Es necesario unificar la lucha

Es necesario unificar la lucha

Hay que convocar una huelga general de toda la Enseñanza

Salvador Lou/Sindicato de Estudiantes de Izquierdas-Zaragoza

Tras el éxito de la huelga de medias el 25 de Octubre y la Huelga de toda la Comunidad Universitaria y los estudiantes de institutos el pasado 7 de noviembre, toca seguir dando pasos adelante en la lucha contra la Reforma Educativa del Partido Popular. En Zaragoza 2.000 estudiantes en las calles en la primera fecha y 5.000 manifestantes en la segunda, demuestra que el movimiento de rechazo a la política educativa de la derecha está creciendo y extendiéndose.

El 14 de noviembre fue otra fecha en la que los estudiantes de todo el Estado dejamos claro al gobierno que tenemos intención de no detener la lucha hasta conseguir nuestras reivindicaciones. En Zaragoza estudiantes, profesores y PAS paramos ese día la Universidad Pública con una concentración a las 12:00. En otros puntos del Estado los estudiantes decidieron hacer una jornada de Huelga General que volvió a dejar vacías las aulas y a llenar las manifestaciones, con cifras que superaban con creces a las manifestaciones del 7-N: 100.000 en Madrid y Barcelona (aquí el día 13), 40.000 en Sevilla, 30.000 en Santiago, 20.000 en Valencia, 14.000 en Valladolid, 12.000 en Salamanca 10.000 en Coruña y Vigo...  Todas estas cifras, en un ambiente desconocido desde hace años, con encierros, huelgas indefinidas y otros actos de protesta por todo el Estado, hay que destacar la lucha de profesores y estudiantes de Santiago de Compostela y  Sevilla, donde se han creado órganos de lucha dirigidos por los estudiantes (Comité General de Huelga de Sevilla).

Es necesario unificar todas estas luchas en otra convocatoria estatal de huelga. Así que el próximo 28 de Noviembre tratará de mostrar al Ministerio que los estudiantes de todo el Estado estamos unidos en la misma batalla.

En Zaragoza el Sindicato de Estudiantes de Izquierdas (SEI) va a comenzar un proceso de asambleas en institutos y Facultades con el objetivo de que sean los estudiantes los que comiencen a formar órganos de lucha, para articular ésta de una forma democrática y eficaz. Es necesaria la participación de los estudiantes en las asambleas y en los Comités de Huelga de centros.

Así mismo el 1 de diciembre hay una marcha a Madrid convocada por los sindicatos de trabajadores, en la que volveremos a participar toda la Comunidad Universitaria y los estudiantes de todos los grados.

Por parte de las direcciones sindicales de CCOO y UGT, se está tratando de frenar el movimiento, como demuestra su negativa a convocar al PAS y a los profesores a otra huelga. Sin embargo algunas federaciones de estos sindicatos se están desmarcando de la línea estatal, esperamos que UGT-Aragón y CCOO-Aragón hagan lo mismo y que el 28 de noviembre toda la Comunidad Universitaria de Aragón vuelva a cerrar la Universidad Pública. Para que el movimiento consiga sus metas es fundamental el cambio de actitud de las direcciones sindicales, se debe extender la lucha a todos los sectores de la Comunidad Educativa, no sólo a la universitaria sino también a la de medias y a la de FP, y comenzar las luchas contra la Ley de Calidad y la Ley de FP, la unificación de la lucha bajo la consigna No a la Reforma Educativa del PP, y no sólo bajo el rechazo a la LOU.

Por parte de las organizaciones estudiantiles el SEI tratará llegar a un acuerdo de Unidad de Acción con EDU, ADEA y Unibersidá, algo imprescindible para crear un bloque fuerte de oposición a la política educativa del PP.

La única repuesta por parte del Ministerio ha sido la descalificación de las movilizaciones y, la represión de las mismas, como ha ocurrido en Madrid, Santiago, La Palma... y también aquí en Zaragoza, con la entrada de la policía en el campus de San Francisco el pasado 7-N para cargar contra un piquete. Pedimos la dimisión de Pilar del Castillo, Ministra de Educación, como principal impulsora del mayor ataque contra la Educación Pública de los últimos años, y también la de Víctor Poblador, responsable de seguridad de la Universidad de Zaragoza, por permitir la entrada de los antidisturbios en la Universidad sin el permiso del rectorado. 

El movimiento estudiantil, como lo demostró en las luchas del 86-87, tiene capacidad para servir de ejemplo al resto de la clase trabajadora, con lo que podemos contribuir a desatar un proceso de luchas en nuestro país que acabe por echar abajo al gobierno del PP y poner un gobierno de izquierdas, obligado a asumir las reivindicaciones de las luchas. Ésta es la única salida posible para frenar la degradación de la Educación Pública, pues bajo este gobierno de la derecha no existen posibilidades de llegar a un acuerdo entre el movimiento y sus postulados reaccionarios.

De esta manera emplazamos a todos los estudiantes a participar en las Asambleas, los órganos de lucha que se creen, a secundar la huelga y manifestación el próximo 28-N y a acudir a Madrid el sábado 1 de Diciembre, para conseguir desatar un proceso de movilizaciones a todas las escalas que echen abajo esta Contrareforma Educativa, al gobierno que la propone y con él a todas sus agresiones contra los trabajadores y la juventud que ha impuesto desde su rodillo absolutista.