100

100.000 trabajadores se manifestaron en Barcelona el 14 de marzo

Europa somos todos - Es necesaria una gran movilización a nivel europeo creando una organización sindical europea, que verdaderamente coordine y organice luchas unitarias.

Ricardo Jimeno
CCOO Navarra

Con estas consignas, los sindicatos europeos, se manifiestaron en Barcelona, el 14 de marzo. Estas manifestaciones sindicales, con la participación de los sindicatos de los países de la Unión Europea, se están haciendo una costumbre, coincidiendo con las reuniones de los Primeros Ministros de la Unión.

Los objetivos de las manifestaciones, son recordar a los Gobiernos que además de la Europa del Euro y el capital financiero, debería haber una Europa de los Trabajadores, y de los Pueblos, donde se generalizasen los derechos laborales y salariales en todos los países. También el hecho de realizar movilizaciones (aunque sean solo manifestaciones conjuntas) los sindicatos de los distintos países europeos, todos juntos supone un signo de superar las fronteras nacionales en el terreno de la lucha de clases.

Pero estos pasos hacia una coordinación sindical, son muy modestos y retrasados respecto a la coordinación impresionante que el capital tiene a nivel mundial, tanto en las multinacionales como entre los gobiernos de las grandes potencias económicas.

Si queremos enfrentarnos a problemas como la deslocalización de las factorías, cerrando las que tienen mejores salarios, para trasladarlas a zonas con menos derechos y menos remuneración. Si queremos frenar el recorte de derechos laborales que se está realizando en todos los países europeos, bajo el modelo americano, con la eliminación de las coberturas universales de desempleo, o de sanidad, o de pensiones, potenciando coberturas privadas financiadas por el propio trabajador. Si queremos frenar las políticas económicas de los gobiernos de la Unión Europea, de limitación del gasto público, mientras se reducen los impuestos a empresas y grandes fortunas. Si queremos defender las conquistas sociales, obtenidas en Europa tras el fin de la II Guerra Mundial.

Es necesaria una gran movilización a nivel Europeo, superando las viejas diferencias nacionales, coordinando a las factorías multinacionales sin distinción de en que país están y creando una organización sindical europea, que verdaderamente coordine y organice luchas unitarias. Hoy más que nunca la vieja-nueva idea de «proletarios del mundo unios», es la única salida que tenemos los trabajadores de Europa y de todo el mundo, para luchar contra los efectos negativos de la Globalización.

Si Barclena, lo mismo que antes Oporto, o tantas otras manifestaciones ya realizadas, se quedan exclusivamente en una expresión más o menos coloristas de protesta. Las casas no cambiarán, pero si suponen esfuerzos cada vez más sólidos de movilizaciones unitarias y expresión de capacidad de lucha del mundo sindical o obrero de Europa, habremos comenzado a recorrer en camino correcto, para un movimiento obrero internacional.