Navarra-Un clamor social
Navarra-Un clamor social

¡A-15 gratis, ya!

Gorka Lorea - Concejal de Tafalla por IU-EB

En el Nuevo Claridad nº 24 (mayo 1999) se explicaba la saturación y peligrosidad de la Nacional 121 (particularmente entre Pamplona y Tafalla) y la necesidad de que se liberalice (se haga gratuita) en todo su recorrido la Autopista A-15 que discurre paralela a ella, tanto para mejorar la seguridad vial como para vertebrar el norte y el sur de Navarra.

Desde que esas líneas fueron escritas, mientras que la derecha navarrista (UPN) siguió rechazando esta demanda, el PSN-PSOE, que en el pasado se había opuesto, hizo de ella uno de sus principales reclamos ante las elecciones de junio pasado. A esta reivindicación, antigua en el programa de IU-EB, se adhirieron también EH y EA-PNV. Pese a la mayoría parlamentaria favorable, ésta no se ha acometido porque, debido a su pacto presupuestario con UPN, los dirigentes del PSN-PSOE rechazaron en diciembre sendas enmiendas que pedían esta liberalización.

Con lo que ni el Gobierno de UPN ni los dirigentes del PSN contaban es con las movilizaciones sociales que empezando en navidades (ver cronología adjunta) culminaron, por ahora, en la gran manifestación del domingo 23 de enero en Tafalla. Si el gobierno de UPN creía que la intervención de su brazo armado (la Guardia Civil) al mando del Delegado del Gobierno-Virrey Sr. Ansuátegui iba a abortar la movilización con las brutales cargas policiales, se equivocó. La represión contra pacíficos manifestantes, incluidos personas mayores y niños, primero en Campanas y luego en Beriáin, ha estimulado la protesta.

A raíz de estas movilizaciones, primero sectores del PSN-PSOE y, posteriormente su propia dirección, han empezado a distanciarse de UPN. La «Plataforma por la seguridad y gratuidad de las carreteras de Navarra» impulsada por el PSN-PSOE ha elaborado un Manifiesto apoyable pero que adolece de una llamativa carencia: el compromiso expreso de que los cargos institucionales que lo respalden van a exigir al Gobierno de Navarra la gratuidad de los tramos navarros de la A-15 y A-68 (Comunidad Autónoma Vasca-Catalunya).

El tiempo dirá si se trata de una nueva finta electoralista del PSN-PSOE, de un intento de descafeinar la actual protesta o, por el contrario, de una rectificación de sus errores pasados. Con sus votos, al estar en minoría UPN, el Parlamento podría iniciar de inmediato el camino hacia la gratuidad de la A-15. El PSN-PSOE tiene la llave, y la responsabilidad. Por sus hechos los conoceréis...

El inmovilismo de UPN

El Gobierno foral, por su parte, está embarcado en una sucia campaña de mentiras contra la protesta, a la que tilda de «electoralista» y «política». ¿Acaso deberíamos acallar nuestra voz porque haya elecciones, cuando llevamos años tras esta reivindicación y los accidentes siguen sucediéndose? ¿Acaso su rechazo de la gratuidad no es «político»?

En los medios de comunicación afines a UPN (casi todos), con Diario de Navarra (DN) como buque insignia, se explica cómo «el Gobierno de Navarra ha confiado en que la rebaja de los peajes provocará un incremento del tráfico en la A-15 y un descenso de la circulación en la carretera N-121» (DN, 6.12.99). Según sus datos, entre 1997 y 1999, una reducción del 63% de los peajes, en el tramo Pamplona-Tafalla de la A-15 ha inducido un aumento de su uso desde 6.380 vehículos día (Bajada tarifas 1997) a 9.791 por día (1999). En la N-121 ha descendido desde 10.135 vehículos día (1997) a 8.961(1999).

Lo que no resaltan es que esa rebaja de peajes, iniciada en 1997 a cambio de prolongar la concesión de explotación de la A-15 y que no es gratuita para el erario público (que cubre los descuentos), no ha resuelto la saturación de la N-121. Según el propio Gobierno, si en 1999 circuló por la A-15 un usuario cada 8,8 segundos (1999), en la N-121 lo hizo uno cada 9,6 segundos. Es más, el trafico de camiones en la N-121 (DN, 16.01.00) volvió a aumentar en 1999 respecto a 1998: de 2.800 por día a más de 3.000 (tramo Beriáin-Carrascal) y de 2.300 por día a más de 2.500 (tramo Carrascal-Tafalla). Supuso, el tráfico de camiones, un 30% del tráfico diario total de la N-121, mientras que fue sólo el 10% del tráfico de la A-15 (918 camiones-día).

Un Informe sobre los accidentes de tráfico en Navarra en 1999 «oportunamente» publicado por DN (3.01.00) decía que, de 113 fallecimientos, el tramo de vial más peligroso fue el que une Castejón con Cortes, donde hubo 17 muertos (N-232). ¡Razón de más para pedir también la liberalización de la A-68!

En todo el recorrido de la N-121, se nos dice, hubo 9 muertos. ¡Al redactor le debió costar no añadir «sólo»! No se trata de entrar en un debate macabro sobre cuál es la carretera más peligrosa, pues el dolor que asola a familiares y vecinos de los fallecidos no hace distingos. Ni tampoco de hacer sólo un cálculo mercantilista, pues los accidentes tienen también un elevado coste económico y social que hay que tener en cuenta. Se trata de adoptar medidas que, sin negar las múltiples causas de los siniestros, reduzcan al máximo los riesgos del tráfico. Entre ellas está indiscutiblemente que una Autopista es mucho más segura que cualquier carretera.

¿Cuánto costaría liberalizar la A-15?

Dice el Gobierno regionalista que «rescatar la A-15», liberalizarla, costaría «mucho». «Mucho», a principios de 1999, eran 100.000 millones de pesetas; en mayo de 1999 (NC24), 77.000 millones; en la reunión con los alcaldes afectados (21.01.00) eran 50.000 millones...

Se niega a la liberalización el mismo Gobierno que ha decidido en 1999 construir la Autovía Pamplona-Estella (8.000 vehículos-día, 35.000 millones, 30 Km.), estudiar hacer otras uniendo Pamplona-Francia (45.000 millones) y Pamplona-Sangüesa en el camino hacia Jaca (sin coste calculado) y pedir al Gobierno central otra entre Guadalajara y Tudela. El mismo Gobierno que llega a estudiar proyectos de Autovía (Pamplona-Tudela y Pamplona-Irurtzun, con coste de 90.000 millones), precisamente en carreteras de gran densidad de tráfico paralelas a la A-15.

Escondiéndose tras unas cambiantes cifras, UPN se niega a que la Cámara de Comptos haga un estudio serio del coste y la viabilidad económica de la liberalización, estudio que la Comisión de Afectados reclamamos convencidos de que nos dará la razón. Es posible, necesario y económicamente factible rescatar la concesión de AUDENASA (empresa pública titular del 50%) y también la de ENAUSA (Patrimonio del Estado, titular público del otro 50%) para hacer gratuito el uso de la A-15. En otras palabras, es una Autopista privada de propiedad pública (¡!) que, aunque costase 50.000 millones rescatar, lo que está por ver, tendría un coste menor por Km. que el de todas las Autovías proyectadas.

Extender la lucha

En la Comisión del día 21 de enero se acordó rechazar la propuesta del Gobierno de UPN de «solucionar» la problemática de la N-121 mediante la construcción de una Variante de Beriáin a El Carrascal, la solución de puntos negros y una nueva reducción del peaje de la A-15 a costa del Erario Público. Seguimos pidiendo el uso gratuito de la A-15 y que se salvaguarden los empleos y derechos de los 113 trabajadores de AUDENASA. Por ello, hemos instado a los Partidos parlamentarios que nos secundan a que se presente, con carácter de urgencia, una proposición de ley sobre la eliminación del peaje y la conversión en Autovía.

Lo que empezó siendo una lucha de los pueblos situados entre Tafalla y Pamplona se ha extendido al conjunto de Navarra. Acaban de crearse otras dos Plataformas de afectados, una en Irurtzun-Sakana (por el tramo de pago de la A-15 entre Pamplona y Irurtzun hasta enlazar con la Autovía de Leizarán) y otra en la Ribera (atravesada también por la A-68). Se trata ahora de coordinar las acciones, con miras a convocar una gran manifestación en Pamplona en febrero.

Finalmente, se eligió una nueva Comisión Permanente que va a encargarse de seguir el trabajo e impulsar las movilizaciones en la calle, que habrán de seguir hasta alcanzar nuestra justa reivindicación.

 

 

El último mes de lucha

- 15 de diciembre de 1999: El Parlamento foral en el debate de Presupuestos rechaza, con los votos de UPN y PSN-PSOE, dos enmiendas que pedían la «gratuidad de la A-15».

- 19 de diciembre: Reunión en Garínoain de alcaldes, concejales y vecinos de las localidades afectadas, que acuerda una campaña de movilizaciones.

- 26 de diciembre: Concentración pacífica de 500 personas en Campanas. La Guardia Civil (GC) carga.

- 28 de diciembre: El presidente Sanz (UPN) critica el corte de la N-121. Dice que el Ejecutivo foral «no tiene competencias para liberalizar el peaje» (lo que no es cierto) y denuncia la «politización» del asunto.

- 2 de enero de 2000: La GC disuelve violentamente una concentración pacífica de cientos de personas en Beriáin, pese a que no intentaron ocupar la calzada. Hay varios heridos y dos detenidos por «desórdenes públicos». En la semana previa, la GC «previno» a Concejales de la zona de que «si se volvía a cortar la calzada, serían detenidos». El Delegado del Gobierno Sr. Ansuátegui, calificó de «dispositivo adecuado» el realizado por la GC.

- 4 de enero: Todos los partidos, salvo UPN, critican la carga de la GC en Beriáin, responsabilizando de la misma a Ansuátegui.

- 9 de enero: unas 3.000 personas se manifiestan en Garínoain y hacen una cadena humana en el arcén de la N-121.

- 11 de enero: Reunión de cargos electos y representantes de la Comisión de afectados con el presidente foral Sanz, a quien sólo apoyan los Alcaldes de UPN de Tafalla (con mayoría municipal en contra); Noáin y Artajona.

- 16 de enero: Multitudinaria manifestación en Tafalla. DN, periódico de la derecha regionalista, habla de 7.000 participantes.