Sevilla

Sevilla

La Universidad se mueve

Los alumnos constituyen un Comité General de Huelga

Sergio Sánchez - Universidad Hispalense

Tras las luchas contra la subida de Tasas del curso 92/93 la Universidad parecía haber caído en un largo periodo de pasividad. En realidad reflejaba la situación que se daba en la sociedad. Pero, ¡Pobre Ministra, que no sabe por qué se movilizan los estudiantes (El País, 26/10/2001)! En Sevilla, como en el resto del Estado, la gran mayoría de los estudiantes, profesores y PAS sí saben el por qué, y por eso se han movido los días 23 y 25 de octubre, y 7 y 14 de noviembre. Veamos cómo lo han hecho.

23 y 25 de octubre

El CADUS, Consejo de Alumnos De la Universidad de Sevilla, convocó, a prisa y corriendo, y para no coincidir con las movilizaciones del día 25, convocadas por el Sindicato de Estudiantes, una jornada de Huelga en Universidad. La manifestación, la más grande desde las luchas contra las Tasas, llegó a agrupar a no menos de 10.000 estudiantes, y llegó hasta la Delegación del Gobierno. El ambiente era muy combativo, aunque no muy politizado, debido a que hay sectores que no están interesados en que se hable de política entre los estudiantes. Cada facultad llevaba pancartas propias.

Aunque el CADUS es la organización tradicional de los estudiantes en la Hispalense, cabe decir que este organismo institucional ha fallado en sobradas ocasiones, mostrándose inoperante e incapaz durante este tipo de luchas. En ocasiones ha supuesto un freno al movimiento estudiantil, evitando la lucha, boicoteando asambleas, etc. De hecho, la razón por la que la convocatoria de lucha fue el 23 fue que «el día 25 es del SE y no queremos que coincida». Menuda forma de unificar la lucha. Al menos se empieza a discutir de la Ley en las asambleas, y de seguir la lucha.

El día 25 le tocó el turno a las Enseñanzas Medias, convocados por el Sindicato de Estudiantes. Alrededor de 6.000 estudiantes, entre los que habían varios cientos de universitarios, llegados fundamentalmente de Biología y Universidad Pablo de Olavide, se sumaron más adelante a los trabajadores de la enseñanza, convocados por CCOO, que reunió a unos 1.000 profesores, en total unos 7.500. Al comienzo de la manifestación se coincidió con una concentración de trabajadores de TUSSAM, la empresa municipal de transportes, que se concentraron para luchar contra el despido de 34 trabajadores y la reducción 22 servicios. Los estudiantes de EEMM están en lucha contra la Ley de Calidad de la Enseñanza y contra la misma LOU. La LCE prevé la creación de itinerarios para orientar a los alumnos hacia la Universidad, la FP o al mercado laboral, dependiendo de los resultados académicos y de cuestiones pedagógicas. Es decir, separa a los alumnos entre «listos y no-listos». La Ley de FP va por los mismos senderos, o sea, prácticas peor pagadas, supresión de oferta pública...

Tras estas movilizaciones, la señora Ministra, Pilar del Castillo, aseguraba desconocer los motivos por los que los estudiantes se movilizan. La respuesta la encontrará en las pancartas que se han visto hasta hoy en las manifestaciones.

7 de noviembre

La Universidad retoma su turno, y junto con las EEMM y la FP se moviliza el día 7 de noviembre, coincidiendo en la manifestación con las convocatorias de los Sindicatos de profesores de CCOO y de UGT. CGT y otros sindicatos secundan los llamamientos. Las Asambleas de alumnos empiezan a notar un grado de participación casi olvidado desde las luchas contra las Tasas del curso 92/93. Empiezan a aparecer Comités de Huelga en varias facultades, como Pedagogía, Biología y otras. Además, los profesores en Ciencias Económicas y otras escuelas, como Aparejadores, llevan ya varios días en Paro Académico. El día 7 no menos de 15.000 estudiantes y profesores se manifestaron en Sevilla, aunque en algunos sectores se asegura la participación en la manifestación sevillana de unas 25.000 personas. Los datos de Madrid hablan de unos 40.000 manifestantes, quizás algunos miles más. En esta convocatoria el Consejo de Alumnos de la Universidad de Sevilla decidió no convocar, aunque viendo que las Asambleas estaban aceptando la convocatoria, no tuvo más remedio que informar y sumarse, aunque sin convocar, porque argumentaban que era una convocatoria «politizada» de CCOO y UGT.

A partir de esta convocatoria ha ido tomando cuerpo un Comité General de Huelga, encargado de coordinar las decisiones y propuestas de las Asambleas de alumnos de cada facultad que participe en él, y de llevar las propuestas, decisiones de otras asambleas, información sobre actos, movilizaciones y otras cuestiones que se estén dando en otros centros, a los distintos centros para que se discuta y se trabaje de forma conjunta. Como tarea fundamental está la propagación de la creación de Comités de Huelga en cada centro, aumentar los ya existentes y coordinar la respuesta estudiantil en Sevilla mediante la creación de CH allá donde sea posible. Y el resultado de este trabajo han sido las manifestaciones de Sevilla del día 14, convocada en su día por una serie de organizaciones de todo el Estado, pero desarrollada en Sevilla por las Asambleas de Facultades con la colaboración del CADUS, si bien éste había desconvocado en un principio, y viendo de nuevo como las asambleas decidían otra cosa de nuevo rectificaban.

14 de noviembre

El trabajo desarrollado por las asambleas y coordinado desde el Comité General de Huelga dio como resultado que las Asambleas de facultades convocasen para el día 14 la Manifestación más grande de estudiantes de Sevilla desde más allá de las movilizaciones contra la Guerra del Golfo. Alrededor de 30.000 estudiantes y profesores según algunos datos, y unos 40.000 según los propios estudiantes, se manifestaron el día 14. Ha sido el último paso de una serie de actuaciones que se vienen llevando a cabo en la Universidad. Paros académicos en Asambleas permanentes, cortes de carreteras en las principales autovías, charlas y actos diversos durante los más de cuatro encierros, actividades de todo tipo para animar a los «encerrados»... En el campus de ciencias unos 120 estudiantes acamparon en la calle, a tres grados de temperatura. Unos ciento cincuenta en Ramón y Cajal y otros tantos en Fábrica de Tabacos y Ciencias de la Información.

Ya no cabe decir que los estudiantes no se conocen la Ley, que no se sabe el por qué de manifestaciones tan multitudinarias, que son cuatro los que acuden a las convocatorias o que están manipulados por partidos, sindicatos o demás. Los estudiantes sevillanos están planteando su propia alternativa de Universidad y Educación pública, y no aceptan una Universidad al servicio de los empresarios, elitizada, privatizada. En la manifestación del día 14, aunque algunos sectores se desmarcaron de estas consignas, la más oída fue: «Esto nos pasa por un gobierno facha».

Algunas conclusiones

Pues a la vista de lo expuesto, la primera conclusión es que la Ministra, Pilar del Castillo, sí sabe por qué se moviliza la Universidad, y, además, lo sabe muy bien. La segunda es que, demostrando ese despecho hacia los estudiantes, aunque Pilar del Castillo no sea hija del «Caudillo», como se canta en las manifestaciones, si que sigue una política encaminada a conseguir que la Universidad sea lo que fue en tiempos del recordado: un privilegio para una élite social, los que tienen medios. Otra conclusión es que, al menos en Sevilla, algunos sectores importantes de entre los estudiantes universitarios están sacando conclusiones políticas, y que eso puede suponer un cambio en la situación social.

Además, la creación de comités de huelga en las facultades es una forma de organización directa: las asambleas deciden, los comités ejecutan. El Comité General coordina las tareas de todas las facultades. Conclusión, la lucha está lejos de cesar con la LOU, más bien tiene toda la pinta de aspirar a algo más: una Universidad Pública, de calidad, democrática, participativa y libre de empresas, al servicio de la sociedad. Pero esta propuesta de Universidad poco tiene que ver, entonces, con la sociedad en que vivimos... Veremos en las próximas semanas a dónde nos llevan estas luchas.

La Web del CGH: (Por lo menos mientras dure la lucha) www.sevillantilou.es.vg