La lucha de los trabajadores de Sintel no se detiene

Sintel

La lucha de los trabajadores de Sintel no se detiene

A los 108 días de instalar su campamento en el madrileño Paseo de la Castellana, los trabajadores de Sintel han conseguido que se abra una mesa de negociación para buscar una salida a la situación de la empresa. Casi había transcurrido un mes desde que el Parlamento, a propuesta de Izquierda Unida y con el apoyo de todos los grupos, exigiera la creación de una mesa de negociación, con la participación del Gobierno.

Valeriano Aragonés, presidente del Comité de Empresa de Sintel-Madrid, nos explicaba cuáles son sus reivindicaciones en esta mesa:

1.- El abono de todos los salarios pendientes, por parte de la empresa.

2.- La retirada de los expedientes de despido.

3.- La elaboración de un plan de futuro para la empresa.

'No aceptaremos una recolocación de cualquier manera', nos explicaba Valeriano, refiriéndose a una recolocación en otras empresas con la pérdida de los derechos adquiridos. Nos advertía que la dirección de la empresa y el Gobierno buscarán la manera de mellar la simpatía de la gente, presentando a los trabajadores como intransigentes.

Las mujeres de Sintel abandonaron su encierro en la Catedral de La Almudena, como gesto de buena voluntad por la convocatoria de la mesa negociadora, pero avisando de que si no había avances sustanciales en dicha mesa, apenas terminara el curso escolar ellas y sus hijos se sumarían a la acampada de sus compañeros.

La plantilla sigue con ánimos, y Valeriano nos comentaba que a pesar de los despidos que suponen los dos últimos expedientes, todos siguen en la acampada.

Apoyo económico en la cuenta bancaria de la
Caja de Madrid 2038.1087.94.6001010242