Qué hubiera sido si....

Qué hubiera sido si…

Violeta Blanco
Izquierda Unida/Ezker Batua

Tantos titubeos para unir a la izquierda contra la derecha, tantos tú te retiras yo no me retiro, hacemos o no hacemos actos conjuntos, nos damos la mano y nos abrazamos, yo pido el voto útil a costa de todo, nos juntamos con los intelectuales (que son los que salen en la tele) y ya tenemos la foto de campaña, en unos sitios vamos juntos y en otros separados, yo también reparto migajas a los pensionistas, tú te lamentarás de lo que te sobra y yo te responsabilizo de lo que me falta, …y mientras la derecha se parte de risa, las trabajadoras y los trabajadores no escuchan la defensa de sus intereses, y se quedan en casa, apretándose los puños, y viendo impotentes la sonrisa satisfecha del señor Aznar que aún se seguirá riendo pletóricamente y descorchando champán, practicando recortes sociales, privatizando lo público, manipulando la información, controlando a su antojo a los medios de comunicación, enviando a su tropa de tertulianos para dejar atónitos a los oyentes con tantas mentiras disfrazadas de buenas intenciones con preciosas palabras.

Faltan líderes con carisma en la izquierda (aunque la cuestión no es que se llame fulanito o menganito, porque a saber dónde está el carisma del Sr. Aznar), pero lo que realmente faltan son verdaderos programas de izquierdas sobre la mesa que ilusionen a los que, desde luego, no van a votar porque creen que no obtendrán nada mejor de lo que le ofrece la derecha española. La ilusión por la unidad de la izquierda duró hasta el mismo día que se firmó el acuerdo. No fracasa la unidad de la izquierda, no nos intenten convencer en los medios de comunicación que no merece la pena la unidad de los progresistas frente a la derecha. Lo que fracasa es el discurso poco decidido, las alternativas conservadoras, la poca garra con que se defienden los intereses de los que menos tenemos frente a los que engordan sus bolsillos a costa de los bajos salarios de la juventud, la precariedad, las Etts, la imposibilidad de acceder a una vivienda o estar atado a un crédito toda tu vida.

Qué hubiera sido si el PSOE hubiese recogido con más seriedad la oferta de IU sobre ir en coalición de partidos o agrupación de electores, salir a defender las 35 horas por ley sin reducción salarial, hablar menos de la represión policial y más del diálogo entre todos los partidos para lograr la pacificación en este país, que IU y PSOE que no son partidos nacionalistas (tampoco EB-IU, aunque lo hayan querido vender mientras estuvo en Lizarra) hubiesen abanderado propuestas para acabar con el terrorismo de ETA y el inmovilismo del PP.

Si eso crea ilusión, entonces no hace falta esperar a las próximas elecciones, menos lamentarse y echar la culpa a las personas que no votan y más trabajar día a día. A la ciudadanía no se le convence en quince días, y con el PSOE ya han tenido experiencias desilusionantes de prometer y no cumplir. Es el momento de que la izquierda prometa y actúe, dé soluciones a los que realmente pueden entregarles el voto, no pactar con la derecha que aplica medidas regresivas contra la clase trabajadora y de esa manera no alimentaremos más la ilusión de la derecha, y si la de la izquierda.