Los trabajadores municipales de Zaragoza contra la privatización del agua

Los trabajadores municipales de Zaragoza contra la privatización del agua

No al PHN, no al mercadeo del agua

Pablo Hijar
Área de Juventud de IU-Aragón

Los trabajadores del Ayuntamiento de Zaragoza están demostrando quién es quién en la cuestión hidráulica. Sin duda, el PHN es mucho más que un trasvase. Y uno de los pilares fundamentales de dicho plan es convertir un recurso esencial –el agua– en una mercancía más del mercado. La privatización de Vialidad y Aguas que pretende el PP, con el excelentísimo Alcalde a la cabeza, supondrá que a partir de ahora el agua pasará de ser un derecho a un simple servicio. El PP quiere privatizar todo –la traída y recogida de aguas, la depuración, la ejecución y proyecto de obra, el cobro de recibos, la aplicación de sanciones... Al final más de 360 puestos de trabajo público serían amortizados, unido a la pérdida considerable de la calidad del empleo.

El PP propone crear una sociedad mixta para gestionar Vialidad y Aguas, 51% de la administración y 49% empresarial. Que nadie crea que esto significa que manda el Ayuntamiento democráticamente elegido: cualquier decisión importante del servicio necesitará del apoyo de 2/3 del accionariado. Así, será imposible cualquier medida contraria a los beneficios e intereses de los capitalistas que inviertan en la privatización.

Una ganga para la minoría y un robo para el resto. Y quien lea estas líneas recuerde que de aprobarse el plan del PP muchos ciudadanos con bajos recursos pueden quedarse sin acceso al agua. En cualquier momento, la empresa adjudicataria, se podrá negar a dar servicio a quienes estén en situación de impago. Ahora esto no ocurre.

La movilización sí sirve

Las movilizaciones que comenzaron el 19 con el encierro en el Ayuntamiento de los trabajadores del propio servicio de Vialidad y Aguas, arropados por cientos de compañeros del resto del Ayuntamiento, ha sido un enorme éxito. Comenzaron con un encierro en el que participaron 300 personas; al día siguiente tomaron la Plaza del Pilar con vehículos municipales adornados con carteles de se vende y realizaron una asamblea con una asistencia masiva en el hall (unos 1.000 trabajadores). El colmo que hizo perder la paciencia de muchos trabajadores fue la posición cobarde del PAR qué evidentemente es partidario de la iniciativa privada y se abstuvo para que saliera aprobada la privatización. Cuando 500 trabajadores entraron en el pleno (el 20 de marzo) para dejar claro el robo a mano armada que preparaba el PP, de nada sirvió la actitud franquista de Atares de meter por la puerta de atrás a concejales del PP de otros pequeños municipios. Era tal el ambiente, las consignas y el cabreo que Labena –portavoz del PAR– se atragantaba al intentar dar explicaciones.

El ridículo del PAR

A nadie nos extraña la actitud del PAR, es más, si tuvieran más coraje deberían haber votado a favor del Plan en lugar de abstenerse. Los intereses clientelares y económicos de la derecha regional así lo aconsejarían. Los trabajadores municipales no perdonaron que el PAR, que dice ser abanderado de la lucha contra del PHN, aprobara un plan de privatización contemplado como una fase más del PHN y la Ley de Aguas. El PAR sólo defiende los intereses de los grupos empresariales que lo sostienen, no está por un uso racional del agua y no está por el agua como recurso universal. Ha quedado demostrado que su aragonesismo se borra cuando se trata de desmantelar un servicio público o se toca su cuenta de dividendos.

Aún tuvieron la cara de decir que el PP les había engañado y que no sabían que existía un conflicto sindical. El PAR cree que cuando degradas las condiciones de trabajo y de vida a las personas, cuando privatizas sus servicios, te dan las gracias y palmaditas en la espalda. Lo que le pasó a Labena y compañía fue que no esperaban una respuesta tan contundente. Como mucho esperaban algún cartel en el Pleno y alguna rueda de prensa.

Ahora dicen que mientras no exista acuerdo entre sindicatos y Ayuntamiento ellos no apoyarán la privatización (pero es obvio que ellos están a favor). Quieren ganar tiempo. Saben que Belloch necesita sentir la presión de UGT para votar en contra, y que no es contrario en principio a privatizar el agua. Por ello les interesa abrir un proceso de negociación para dulcificar la medida. Pero de seguir así las cosas dudamos que el Grupo Municipal del PSOE se atreva a confrontarse con sus propios votantes, simpatizantes y afiliados.

«Agitación e izquierdismo»

El patético Alcalde de nuestra ciudad ha culpado a la agitación izquierdista de lo sucedido. Está llamando tontos a cientos de trabajadores comprometidos, con el viejo cuento de que una minoría izquierdista los manipula. Pero podemos afirmar que en esta ocasión (como en casi todas, los trabajadores van por delante de sus estructuras sindicales y políticas. Atares no parece entender que la gente de a pie tenemos derecho a defender nuestros puestos de trabajo y los servicios públicos. Los trabajadores municipales no son una excepción.

No a la privatización del agua

Fue todo un éxito porque logramos visualizar nuestro rechazo a la privatización y trasladarlo a la sociedad, resumió Joaquín Merchán, de CC.OO. Eso es exactamente lo importante. Como decíamos, los trabajadores municipales han demostrado que el PHN no es una cuestión regional. Ha quedado claro que detrás del PHN y la privatización del agua sólo están los intereses de las grandes fortunas y que pese a los forcejeos de sus representantes (PP, PAR, CiU...) por repartirse el pastel, al final están de acuerdo en lo fundamental: seguir aumentando las diferencias sociales a costa incluso de recursos esenciales.

Cuando los jóvenes de IU insistíamos hace un año y medio en la necesidad de una alternativa de izquierdas al PHN, muchos decían que era necesario un frente aragonés. ¿Pero aparte del trasvase, que separa la política hidráulica del PAR o la del PP? Pese a lo sano de plantear la unidad para luchar, no debemos olvidar que los intereses de los trabajadores y la mayoría de la sociedad de Aragón tienen menos que ver con los intereses de los caciques y grandes empresarios de aquí, que con los intereses de los trabajadores de las cuencas receptoras de agua.

Claro que necesitamos un frente único a la hora de luchar contra el PHN y todo el conjunto de agresiones sociales del Gobierno, pero un frente de izquierda que represente a la mayoría de la sociedad. Los mismos empresarios, caciques y políticos derechistas que compartían ayer las pancartas de Aragón, agua y futuro son hoy quienes nos intentan arrebatar el acceso al agua como derecho universal. Algunos medios de comunicación que nos alentaron a salir en la primera manifestación anti-trasvase, ahora intentaban que pasara desapercibido que se privatiza un servicio que afecta a más de 600.000 personas.

Ahora tu participación es esencial, como el agua que sale de tu grifo

Las organizaciones que forman la recién constituida Plataforma contra la privatización del agua (UGT, CC.OO., CGT, SIAR y CSIF, la Federación de Barrios, COAGRET, Torrerramona, Ecologistas en Acción, Plataforma en Defensa del Ebro, Plataforma Rural, CHA e IU) hemos acordado convocar una manifestación ciudadana para el próximo 14 de abril e iniciar una recogida de firmas. Queremos dejar claro que éste no es un problema particular de nadie, y que no queremos que una empresa privada planifique y mercadee con nuestros derechos esenciales.

Si a esto unimos la propuesta de huelga que ya suena de manera afirmativa entre los trabajadores y algunos sindicatos municipales, y que sea dicho de paso es necesaria y justa, creemos que podemos asistir a la primera derrota real del PHN.

Última hora

Los trabajadores municipales han conseguido ya ganar la primera batalla. Atarés, Alcalde de la derecha, no ha tenido más remedio que plantear una moratoria de tres meses. El miedo que supone una movilización de la segunda plantilla más numerosa de Zaragoza después de OPEL, y encima para defender el empleo público y luchar contra la privatización del agua en Zaragoza… Los trabajadores han demostrado que extender la movilización ha sido el mejor camino posible, enseguida miles de personas comprendimos que la privatización del agua es un paso más del PHN. Jugar con eso hoy, y con un ambiente explosivo, en un colectivo tan grande de trabajadores, es jugar con fuego. El PP lo sabe e intenta como puede dar salida, aunque sin renunciar de momento a su proyecto.  Si la votación se hiciese hoy, el PAR no se atrevería a abstenerse para que saliera el plan de privatización. Si se continúa adelante con la movilización, con la concentración del 14 y la recogida de firmas, el PP comenzará a retroceder de manera definitiva.

La posición de los trabajadores municipales y sus sindicatos es clara: la movilización seguirá hasta que se revoquen las decisiones tomadas en el pleno del día 20. Aunque están dispuestos a debatir, dejan claro que esto depende de la retirada de la decisión de privatización.