Alicante

Éxito de la movilizaciones contra la guerra

Desde que comenzaron los bombardeos indiscriminados sobre Afganistán, las muestra de rechazo a esta guerra imperialista en el Estado español han sido numerosas y masivas. Manifestaciones en todas las ciudades, sentadas en las Universidades, charlas públicas o mesas informativas han contado con una gran acogida entre la población, como demuestran las siempre manipuladas encuestas que, a pesar del consabido bombardeo mediático, reflejan un rechazo de los españoles a esta intervención militar.

Alicante no ha sido una excepción, y así, desde el día siguiente al comienzo de los bombardeos, la Plataforma Antimilitarista de Alicante-MRG, que agrupa a una treintena de colectivos, ha organizado una campaña de denuncia de las consecuencias que esta guerra tiene tanto para el pueblo afgano como para los trabajadores y la población española que viene sufriendo las consecuencias del recorte de derechos democráticos que se ha producido desde el 11 de septiembre. Se han montado mesas informativas, charlas en institutos y la Universidad a las que asistieron más de 100 personas de media y concentraciones que se siguen realizando todos los jueves, que sirvieron para preparar la manifestación del sábado 10 de noviembre que congregó, a pesar del mal tiempo, a unas 5.000 personas, en su mayoría jóvenes que, en medio de un ambiente festivo, mostraron su rechazo a la barbarie, condenando tanto el atentado del 11 de septiembre como la respuesta bélica desencadenada por EEUU y sus aliados, y en la que se corearon consignas contra el Gobierno de Aznar, el capitalismo y a favor de la paz. La manifestación concluyó con la quema de un helicóptero como acto simbólico del rechazo a la guerra. De esta forma se demostró que a pesar del intento de acallar todas las voces críticas con el sistema, éstas encontrarán siempre la forma de hacerse oír.