Masiva participación en la Comunidad vasca
Huelga general por las 35 horas semanales sin reducción salarial
Hacia una huelga en todo el Estado

Juanjo Vallejo
UGT-Llodio
La huelga general por las 35 horas, del 21 de mayo, en Euskadi, convocada en un primer momento por ELA, LAB y UGT y más tarde, por CCOO, y el apoyo de IU/EB y de EH, así como posteriormente, del PSOE, ha sido un total éxito por dos razones: porque la convocatoria ha sido respaldada por todos los sindicatos y partidos de izquierda, y por que cada vez está más asumido que si no se reduce la jornada, sin reducción salarial, no es posible absorber y eliminar el paro existente. Se trata de trabajar menos para trabajar todos. La incorporación de las nuevas tecnologías tiene que servir para reducir el tiempo de trabajo necesario para cubrir nuestras necesidades. Las empresas no por eso van a dejar de ser rentables, lo que provocaría la reducción de la jornada es un traspaso de rentas del capital (beneficios) a las rentas del trabajo, con lo que por sí mismo se incrementará el consumo interno y por consiguiente será necesario más empleo. Hace 20 años se trabajaba 48 horas semanales, ahora 39 de media y no se ha hundido ninguna empresa por este motivo.
Euskadi tiene 180.000 parados, de los cuales la mitad son mujeres y jóvenes. De los que trabajan, 300.000 tienen contratos en precario. De hecho, en 1998 el 92% de los contratos que se realizaron fueron temporales, un 13% más que el año anterior, de ellos un 23% se realizaron a través de ETTs. Fruto de esta precariedad se ha agravado la siniestralidad laboral, con 116 muertos el último año y más de 100.000 accidentes laborales.
Se podría decir que la jornada de 35 horas ha unido a los sindicatos, divididos desde hace años en Euskadi por intereses nacionales y no por intereses laborales. Esa unidad que se ha dado por abajo, ahora se tiene que profundizar por arriba, divididos no avanzaremos. Por tanto, la unidad que en la preparación de la huelga ha proclamado UGT, tiene que ser, junto con la reducción de jornada, uno de los objetivos a conseguir.
El papel jugado por los partidos de derechas: PNV, PP, EA y UA para frenar esta huelga ha estado a la altura de lo que defienden, los intereses del capital. El día de la huelga el PNV, no ha dudado en utilizar a la Ertzantza como elemento opresor, siendo contundentes contra los piquetes informativos, donde ha habido seis detenidos y varios heridos, uno de ellos un joven en paro, afiliado a UGT en Vitoria, al que le rompieron un brazo.
La respuesta a los piquetes y manifestaciones convocadas por los diferentes sindicatos han sido masivas, aunque lamentablemente divididas en dos bloques, ELA y LAB por un lado, y CCOO y UGT por otro. Esta división no se ha dado en las fábricas ni en los comités, el seguimiento de la huelga fue particularmente importante en los polígonos industriales, sino que se ha dado en las convocatorias de las cúpulas sindicales.
El llamamiento a una Huelga General se debe a que, después de más de un año y medio de negociaciones entre la patronal vasca (CONFEBASK) y los sindicatos, en el seno del Consejo de Relaciones Laborales (CRL) de Euskadi, ha sido imposible avanzar en la reducción de la jornada debido a la actitud cerril de Confebask, convirtiéndose en la patronal más intransigente y retrógrada de todo el Estado. En varias comunidades autónomas, al menos ha habido algún pequeño compromiso.
El Gobierno vasco tampoco está por la labor de implantar la jornada de 35 horas a los 100.000 trabajadores de la administración vasca. El mejor ejemplo de ello es que el 5 de febrero pasado, el parlamentario de IU/EB, Koldo Usín, presentó una proposición no de ley instando a su aplicación, que contó con el apoyo del PSE/EE, y fue rechazada por el PNV, EA y EH, los tres partidos que conforman la mayoría parlamentaria que apoya al gobierno vasco.
Nuevamente IU/EB ha vuelto a presentar esta proposición, al calor del éxito de la huelga, donde EH, que ha apoyado la huelga de las 35 horas, tiene la ocasión de rectificar su voto negativo junto al PNV y EA, para que las 35 horas se implanten a los trabajadores de la administración vasca.
La iniciativa de IU de convocar una huelga general en todo el Estado, tras el éxito de la convocatoria en la Comunidad Autónoma Vasca, tiene que ser asumida por los sindicatos UGT y CCOO. Hay que ponerse en marcha y fijar una fecha, para que tras las vacaciones se llevase a cabo. Si ésta convocatoria se hace desde UGT y CCOO, contando con el respaldo decidido de IU y PSOE, seguro que será un éxito comparable al del 14-D.
 

 
 

Eurovestir- Olite (Navarra)
Las razones de la huelga
Comunicado de la plantilla de Eurovestir sumándose a la huelga

La plantilla de EUROVESTIR, S.A. de Olite, tras discutirlo y decidirlo por mayoría, vamos a sumarnos a la Huelga General por la jornada semanal de 35 horas sin reducción salarial convocada en la Comunidad Autónoma Vasca y en Navarra para el día 21 de mayo y queremos manifestar:
1º La reducción de la jornada es necesaria para luchar contra el paro y la precariedad laboral que azotan nuestra sociedad. Los avances técnicos que permiten una mayor producción en un menor tiempo de trabajo hacen que tal jornada sea viable y sea una forma de que los trabajadores tengamos una mayor participación en los beneficios empresariales que nuestro trabajo genera.
2º Es una reivindicación obrera justa que cuenta con el rechazo tanto de la patronal (sea ésta la CONFEBASK ligada al PNV, la CEN próxima a UPN o la CEOE vinculada al PP) como de los Gobiernos (del PNV y EA en la CAV, que han impuesto unos servicios mínimos abusivos; de UPN en Navarra, que con la colaboración del delegado del gobierno central ha prohibido numerosas manifestaciones; y del PP en Madrid), unidos en santa comunión en la defensa de los intereses empresariales.
3º Es un paso adelante que la convocatoria de la Huelga General en la CAV se haya realizado por todas las Centrales Sindicales, lo que desgraciadamente no ha sucedido en Navarra al no respaldarla las direcciones de UGT y CC.OO. El argumento de que los acuerdos de reducción de jornada que alcanzaron con el Gobierno de UPN y la patronal CEN dejan sin contenido la convocatoria y su denuncia de que se trata de “un intento de instrumentalización con fines ajenos al movimiento sindical y a los intereses de los trabajadores navarros” no se sostienen.
4º Vamos a la huelga hoy para reducir la jornada de trabajo como en el pasado lo hicieron otras generaciones de obreros y como hoy se ven forzados a hacer millones de trabajadores en todo el mundo. Los acuerdos alcanzados con UPN y CDN, cuya efectividad en la creación de empleo está por demostrar, no son justificación para oponerse a esta movilización, como mañana no lo podrían ser para dejar al movimiento obrero navarro al margen de hipotéticas convocatorias estatales de movilizaciones por las 35 horas.
5º Esta división sindical habrá confundido a muchos trabajadores, que ni siquiera han tenido ocasión, en sus centros de trabajo, de discutir las razones de la Huelga y decidir si la secundaban o no. Estos factores tendrán sin duda una influencia en su seguimiento en Navarra pero, sea éste cual sea, la plantilla de EUROVESTIR de Olite creemos que esta Huelga General ha de ser un paso hacia una Huelga General por las 35 horas por ley y sin reducción salarial en el conjunto del Estado, cuya convocatoria recae sobre las grandes centrales sindicales estatales (UGT y CC.OO). En ese caso, esperamos que los compañeros de ELA y LAB la secunden con entusiasmo. Si la huelga del día 21 de mayo sirve para avanzar en esa dirección, habrá servido para mucho.
 

En Olite, a veinte de mayo de 1999.