nc27 - Congreso Constituyente de la Confederación de la Izquierda Estudiantil
Congreso Constituyente de la Confederación de la Izquierda Estudiantil

Rosana Vallés
Miembro del Sindicato de Estudiantes de Izquierdas de Aragón

Desde hace muchos años, el movimiento estudiantil lleva acarreando problemas como la desunión, el sectarismo entre organizaciones, la falta de una dirección unitaria a nivel estatal y un largo etc., que han venido debilitándolo progresivamente. Las sucesivas derrotas del movimiento estudiantil, desde las luchas contra las tasas en el 93, pasando por las sucedidas en el 96, 97 y 98, en las que apenas se obtuvieron pequeñas conquistas, han puesto poco a poco este tema de actualidad.
En las últimas luchas, 12 y 26 de noviembre del 98, se demostró una vez más, que la falta de una organización capaz de dirigir y unificar la lucha en todo el Estado es uno de los principales factores de debilidad del movimiento estudiantil.
A partir de las reuniones de coordinación para las luchas del 12 y del 26, con organizaciones de varias zonas del Estado, se retomó con fuerza el debate sobre la necesidad de crear un frente unitario de lucha y la creación de una Federación estatal capaz de aglutinar a los estudiantes de izquierdas y sus organizaciones. Siendo conscientes de que esta debilidad sólo nos perjudicaba a los estudiantes y beneficiaba a nuestro enemigo, el gobierno, que año tras año aplicaba una política decidida contra la enseñanza pública en general.
Es a raíz de todo lo anterior cuando diversas organizaciones nos decidimos a darle forma a la Confederación de la Izquierda Estudiantil, queriendo aglutinar en ella a los sectores más conscientes en todos los grados educativos para defender inflexiblemente los derechos de los estudiantes. La condición imprecendible es que sean los propios estudiantes los que se impliquen en el trabajo sindical y ejerzan un total control democrático y se defienda una verdadera alternativa al actual sistema educativo.
Esta Confederación debe convertirse en el arma de lucha de la izquierda estudiantil. Una izquierda que implicada en la defensa de los derechos día a día, y centro a centro, explique y denuncie la raíz de nuestros problemas, y sea capaz de defender un programa alternativo como el que hoy hemos adoptado. Defendiendo una enseñanza pública, gratuita, laica, democrática, científica y de calidad, que se concreta en una serie de reivindicaciones esenciales:
- Una enseñanza pública y gratuita para todos los grados educativos.
- Prioridad de la educación en el gasto presupuestario. Estableciendo una Ley de Financiación que obligue a los gobiernos a mantener la educación pública, partiendo de un 7% del PIB para enseñanzas no universitarias y un 2% para la universidad.
- Congelación de las subvenciones a la privada y progresiva incorporación de ésta a la red pública.
- Una enseñanza de calidad, desmasificada y con el profesorado necesario y suficientemente preparado.
- Una enseñanza democrática en la que se respeten los derechos básicos (huelga, asamblea y reunión en horario lectivo); en la que desaparezcan los obstáculos y trabas que dificultan el desarrollo educativo de los jóvenes, como la selectividad y los numerus claussus; paritaria en cuanto a composición de los órganos de gobierno de institutos y facultades.
En definitiva, un sistema educativo al servicio de la mayoría de la sociedad, que contribuya a formar hombres y mujeres libres e inteligentes.
El Congreso Constituyente será los próximos 18 y 19 de diciembre en Madrid. Animamos a todos los estudiantes a participar en la construcción de la Confederación de la Izquierda Estudiantil acudiendo al Congreso, foro en el que se debatirán las bases para el funcionamiento de esta organización, animamos a los estudiantes a que se integren en la Confederación y participen activamente en ella.