Confederación de la Izquierda Estudiantil
Confederación de la Izquierda Estudiantil

Un gran paso en la unificación del movimiento estudiantil

Hace tiempo que venimos diciendo que el movimiento estudiantil sufre una enorme división y que fruto de ésta y del enorme sectarismo entre las direcciones de las diversas organizaciones era imposible llegar a buen puerto en las movilizaciones así como coordinar las luchas a nivel estatal.

Tal como informábamos en el último número de esta revista, diversas organizaciones habíamos sacado esta misma conclusión desde las últimas luchas de noviembre del 98, por lo que decidimos unificar nuestras fuerzas en todo el Estado con la creación de la Confederación de la Izquierda Estudiantil, cuyo Congreso Constituyente tuvo lugar el pasado mes de diciembre en Madrid.

Esta organización nace con el firme objetivo de defender una enseñanza pública única, totalmente gratuita y de calidad, en la que se reconozcan nuestros derechos democráticos y se muestre capaz de formar personas libres e inteligentes, es decir, la transformación de la enseñanza. Pero nuestras reivindicaciones no son solamente educativas, consideramos que la educación es un eslabón más del sistema capitalista, por eso vemos imprescindible la transformación de la sociedad para lograr una educación al servicio de la mayoría.

Si somos capaces de impulsar estas ideas, de transmitirlas en los centros de estudio, no hemos de dudar que la Confederación supondrá un enorme revulsivo para el movimiento estudiantil, animando a un gran número de estudiantes a implicarse en la lucha. No queremos plantear que la creación de la Confederación sea la panacea, pero sí que en la medida en que se muestre inflexible en la defensa de los derechos de los estudiantes, conseguirá aglutinar a los sectores más conscientes, y de enraizar en los centros de estudio sobre la base de un trabajo serio y consciente, convirtiéndose en el arma de los estudiantes para la defensa de sus intereses.

Hoy el movimiento estudiantil es más poderoso y numeroso que nunca, puesto que jamás han ingresado tantos hijos de trabajadores en la enseñanza como ahora, quede claro que esto no ha sido un regalo de la burguesía y sus gobiernos. Han sido las luchas de trabajadores y estudiantes las que han consolidado unas conquistas hoy en peligro por las enormes agresiones lanzadas por la derecha. Este potencial, más de 6 millones de estudiantes entre secundaria, formación profesional y universidad, sólo será capaz de jugar un papel determinante a condición de que se avance en el grado de organización y coordinación del movimiento.

Hoy es más necesaria que nunca una organización estudiantil combativa, unitaria y estable que aglutine en la lucha y en una propuesta alternativa, a miles de estudiantes de todo el estado. Es por esto por lo que llamamos a todos los estudiantes a participar en la creación de la confederación, sumándose a las federaciones allí donde las haya, creando organizaciones nuevas allí donde no existan o federándose en el caso de organizaciones ya existentes, ya que cuantos más seamos más fuerza tendremos para hacer cumplir nuestro programa.

POR UN SISTEMA DE ENSEÑANZA TOTALMENTE GRATUITO:

- Libros de texto y material lectivo gratuitos.

- Transporte gratuito.

- No al cobro de matrículas ilegales en los institutos públicos.

POR UNA ENSEÑANZA DE CALIDAD:

- Incremento del número de profesores.

- 20 estudiantes por clase en la ESO y 25 en Bachillerato y Ciclos Formativos.

- Por una enseñanza basada en el trabajo y no en pruebas competitivas.

- Repetición y revisión de exámenes con más de un 40% de suspensos.

PARA ELLO ES NECESARIA UNA LEY DE FINANCIACIÓN DE LA ENSEÑANZA PÚBLICA QUE COMPRENDA:

- El gobierno está dedicando un 5% del PIB a la enseñanza. La dedicación del 7% del PIB sólo para la pública, es lo imprescindible para la mejora de la enseñanza.

- Por un sistema de enseñanza público igual para todos. No a las subvenciones y conciertos a la enseñanza privada.

POR UNA UNIVERSIDAD AL SERVICIO DE LA MAYORÍA DE LA SOCIEDAD:

- Incremento drástico de las becas.

- Gratuidad de la universidad.

- Por el libre acceso desde Bachillerato, Ciclos Formativos de grado superior y COU a la universidad. Eliminación de la selectividad y de los numerus clausus.

- No a las multas por 2ª y 3ª matrícula y mantenimiento de tres convocatorias por curso.

- Construcción de 300.000 nuevas plazas.

- El gobierno dedica un 0,9% del PIB a la universidad. Para financiar esta reforma, es necesario imponer una ley de financiación que suponga un 2% del PIB para la universidad pública.