Acuerdo sobre las pensiones de los diputados de la Comunidad de Madrid

Acuerdo sobre las pensiones de los diputados de la Comunidad de Madrid

El Parlamento de la Comunidad de Madrid aprobó la concesión a los diputados que lo soliciten y que hayan sido miembros de esta institución por dos legislaturas, no necesariamente completas, el complementar su pensión de jubilación hasta alcanzar el máximo legal establecido, cercano a los 2.000 euros mensuales. A continuación, recogemos una resolución del Consejo político del madrileño distrito de Latina, oponiéndose por unanimidad a dicho acuerdo, que fue remitida a la dirección regional apenas se supo la existencia de dicho acuerdo. Posteriormente, otras asambleas han remitido su protesta por un acuerdo que ha indignado a la inmensa mayoría de los afiliados de IU-CM. El nuevo Coordinador de IU-CM, Fausto Fernández, ha manifestado su oposición a dicho acuerdo y se ha entrevistado con el Grupo Parlamentario para resolver el entuerto. Esperemos que las palabras se conviertan en una ruptura pública del grupo parlamentario de IU, liderado por Ángel Pérez, con dicho acuerdo.

A la atención de la Ejecutiva de IU-CM y del grupo parlamentario de IU-CM en la Comunidad de Madrid.

Del Consejo Político de IU-Latina

Estimados compañeros:

Hemos sabido por los medios de comunicación, al parecer el cauce habitual por el que nuestra dirección informa a los militantes, que nuestro grupo en el Parlamento de la Comunidad de Madrid respaldó un acuerdo de todos los partidos de la Cámara para que, con cargo a los presupuestos de la Asamblea, se complementen las pensiones de los diputados hasta alcanzar la pensión máxima, en el caso de que sus cotizaciones normales no les derecho a ella, con el único requisito de haber ocupado un escaño en dos legislaturas.

Es bochornoso que nuestros representantes tomen parte en un acuerdo de estas características,  aprobado con nocturnidad y alevosía, cuando la mayoría de los pensionistas perciben mensualidades inferiores a un ya raquítico SMI y, también, la mayoría de los trabajadores, con las leyes vigentes, nunca van a poder percibir pensiones ni remotamente cercanas a las que los diputados acaban de asegurarse. No entendemos qué queréis que le digamos a la gente cuando nos exijan responsabilidades por hacernos partícipes de una injusticia tan descarada y vergonzosa. Si hay algo que caracteriza a esta sociedad es la aceptación de la desigualdad social como algo lógico e inevitable, y se nos dice que rechazarla es propio de ideas izquierdistas y trasnochadas. ¿Qué ejemplo estamos dando al coger a la chitacallando el dinero que nos dan, en lugar de denunciarlo? ¿Cómo se puede afirmar que nosotros somos diferentes del resto si actuamos así?

Cuando en el Ayuntamiento de Madrid se acordó la subida de los salarios de los concejales, algo a lo que también nos opusimos, se nos decía que eso serviría para que la organización aliviase su maltrecha situación económica con las aportaciones de nuestros representantes. Pero en esta ocasión no creo que nadie esté pensando en las cuotas que nuestros futuros compañeros parlamentarios podrán aportar cuando se jubilen.

Exigimos a nuestra dirección y al grupo parlamentario que dé marcha atrás inmediatamente, denunciando el acuerdo y retractándose públicamente, además del compromiso de no reclamar el pago de ese complemento. También solicitamos que se presente una propuesta en la Asamblea para que el gobierno autonómico inicie los trámites necesarios para que se lleven las siguientes propuestas al Parlamento estatal: que se establezca un salario mínimo interprofesional no inferior al 60% del salario medio, tal como estipula la Carta Social Europea. En consonancia, que ninguna pensión sea inferior a dicho SMI. Por último, que la cobertura por desempleo se amplíe al total de los parados y por una cuantía tampoco inferior a dicho SMI, con la idea de que el Estado garantice un empleo o un subsidio de desempleo mientras eso no sea posible. Todo el mundo tiene derecho a una existencia digna, ahora y cuando se jubile.

Esperando vuestra respuesta

Jordi Escuer

Coordinador de Izquierda Unida-Latina