Acampada Anti-LOU en Sevilla:  Más de un mes a la puerta del Ayuntamiento

Acampada Anti-LOU en Sevilla:  Más de un mes a la puerta del Ayuntamiento

La LOU es parte del proceso de privatización de los servicios

Sergio Sánchez de IU-Sur (Sevilla)

Los Estudiantes de la acampada llevan recogidas más de 3.000 firmas de apoyo a sus reivindicaciones, lo que demuestra el apoyo social que tienen estas luchas, además de encuentros con los mineros de Aznalcóllar, charlas sobre la LOU, conciertos en directo de cantautores, recitales de poesía, talleres y clases particulares para estudiantes de secundaria… Pero sobre todo intentar echar atrás la LOU. Desde el día 19 de diciembre, más de cien estudiantes empezaron, la acampada contra la LOU pretende ganar el pulso al Gobierno. A día de hoy la acampada cumple un mes, y los alumnos lo celebran siguiendo con sus tareas y su trabajo diario. Eso sí, el grupo de rock Reincidentes dio un concierto gratuito de apoyo en las mismas puertas del Ayuntamiento.

El primer día fue el más duro, pues la llegada de una «orden de desalojo» cogió a todos por sorpresa. Entre unos que no querían dar la cara y otros que no querían quedar en evidencia, la acampada siguió, y hasta el momento se ha contactado con los mineros, a los que se les ofrece el ánimo y apoyo necesarios, la empresa de transportes, TUSSAM, presta su cuarto de inodoro para que los estudiantes tengan donde hacer sus necesidades, el Alcalde de Zufre, un pueblo de Huelva, envió una carta de apoyo… Y los sevillanos que pasan por las mesas informativas preguntan sobre la LOU, discuten, apoyan.

La comida corre a cargo de quienes aportan su granito de arena, que, dicho sea de paso, son en su mayoría trabajadores que se solidarizan cuando tienen un rato para pasear por el centro y se encuentran con la estampa de Navidad.

Al llegar la noche, y tras la comida, megáfono en mano, se llama para la asamblea, en la que se discute sobre organización y valoración del día. A veces los debates son más tensos, como el que tuvo lugar acerca de las pancartas que se podían poner. Desde el primer día la mayoría de los estudiantes entienden la LOU, no como una Ley aislada, un «caprichito» del PP, sino como un conjunto de medidas que se están llevando a cabo en toda Europa, y que tiene como objetivo la privatización de los servicios públicos. Por ello hay consignas contra el neoliberalismo y la globalización capitalista, y por ello hay reuniones con APAS, asociaciones, Claustro, mineros y trabajadores, etc.

Ahora que la Ley se ha aprobado tienen una alternativa, desobediencia civil a la Ley, consistente, en primer lugar, en no disolver el claustro, segundo, no elaborar estatutos nuevos, tercero, no convocar elecciones al claustro. De momento el Rector de la Hispalense, que recibió numerosas críticas por su apoyo a los estudiantes, se decanta por aceptar la LOU, e intentar «tomar medidas para que los puntos negativos afecten lo menos posible» (Diario de Sevilla, 16/01/02). Ya avisaban amplios sectores de estudiantes que los rectores se movilizaban porque perdían sus poderes y se reforzaban aquellos rectores que contasen con una «mejor imagen» entre los departamentos, no por ser una Ley para empresarios y para privatizar la universidad.

Es menester decir que el grupo municipal de IU del ayuntamiento Hispalense ha sido el único que se ha solidarizado con los estudiantes y que le está prestando apoyo material, sin que el PSOE se haya interesado en lo más mínimo por los acampados. Chaves anunció que no recurrirá en el Tribunal Constitucional la LOU. Pero eso sí, en Madrid el PSOE se hizo la foto con los estudiantes.