Los Estatutos de la LOU en la Universidad de Zaragoza

Los Estatutos de la LOU en la Universidad de Zaragoza

Jorge Calderón/Miembro del Claustro y de la Comisión de Estatutos de la Universidad de Zaragoza. CE Sindicato de Estudiantes de Izquierda


Durante este curso en la Universidad de Zaragoza, se están elaborando unos nuevos Estatutos. Esta elaboración es una obligación que viene impuesta por la aprobación en el mes de diciembre del curso pasado, de la famosa Ley Orgánica De Universidades (LOU). Esta aprobación se produjo después de las mayores movilizaciones estudiantiles de la última década. Las Huelgas Generales de toda la Comunidad Universitaria (profesores, estudiantes y trabajadores) a nivel estatal de los días 7 y 14 de noviembre fueron un ejemplo de movilización social, con las universidades vacías y manifestaciones con miles de personas (100.000 en Barcelona, 50.000 en Madrid, 25.000 en Sevilla, etc).

Aquí en Zaragoza, sólo hubo una Huelga General Unitaria el 7, pero fue un gran éxito ya que dejó las aulas vacías y se produjo una manifestación de unas 5.000 personas (en su mayoría estudiantes), la mayor de los últimos tiempos. El movimiento siguió con la Huelga General en la Universidad (esta vez sólo de los estudiantes) del día 28 de este mismo mes y tuvo su punto álgido con la gran Marcha a Madrid del 1 de diciembre, que reunió a unas 300.000 personas. Después de este gran éxito los dirigentes de los sindicatos de trabajadores y de los profesores, decidieron "frenar en seco" el movimiento. Con esto nos dejaron solos a los estudiantes y dejaron solos los trabajadores, profesores y estudiantes que en Andalucía y en Santiago de Compostela, habían estado en Huelga Indefinida y seguían apostando por la movilización. Los estudiantes decidimos seguir con la lucha y convocamos otra Huelga General para el día 19, pero era evidente que nosotros solos no podíamos echar abajo esta ley, y por ello finalmente se aprobó el 20 de diciembre.
Después de su aprobación, desde el SEI pensamos que había que seguir luchando contra ella y por ello apostamos por defender la Insumisión a la LOU. Pensábamos que la Universidad de Zaragoza y el resto de universidades debían seguir oponiéndose a esta ley (recordar que los Rectores de las universidades públicas se opusieron a esta ley y muchos encabezaron las manifestaciones de protesta, como el rector de la Universidad de Zaragoza), no acatándola y negándose a llevar a cabo las medidas que obliga a hacer. Con esta premisa fundamental y defendiendo una universidad pública, gratuita y de calidad para todos, nos presentamos a las elecciones al Claustro. Evidentemente los grupos de profesores optaron por acatar la ley y una de las primeras medidas que tomaron fue disminuir la representación estudiantil al mínimo, como imponía la LOU.

Se crea la Comisión

Siguiendo con la exigencia de la LOU, en junio del 2002 se creó una Comisión de Estatutos, encargada de elaborar un Anteproyecto de Estatutos que reformara los actuales, vigentes desde 1985. Esta Comisión tendría que tener listo el Anteproyecto para el 19 de diciembre. Luego pasaría al Claustro que lo tendría que aprobar antes de finales de febrero, porque de no ser así sería la DGA, la encargada de elaborar unos nuevos Estatutos. La composición de esta comisión, como la de cualquier órgano de gobierno de la universidad, era totalmente antidemocrática ya que de los 40 miembros que la formaban, 25 eran profesores, 4 eran PAS (trabajadores), y sólo había 10 estudiantes. Una vez más la comunidad universitaria mayoritaria, nosotros los estudiantes, estábamos en clara minoría frente a la mayoría absoluta de los profesores siendo estos muchos menos en conjunto. El SEI tenía un representante. Nosotros cuando decidimos participar en esta Comisión ya sabíamos que no podríamos conseguir prácticamente nada debido a la mayoría aplastante de los profesores, pero considerábamos que era necesaria nuestra presencia para que se oyera la "voz crítica" de los estudiantes y que por lo menos hubiera alguien que siguiera defendiendo la insumisión a la LOU y la necesidad de aprovechar la elaboración de estos nuevos estatutos, para elaborar unos que de verdad vayan encaminados a conseguir una Universidad Publica, Digna, Gratuita y de Calidad.

La Comisión empieza a trabajar

La Comisión empezó sus trabajos en el mes de septiembre. Salió elegido como Presidente el profesor Antonio Martínez Ballarín del Colectivo de Profesores (grupo progresista y supuestamente de izquierdas dentro del profesorado) gracias a los votos de los estudiantes. Decidimos votarle por su forma de organizar la comisión y sobre todo para evitar que saliera elegido un miembro de Renovación o Plataforma (grupos de profesores claramente de derechas y conservadores).
En los grupos de trabajo, y especialmente el que se trató el tema de los estudiantes, se empezó a ver claramente cuál iba a ser la actitud de los profesores, Estaban dispuestos a ir mas allá de la LOU aprovechando la situación para recortar derechos fundamentales de los estudiantes. Esto se vio claramente con la propuesta de eliminación de la tercera convocatoria. Los profesores querían quitar esta tercera convocatoria, que venía recogida en los estatutos actuales, y dejarnos solos dos convocatorias por asignatura y curso académico. Los profesores también apostaban, por dejar la representación estudiantil al mínimo que permite la LOU (un 21%). Pudiendo, con la ley en la mano, tener entre un 21 y 30% ellos apostaban por el porcentaje más bajo.
Estas son las medidas principales que propusieron los profesores y que salieron aprobadas tanto en los grupos de trabajo como en el pleno de la Comisión:
1) Eliminación de la tercera convocatoria. Con esto, no sólo nos quitarán los Diciembres sino que no tendremos ni Julios, sólo tendremos la convocatoria de junio y de septiembre.
2) Se elimina el plazo específico de 14 días para la creación de un Tribunal de Apelación y el dictamen de su resolución. Ahora no establece un límite de días máximo para la creación de este tribunal y su posterior dictamen, con esto, corremos el peligro de que se eternice el proceso, siempre en perjuicio de los estudiantes que tardarán más tiempo en conocer el resultado de su apelación.
3) La representación estudiantil queda reducida al mínimo. En el claustro pasamos de 90 estudiantes (30%) al 21%. En el Consejo de Gobierno (antigua Junta) los estudiantes pasamos a tener 4 miembros de los 37 que hay, frente a los 10 miembros que teníamos antes. Todas estas medidas que más de 40.000 estudiantes, valgamos mucho menos que 2.000 profesores.
4) Conversión de las Becas en Créditos. Como dice la LOU ahora en lugar de Becas, nos darán un crédito bancario, con el que nos tendremos que pagar la carrera y que tendremos que sumar al del coche, casa, etc.
5) No se quiere reconocer a las organizaciones estudiantiles como interlocutoras válidas para cualquier problema que afecte a los estudiantes.
6) No se reconoce el Derecho a Convocatoria de Huelga y Manifestación a las organizaciones estudiantiles.
Desde el SEI, nos opusimos desde el principio a estas medidas que suponían un recorte brutal de derechos estudiantiles. Nosotros defendemos y defendimos en la comisión:
1) Los estudiantes nos podremos presentar a 3 convocatorias por asignatura y curso académico, la tercera de las cuales será fijada en el mes de diciembre para las asignaturas anuales y del 2º Cuatrimestre, pudiendo el estudiante presentarse a las tres. Pensamos que la tercera convocatoria y el mes diciembre es un derecho fundamental de los estudiantes que hay que defender.
2) Un periodo de 8 días para revisión de un examen, antes de la entrega de actas. Pensamos que es una medida necesaria para evitar abusos de los profesores
3) 50% por ciento de representación estudiantil en todos los órganos de gobierno de la universidad. Pensamos que este es el porcentaje mínimo para considerarse a estos órganos "democráticos".
4) El no-establecimiento de limitación alguna para la permanencia de los estudiantes en la universidad.
5) Que no haya ninguna limitación para el acceso de estudiantes a la universidad, es decir, que no haya ninguna prueba de acceso a la universidad ni tampoco Reválida, ni la existencia de "números clausus".
6) El establecimiento en la universidad de Zaragoza de una "tasa progresiva" que consistirá en una tasa cero para las familias con ingresos de hasta 1.500 euros y pago según los ingresos a partir de esa cifra. Creemos que es una medida necesaria, porque nosotros apostamos por un modelo de universidad abierta, a la que puedan acceder los hijos de los trabajadores.
7) Reconocimiento del Derecho de Manifestación y convocatoria de Huelga por parte de los estudiantes.
8) Reconocimiento de las organizaciones estudiantiles como interlocutoras validadas por su representación democrática. Pensamos que es fundamental que esto se reconozca para evitar que se tomen decisiones importantes que nos afecten sin ni siquiera consultarnos.
Durante la discusión del Borrador del Anteproyecto, nosotros defendimos nuestras propuestas que salieron derrotadas una tras otra debido al "rodillo" de los profesores. Se nos dijo que nuestras propuestas eran ilegales (¿desde cuando es ilegal defender una universidad mejor?) y en su discusión se empezó a ver claramente el carácter totalmente antidemocrático y totalitario de la comisión, y en especial de su Presidente "progresista". Este prohibió que se votara nuestra propuesta de la tasa progresiva, alegando que era ilegal.

Debate y aprobación del Anteproyecto

Al borrador, se presentaron, 800 Enmiendas. Nosotros presentamos 1 Enmienda a la Totalidad sin texto alternativo, es decir, de Retirada, porque considerábamos que el proceso seguido era totalmente antidemocrático y los estatutos que se estaban elaborando eran retrógrados. También presentamos 9 enmiendas parciales que recogían las propuestas anteriormente explicadas. El sistema elegido para el Debate y Votación de las enmiendas fue claramente antidemocrático. El sistema de votación consistía en una papeleta donde votabas a la vez las 100 o 200 enmiendas de cada bloque, marcando tu voto con una cruz y diferenciando cada enmienda con unas letras y números, con lo que al final no sabías que estabas votando, parecía la quiniela.
Los tres grupos de profesores consiguieron sacar todas sus propuestas adelante y llegaron a una especie de "santa unión" ya que estaban en todo de acuerdo. Este "acuerdo perpetuo" sorprende en el caso del Colectivo, ya que su lema para el Claustro fue la aplicación no restrictiva de la LOU, sin embargo en la comisión han optado por aliarse con los grupos de profesores conservadores (Renovación y Plataforma) para elaborar unos estatutos retrógrados. Nuestras enmiendas y las del resto de los Grupos estudiantiles (EDU, UCA), salvo algunas de PI (amarillos), y la mayoría de las de los PAS, fueron casi en su totalidad rechazadas. Los profesores no estaban dispuestos a dialogar con nadie, salvo con PI. Además nos dijeron que nuestras propuestas eran infantiles (profesor de Renovación), y un profesor del Colectivo hizo una intervención chulesca y amenazante, amenazando con represalias a un grupo del PAS por votar una enmienda a la totalidad sin texto alternativo, es decir, de retirada de los estatutos.
Por todos estos motivos, decidimos que debíamos abandonar la comisión. El SEI, no podía seguir participando en esta farsa, ni legitimarla con nuestra presencia. Él último día de trabajo de la comisión (17 de diciembre), cuando si iban a discutir las enmiendas del bloque de los estudiantes, es decir, todas las nuestras, en nuestro turno de intervención anunciamos que no íbamos a defender las enmiendas, porque íbamos a explicar los motivos de nuestro abandono de la comisión. En ese momento el presidente de la Comisión, con una actitud totalitaria y retrógrada, nos quitó la palabra y nos dijo que si no íbamos a defender las enmiendas que nos marcháramos cosa que hicimos. Esta actitud totalitaria y totalmente antidemocrática del Presidente de la comisión es un claro ejemplo de como se han desarrollado los trabajos en esta comisión.

No a estos Estatutos

En febrero se discutirán las enmiendas y se aprobarán antes del 28 de febrero. Sabemos que no vamos a conseguir casi nada en el Claustro y que sólo podremos pararlos a través de la movilización en la calle. Por ello animamos a participar en las Asambleas Informativas, en las reuniones o en cualquier acto que hagamos referente a los estatutos. Los colectivos estudiantiles presentes en el Claustro estamos trabajando en ello y por eso hemos llegado a un acuerdo PI, UCA (organización nacionalista ligada a CHA) y nosotros para iniciar una campaña de información y movilización, sin descartar la posibilidad de la convocatoria de una Huelga General el día que se vayan a aprobar los estatutos. No entendemos y lamentamos profundamente la actitud de los dirigentes de EDU, ligados a la dirección de UGT, que se han negado a la posibilidad de convocar una Huelga General y a la realización de acciones conjuntas en contra de estos estatutos. No nos podemos quedar de "brazos cruzados", tenemos que responder ante el "brutal ataque" que suponen estos estatutos en cuanto al recorte de derechos fundamentales para los estudiantes (3º convocatoria, etc). Tenemos que hacer todo lo que esté en nuestra mano para frenar estos estatutos y si es necesario a través de la convocatoria de una Huelga General Estudiantil en la universidad. Tenemos que pararlos, para que se abra un nuevo proceso de elaboración en el que participemos todos en igualdad de condiciones, para elaborar unos estatutos que vayan encaminados a la obtención de una Universidad Pública, Gratuita, Digna y de Calidad.