Crisis en el Gobierno de Aragón

Crisis en el Gobierno de Aragón

IU discute su salida del pacto

En octubre de 2001 el Consejo Político Regional de IU de Aragón faculta a la dirección para entablar negociaciones con el PAR y el PSOE para dar un posible apoyo al Gobierno autonómico de ambos partidos. Se aprueba negociar, nada más. Sin embargo, los principales dirigentes de IU Aragón, Lacasa y Lavilla (único diputado autonómico de IU y Coordinador de IU-Aragón, respectivamente), llegan a un acuerdo de legislatura que sólo es ratificado por el Consejo Político de Aragón una vez que está firmado y lanzado a los cuatro vientos. Se plantea como un hecho consumado y consiguen que sea ratificado. La única oposición inicial viene del sector que colabora con Nuevo Claridad (Izquierda Marxista). En un primer momento se hurtó totalmente el debate en la base.

En mayo se saca el manifiesto en contra de mantener ese pacto (que publicamos a continuación) y además de aprobarse en la Asamblea local de Caspe, se aprueba en las Asambleas de los principales territorios (distritos) de Zaragoza (Delicias, Margen Izquierda, San José…).

El detonante fue la aprobación por parte del Gobierno regional de un decreto por el que se generalizaban los acuerdos para financiar con dinero público la enseñanza infantil privada para lo que se destinaban 11,7 millones de euros. Sindicatos de estudiantes y profesores, así como las Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos, agrupados en la Plataforma de Defensa de la Enseñanza Pública, comenzaron las protestas y movilizaciones con una gran manifestación el 29 de abril, que reunió a más de 10.000 personas en Zaragoza. El 29 de mayo la comunidad educativa pública secundó masivamente la huelga convocada contra esa medida del Gobierno PSOE-PAR-IU y pidiendo la dimisión de la Consejera de Educación, Eva Almunia. Era la primera huelga convocada sin pedir ninguna reivindicación salarial. Pararon el 75% de los 12.000 profesores y el 96% de los alumnos. Hubo manifestaciones en Zaragoza (ver foto), en Teruel, Huesca y las principales ciudades de la comunidad. Tras el éxito de las movilizaciones, el diputado autonómico de IU, Lacasa, plantea públicamente salirse de la Consejería de Educación y mantener el resto del pacto, pero esta postura fue rechazada por la base en casi todos los territorios donde se discutió. Posteriormente pasa a defender la necesidad de salirse del pacto, cuando había sido su máximo paladín. Por su parte, Laviña, Coordinador, y Mendi, dirigente de la corriente Tercera Vía, siguen defendiendo el pacto incluso después de las movilizaciones. Pero el ambiente ha cambiado y en la reunión prevista del Consejo Político de Aragón para el día 8 de junio lo más probable es que se apruebe la ruptura con el Gobierno del PAR y el PSOE. Hasta Llamazares, que también defendió la participación en este gobierno, ha tildado su política de derechista. Nuestra posición es que se reconozca que fue un error dar nuestro apoyo a un gobierno cuyo programa es de derechas y no solo aprobar la salida del pacto debido a las medidas concretas respecto a la financiación de la enseñanza infantil privada.