos temporales), evitar la introducción del 4º Turno de trabajo en la fábrica y conseguir compromisos concretos de inversión en nueva maquinaria. Al no hacerlo entonces, la empresa ha vuelto a la carga más tarde, tratando de imponer el Cuarto Turno en algunas secciones (en Mantenimiento aún no ha desistido) y dejando en la calle, ahora que han bajado los pedidos, a los eventuales. De nuevas inversiones no quiere ni oír hablar : los beneficios que se han venido obteniendo han sido merced a exprimir al máximo tanto las instalaciones actuales, algunas viejas, como a quienes trabajamos, y, sin inversiones, el futuro de una empresa como la nuestra tiene muchos interrogantes

Seguramente, durante el próximo año tendremos nuevas oportunidades que no deberemos desaprovechar, pues las ocasiones perdidas ya no vuelven a presentarse. Esta respuesta unánime y unitaria contra la Regulación de Empleo no puede ser una acción esporádica o una operación de marketing de cara a las elecciones sindicales, sino el inicio de un proceso de movilizaciones que fuerce a la Dirección a cambiar de comportamiento.