Movilizaciones contra la LOU

Movilizaciones contra la LOU

Hace falta unidad frente al PP

Hay que contar con la opinión de los estudiantes

Pablo Hijar/Coordinador del Área de Juventud de IU-Aragón y miembro del SEI

La inminente aprobación en el Parlamento de la Ley Orgánica de Universidades –LOU–, como reforma reaccionaria de la actual e insuficiente LRU, necesita de una respuesta contundente. Tan contundente que no debería terminar hasta conseguir la retirada de esta nueva normativa y, con ella, el resto de planes que en materia educativa proyecta el PP.

Como ya se explicaba en un artículo anterior, el Gobierno pretende llevar a término la mayor contra-reforma educativa de la época «democrática». Si unimos la LOU, la futura Ley de «Calidad» para secundaria y la propuesta de reforma de la FP nos enfrentamos a una reforma total del sistema público de enseñanza . Una reforma que pretende una mayor «adecuación de la enseñanza al mercado», es decir, una mayor restricción del derecho a la enseñanza en este país.

Unidad para luchar

El 9 de marzo de 1999, un puñado de organizaciones en el conjunto del Estado, impulsamos una Huelga General en la universidad y en secundaria para decir no al Informe Bricall. Entendíamos que era un anticipo (ofrecido por los rectores que hoy tanto lloriquean por el autoritarismo del gobierno) de las intenciones de la burguesía española - que financiaba dicho informe - respecto a la enseñanza superior. Las movilizaciones quedaron suspendidas por el verano tras la última jornada de protesta del 13 de abril. Quedó claro, pese a los errores de quienes impulsamos las movilizaciones, que miles de estudiantes querían otro sistema educativo al propuesto por el sistema. Hoy ya tenemos concretada la reforma en Ley, en el 99 no nos equivocamos cuando explicábamos las intenciones del capital para la enseñanza.

El Gobierno quiere ir tan deprisa que es posible su aprobación en el Parlamento a partir de finales de octubre o principios de noviembre. Por ello se hace inminente la necesidad de reactivar el movimiento estudiantil e iniciar una gran campaña de movilizaciones capaces de sostenerse en el tiempo. Si algo podemos tener claro en estos años es que no bastará con sacar unos cuantos miles de estudiantes a la calle, y ya está, el Gobierno no cambiará sus planes por esto.

Para el Sindicato de Estudiantes de Izquierdas (SEI) es necesario unificar todos los frentes en uno, que los estudiantes de Enseñanza Secundaria, Formación Profesional y Universidad marchen juntos en todo el Estado. Sólo una movilización masiva y contundente puede ser capaz de lograr enfilar el camino de la victoria. No hay que engañar a nadie, creemos que nuestra lucha contra el Gobierno necesita de la implicación del movimiento obrero y desde luego la mejor manera de conseguir infundir animo a los trabajadores es con una lucha ejemplar.

Preparemos una campaña de movilizaciones

En los últimos meses se suceden las reuniones entre organizaciones estudiantiles de izquierdas de buena parte del Estado, pero es curioso que en ninguna se ha logrado juntar a las principales organizaciones, patético resulta averiguar que el 15 y 16 de septiembre (coincidiendo con la fiesta del PCE) se realizaron hasta tres reuniones distintas para abordar las movilizaciones. Mucho nos tememos que este juego de política de salón es el anticipo de que volverán las actitudes sectarias y burocráticas que de nada sirven frente al Gobierno.

La dirección del Sindicato de Estudiantes - SE - está planteando la necesidad de ir a la Huelga General el 25 de octubre y algunas organizaciones como AEP (Cataluña) o AU (Valladolid) plantean esperar a noviembre. Para nosotros esta discusión es estéril porqué el ritmo lo debería marcar el propio movimiento estudiantil. ¿Cómo podemos discutir una fecha cuando aún no conocemos la opinión de las asambleas sobre si es posible ir hoy hasta la Huelga General? ¿A caso nos «creemos un comité de sabios»?

Está claro que a finales de octubre hay que comenzar las jornadas de protesta, esto lo marca el Gobierno y la posible aprobación de la LOU en breve. Este ritmo además permitiría una segunda oleada de movilizaciones para noviembre en caso de que los estudiantes estén dispuestos a ello. Pero queremos dejar claro que antes de convocar una huelga general en todos los grados (institutos y universidad) es necesario medir el ambiente y permitir la participación del máximo número de estudiantes en las decisiones. En nuestra opinión la actitud de la dirección del SE dando un ultimátum hasta la semana penúltima de septiembre, para contestar a su propuesta de fechas, y si no contestamos dirán que son los únicos que luchan, sólo refuerza el inútil sectarismo que ya existe en otras organizaciones hacia ellos. Nosotros pensamos que el 25 se puede empezar preparando una jornada de lucha, convocando a la huelga donde las asambleas tengan respaldo suficiente. Los pasos a dar después deberán ir a más en noviembre, en eso estamos de acuerdo, pero utilicemos finales de octubre para conocer el estado de ánimo del movimiento. Ni dos pasos por delante ni uno por detrás.

Por ello estamos impulsando, con otras organizaciones, una reunión estatal el 6 de octubre coincidiendo con un encuentro de trabajadores y sindicalistas contra el capitalismo, convocado desde la mesa de derechos sociales y laborales de la Contracumbre de Barcelona 2001. Es por ello que aprovechamos estas líneas para invitar a todas las organizaciones y estudiantes a participar en este encuentro que esperamos sirva para concretar un frente único contra el Partido Popular.