Encuentro Andaluz de Jóvenes de Izquierda Unida:

Encuentro Andaluz de Jóvenes de Izquierda Unida:

Contra la globalización, la precariedad y el neoliberalismo

 

Sergio Sánchez Romero
IU Sevilla

Los días 17 y 18 de mayo se celebró en Jerez de la Frontera un encuentro de jóvenes de IU para discutir sobre los temas que hoy están, a nivel nacional e internacional, encima de la mesa. Es el primer encuentro de jóvenes de IU en Andalucía en mucho tiempo, y los temas de debate fueron muy interesantes, tales como El papel de los jóvenes en IU, Movimiento antiglobalización, La globalización y la Guerra, Jóvenes y precariedad laboral, Educación y neoliberalismo yOcio y juventud. No debe ser el último, antes al contrario, hemos de hacer lo posible por que estos encuentros se repitan de forma periódica y frecuente. El profundo debate que necesita la Izquierda en general, y en especial Izquierda Unida, ha de comenzar ya y no demorarse.

Nada más llegar, ya empezaron los debates y exposiciones de los documentos. El primer debate giró sobre el papel que los jóvenes han de jugar en IU, en el que hubo muchas opiniones y participación, con una idea común en todos, y es que los jóvenes han de participar más, han de jugar un papel de revulsivo.

A la noche dos chicos de Florencia, que estudian en Granada, presentaron dos videos de la cumbre de Génova. Los videos estaban elaborados por el Foro Social de Génova y por una agencia de contrainformación. En ellos se podía ver cómo el famoso Black Block estaba colaborando con la policía, las ambulancias conducían a los heridos del hospital a la comisaría y la gente de la calle, y de las manifestaciones, gritaba consignas y expulsaba cuando podía a los alborotadores y miembros del Black Block.

A la mañana siguiente el debate se dividió en comisiones, que discutieron sobre La globalización y la Guerra, Jóvenes y precariedad laboral, Educación y neoliberalismo y Ocio y juventud. En cada comisión un compañero se encargó de presentar los documentos y tras ello se lanzó el debate.

Más tarde hubo talleres y conclusiones. El ambiente era participativo y muy animado. Sobre todo, en los debates, los que participaban lo hacía de forma muy animada.

Ese mismo sábado por la noche los compañeros del movimiento antiglobalización en El Puerto de Santa María nos prepararon un concierto y una fiesta.

Debates y Conclusiones

Evidentemente, los debates más interesantes eran los de precariedad y globalización. El primero entraba a analizar a fondo la precariedad laboral y la nueva reforma del gobierno, y el segundo, algo más teórico, analizaba la globalización, como fenómeno del capitalismo, y la guerra. Pero pronto se dejó notar que el debate que hace falta en IU partirá, cuando lo haga, desde cero. A las conclusiones sacadas de los debates, que ahora entraremos a analizar, no seguía ningún programa, ninguna propuesta, ningunos apuntes concretos. Ni tan siquiera una línea de propuestas generales.

En la comisión que discutía sobre la globalización y la guerra, tras una exposición inicial, el debate empezó sólo con preguntas y dudas de los compañeros más jóvenes, no se habló de luchar contra el sistema, no se habló de alternativas, no se habló de cual es la verdadera naturaleza de los problemas del sistema. La exposición giró en torno al Fordismo y el Post-Fordismo, para analizar cómo antes de la II Guerra mundial la clase obrera estaba junta y cohesionada (¿?), y cómo la inteligencia de la burguesía consigue encontrar una forma de producción que dispersa a los trabajadores, «acabando para siempre con las grandes fábricas fordistas que eran nidos de rojos». No fue lo único que se trató en la exposición de la ponencia, que establecía diferencias entre trabajadores de cuello blanco y aristocracia obrera, determinando a ésta última como un sujeto pro-sistema. También se analizó un poco, y por encima, el Estado. El debate se encargó de poner las cosas en orden, de forma que se discutió cómo el capitalismo no puede existir si no es revolucionando constantemente las formas de producción, en la búsqueda de una mayor rentabilidad, de una mayor productividad, de un índice mayor en los beneficios. También se debatió sobre esa diferencia entre los trabajadores, y sobre el Estado. El marxismo y la transformación de la sociedad no fue un tema de debate, pero sí se habló de ello. Al final Willi Mayer intervino hablando de la guerra. Nos describió el papel de la ONU, abogando por ella para la resolución de conflictos, y por una policía europea en lugar de los ejércitos. Sobre la guerra no se debatió nada, pues no hubo tiempo, pero sí hubo un sentimiento general de rechazo al papel de la ONU en los últimos años. Como conclusiones del debate se sacaron que hace falta luchar contra el sistema, que es el propio sistema capitalista el responsable de los actuales problemas del mundo, y no el neoliberalismo, que es una política económica del capitalismo, como lo fue el intervencionismo y el colonialismo, y que hay que volver a estudiar para comprender.

Sobre la precariedad se debatió bastante, pero casi todo el debate giró en torno a la reforma del sistema de pensiones y de la anulación del PER. Todos hacían especial hincapié en la necesidad de apoyar la huelga general, y luchar contra esta reforma. Poco se habló de los contratos basuras, de las ETT´s, de cuáles son las causas de la precariedad, de cómo luchar contra ello, de cómo atraer a la juventud para luchar contra la precariedad, del sindicalismo de clase... Aunque sí que estaba en mente de los presetnes que todos estos son los problemas a los que el Capitalismo aboca a la humanidad.

El resto de debates fueron también interesantes, y se habló mucho de la Ley de Calidad de la Enseñanza, de la Ley contra el Botellón, de las alternativas de ocio insano que nos ofrece el sistema, de la educación sin perspectivas que nos ofrece el PP...

Pero Izquierda Unida debe dar propuestas claras de empleo, de construcción de viviendas, de inversión en Ocio. IU debe acercarse a los barrios, dar la batalla al capitalismo y la globalización para unos cuantos ricos.

Hoy la Juventud necesita ver claro un futuro digno, empleo, formación digna, cultura, vivienda y emancipación, ocio sano... Y llevar a cabo esto no se puede sin enfrentarse al sistema, a la burguesía y el capital, a la gran banca. Sin enfrentarse al capitalismo de cara no se puede levantar una alternativa para la juventud, y ese es nuestro papel en IU, luchar por recuperar las ideas que analizaron el sistema y le opusieron una alternativa real, las ideas del Marxismo revolucionario y la lucha por una sociedad socialista.