Breves

Breves



El gasto social
El gasto en protección social en nuestro país es aproximadamente la mitad de la media de la Unión Europea -un 48,5%, exactamente-, según el primer informe España en Europa, elaborado por la Dirección General de Ordenación Económica de la Seguridad Social con datos de Eurostat, la oficina estadística de la UE. Cada ciudadano recibió, por término medio, 2.624 ecus (unas 440.000 ptas.), frente a 5.407 ecus de promedio en la UE (El País, 21/11/2000). En conceptos como la ayuda familiar, el Estado español destina siete veces menos que la media europea, según un informe de la Fundación La Caixa. En el cuadro superior podemos ver datos comparativos con los más importantes países de Europa.




Nuevo Pacto social
En los medios de comunicación se recogían, a mediados de enero noticias poco alentadoras para los intereses de los trabajadores, respecto a la posibilidad de firmar un nuevo Pacto social que supusiera nuevos retrocesos de nuestros derechos.
En El País, del 15 de enero, se afirmaba: "Fuentes de Trabajo y Economía admiten que para el Gobierno "es muy deseable un pacto social" y que se repita el consenso de 1997. También aseguran que el acuerdo "está bastante encarrilado". Por ello, confían en que se pueda culminar un consenso en las próximas semanas y que se cumpla el calendario fijado por los agentes sociales para concluir en febrero. En esos encuentros entre los agentes sociales con la mediación del Gobierno se han perfilado las líneas generales de la reforma laboral, y más concretamente los límites hasta los que cada parte está dispuesta a llegar.




Despido de 33 días
Los sindicatos empiezan a admitir la generalización de la indemnización por despido de 33 días por año trabajado para los nuevos contratos. La CEOE, a su vez, acepta el introducir salvaguardas a la contratación temporal, con una indemnización a término y el límite para el encadenamiento de contratos (ahora en la práctica inexistente), de forma que no se puedan hacer más de tres a un trabajador.
Junto a ello se prevé impulsar la contratación fija, rebajando un punto su cotización a la Seguridad Social, y frenar la temporal, encareciendo un punto sus cuotas. Otro eje de debate se refiere a una flexibilización del contrato a tiempo parcial, ahora escasamente utilizado.
Donde la patronal se muestra más reacia es a poner límites a la subcontratación, como piden las centrales. Éstas tampoco se muestran proclives a la propuesta de CEOE de crear un contrato para colectivos con especiales dificultades, que contaría con una indemnización por despido de 25 días por año trabajado".