Obras faraónicas para ocultar la pobreza
El estadio olímpico de Sevilla va a costar 20.000 millones

Agustín Romero
IU Asamblea Macarena. Sevilla

Cada vez que se acerca un periodo electoral y mucho antes que las encuestas sociológicas den los "pronósticos" más acertados, los trabajadores ya empezamos a sufrir las consecuencias en nuestra vida diaria en el barrio o la ciudad. Las calles de Sevilla empiezan a ser más tomadas en "serio" por la Alcaldesa, se barren más, por supuesto "Los Remedios y el Centro", se arreglan las aceras que hace años que no se arreglan (el Centro por supuesto siempre que hay elecciones) en los barrios, aunque siempre sigue estando "el socavón" y si están bien las calles simplemente se levantan para que los consorcios de la televisión por cable hagan sus negocios, porque deja buenos dividendos el contrato y lo que no es el contrato. Eso sí, con unas plantillas de trabajadores tan reducidas que las obras durarán hasta el año 2000.

Al Estadio Olímpico se le han puesto todos los calificativos posibles: monumento del siglo XXI, coliseo, diamante, titanic, pirámide, etc. etc. El más acertado quizá haya sido el dado por un trabajador: "Es una pasada, una vergüenza. Que hace una semana me haya tenido que levantar a las cinco de la mañana para tener que coger una plaza para  que mi hijo vaya a la piscina municipal y que se gasten 15.000 millones en un Estadio. ¿Cuántas piscinas municipales, cuántos polidepotivos se podrían haber hecho en cada barrio de Sevilla y los pueblos de alrededores?”.
Parece que ya estamos tan acostumbrado a las inauguraciones faraónicas para que se luzca la clase dirigente (que algunos se engordan los bolsillos), como pasó con la EXPO del 92, (curiosamente la corrupción se ha olvidado momentáneamente en los medios de comunicación de la burguesía). Un estadio más en una ciudad que ya tiene otros dos grandes estadios no servirá para nada, una vez inaugurado, después de la celebración  del evento. Por supuesto la Sra. Alcaldesa, Rojas Marcos y Alfredo Sánchez Monteseirín tratarán de sacar partido (por sus "obras" lo conoceréis) ya que están apostando por las Olimpiadas del 2008. Como no es suficiente con 15.000 mil millones, pues nada otros 259.092 millones más en instalaciones deportivas de élite para el 2008. En total 600.000 millones, según consta en el anteproyecto de candidatura presentada al COE (Comité Olímpico Español) ¡Cuántos miles de millones más, cuando todavía no se ha pagado el déficit de la Expo 92! Además, "para colmo", lo más "cómico" en el presente es que el Nuevo Estadio (Sevilla ya tiene 3 estadios con capacidad para más de 50.000 personas cada uno) todavía no está terminado por lo que la cifra al final de su coste será de 20.000 millones. Por supuesto, había que festejarlo antes de las elecciones, para así conseguir votos. Sin embargo, habrá que advertir que no estamos en la época árabe o medieval para hacer realidad la frase de los que hicieron la Catedral (cristiana) en contraposición a La Giralda (musulmana): "fagamos una obra tal que los que la vieren nos tomaren por locos". Por el Estadio, desde luego que sí.
Pero también, porque Sevilla sigue siendo la provincia con más paro de Europa. Entre los pobres un 60% están en paro; 387.950 personas viven en el umbral de la pobreza, 98.000 hogares, un 23,7%; 15.000 viven en chabolas o chozas; 46.000 viven en menos de 10 metros cuadrados por persona; 80.000 en situación de promiscuidad, menos de un dormitorio por cada dos personas; 10.582 pasan hambre; 41.780 son analfabetos y 2.400 niños estuvieron sin escolarizar, hace exactamente un año (Informe de Estudios de Investigación Sociológica, EDIS 1998). El mismo informe refleja el hacinamiento en que viven las familias en la provincia, pero es que en la capital no nos quedamos muy atrás; más de 15.000 familias no tiene una vivienda digna; ya van 6 muertes por desprendimientos de fachadas en menos de 6 meses. Solamente IU ha levantado la voz en la ciudad y en los Plenos del Ayuntamiento contra la especulación galopante de la actual corporación y ha denunciado a los culpables de tales desastres en la vida de las personas afectadas por la mala gestión de urbanismo. El desempleo en la capital es preocupante: 12.000 personas se presentaron para unas oposiciones para el Ayuntamiento hace un par de años; lo mismo ocurrió en otras para la Diputación Provincial. No es casual que la campaña de IU sobre la recogida de firmas por las 35 horas sin reducción salarial este teniendo tan buena acogida entre los jóvenes y las mujeres, los más afectados por la lacra del paro.
A pesar de las grandes especulaciones que están haciendo con el consentimiento de la actual corporación de la derecha PP-PA, las inmobiliarias y las constructoras quieren más suelo edificable, por supuesto, para viviendas de renta libre. En el año 1997 de las 11.000 viviendas que se hicieron sólo 5.832 fueron de (VPO), creciendo las de renta libre un 164% en relación a años anteriores en la ciudad de Sevilla. Por si fuera poco hemos visto pasar por Sevilla desde el señorito Arenas hasta el ministro de Cultura Mariano Rajoy para decirnos lo "bien que va España". Por si no tuviéramos bastante con ponerle adjetivos al Estadio, en las últimas semanas hemos asistido en Sevilla a la semi-inauguración de la "Biblioteca olímpica" por el ministro, la Alcaldesa... ¿Qué cuanto costó? Mil millones de pesetas (1.026 millones de pesetas). No es que estemos contra la biblioteca, pero preferimos una por cada barrio obrero, ya que el transporte no es gratis, e ir de la periferia a su nueva ubicación cuesta una hora. Lo paradójico es que una obra de mil millones y del carácter que tiene una biblioteca, y tampoco está terminada. Más de 15.000 millones para que todo el mundo vea lo "bien que va España" mientras la realidad es otra. Por supuesto, el "transporte olímpico", perdón público, en condiciones y necesario urgentemente para Sevilla, se pospone para el 2008.