Izquierda Unida en La Rioja - Construyendo la Alternativa

Izquierda Unida en La Rioja

Construyendo la Alternativa

Henar Moreno - Candidata número 2 en la lista para el Parlamento de La Rioja por Izquierda Unida

Izquierda Unida en La Rioja es una federación más de nuestra organización, si bien es cierto, que es una de las pequeñas debido, entre otras cosas, al tamaño de nuestra Comunidad Autónoma.

La Rioja es una comunidad con apenas 250.000 habitantes, de los que más de la mitad reside en Logroño, la capital de la Comunidad que es el verdadero centro, económico y político, sin que eso implique que existan otras ciudades con una cierta importancia sobre todo a nivel autónomo, Calcadora, Haro, Nájera, Alfaro, Santo Domingo, Ezcaray..., aportan población y estructura a nuestra Comunidad uniprovincial.
No vamos a dar ninguna lección de geografía, ni mucho menos, la pretensión de este artículo es la de explicar la situación política en la que en los últimos tiempos IU viene desarrollando su actividad. Actividad que viene marcada por la dificultad que supone a un pequeño grupo de compañeros llevar nuestras ideas a la sociedad, bien sea a través de las instituciones en las que estamos representados, o directamente a los sectores sociales que vienen reclamando un cambio sustancial en las políticas desarrolladas por la derecha en La Rioja.

La Rioja tiene como principal problema, para el desarrollo de nuestras ideas, la constante alusión de que somos una Comunidad rica; desgraciadamente tenemos que ser conscientes que la ideología que ha querido transmitir la burguesía riojana ha calado en muchos sectores de la sociedad. Incluso en nuestra organización se puede escuchar a compañeros que nos transmiten tópicos como el de "en La Rioja se vive muy bien", "el que más y el que menos tiene tierra", "somos ricos en viñas y hortalizas"... Al final, se ha conseguido confundir la realidad de unos pocos con la de la mayoría de la población.

En resumen, sólo un pequeño porcentaje de los que vivimos aquí, dispone realmente de los privilegios que supone poseer capacidad de producción en la agricultura, y de las empresas de transformación, fundamentalmente del vino, aunque también juegan un papel importante otros sectores vinculados a la agricultura, sobre todo a la hortaliza.

Tampoco cerramos los ojos, no negamos que un sector de la clase obrera pueda recibir ingresos complementarios, de pequeñas fincas heredadas por cuestiones familiares, pero este porcentaje no superaría el 10%, de todos aquellos que se ven obligados a trabajar con unos convenios que son más bajos que los que resultan de la media nacional.

Lamentablemente, se está viendo que con los salarios que percibimos los trabajadores, es difícil llegar a fin de mes en la Comunidad paradisíaca que nos quieren vender. Especialmente grave es la situación de los jóvenes que difícilmente encuentran trabajos estables; al margen de que los salarios que perciben por su trabajo suelen ser bajos, hasta el punto de dificultar en gran medida su emancipación.

Unos precios de la vivienda desorbitados, un consumo más caro que el de la media nacional, y unos salarios de entre 600 y 800 euros ¡Ésto no es el paraíso!, o cuando menos no lo es para la mayoría, ya que no dudamos que la minoría de siempre ande sobrada de beneficios, a costa de los que tenemos que producir, para que los que juegan un papel parásito, se enriquezcan con nuestro trabajo y nuestra necesidad de sobrevivir en el mercado que tanto defienden.

Somos conscientes de que lo que estamos contando es lo habitual para la mayoría de los lectores, lo único que tiene de excepcional la situación en La Rioja es toda la propaganda ideológica que pretende demostrarnos que estamos en una zona privilegiada; que se vive muy bien, y que ésto es otra cosa, como si las leyes del sistema capitalista fueran atenuadas por la suerte de nuestra situación, por la fortuna de ser riojanos o de residir en la comunidad de las riquezas naturales.

En este contexto, la labor fundamental de IU es hacer añicos la falsa ideología que nos quieren transmitir; de hecho lo estamos haciendo, con un resultado más que sorprendente. A la mayoría de la población no tenemos que explicarle su realidad cotidiana, la sufren todos los días, son conscientes del cinismo utilizado por la burguesía riojana y su referente político el P.P., que desde las instituciones que dirige, Gobierno de La Rioja, Ayuntamiento de Logroño, y la mayoría de ayuntamientos, se encarga de afianzar sus beneficios, a la vez que reproducen la delicada situación de los trabajadores de nuestra comunidad.

IZQUIERDA UNIDA-LA RIOJA, PARTE DE LAS MOVILIZACIONES

En los últimos años, en nuestro país hemos soportado una atonía generalizada, en cuanto a la expresión del descontento de la población con sus condiciones de vida, alcanzando cotas históricas de desmovilización. Esto tampoco ha sido excepcional en La Rioja, pero al final nos hemos expresado, desde IU hemos hecho lo posible por que esta expresión tenga un cauce.

Quizá la fecha concreta de cambio en el ambiente social sea el 20-J, la convocatoria de la huelga general por parte de los sindicatos CC.OO. y U.G.T., a la que nos sumamos con nuestras modestas fuerzas. El ámbito institucional de IU La Rioja quedó prácticamente circunscrito a nuestra concejal en el Ayuntamiento de Logroño; pero desde IU siempre hemos explicado que eso sólo supone una parte de nuestro proyecto, el de representar las movilizaciones y aspiraciones del movimiento obrero en las instituciones.
La verdad es que nuestra organización también estaba a la defensiva, pero en cuanto sonaron vientos de Huelga General contra la reforma del desempleo del P.P., y después de una reflexión interna a finales de abril, nos lanzamos a pedir la convocatoria de huelga a las direcciones sindicales. De hecho, como IU, hicimos el primer acto en La Rioja en el que se explicó el contenido de la Reforma del Desempleo; fue un acto central en Logroño, al que asistieron unas sesenta personas, pero no fue el único. Después del buen resultado establecimos un acto en cada barrio de Logroño, en total cinco actos más, con muy buena acogida, teniendo en cuenta que estamos hablando de una ciudad de 140.000 habitantes, seis actos era un objetivo ambicioso, y fue una gran experiencia.

También se hicieron actos de IU, en las cabeceras de comarca, allí donde pudimos, expresamos nuestra opinión, con un seguimiento desigual, pero llegando a cinco pueblos más, nuestro esfuerzo se vio recompensado, fuimos la única organización política que bajó al "tajo" a explicar la realidad a la que nos veíamos enfrentados

Esa fue una parte de nuestra intervención, otra es la labor institucional, que siempre es mucho mas fácil cuando lo que se esta defendiendo en la institución, es fruto de un trabajo previo de explicación a nuestras bases. La verdad es que nuestra concejal tuvo una magnífica intervención solicitando el cierre del Ayuntamiento de Logroño el 20 de junio, a través de una moción, que salió derrotada con los votos en contra del P.P. y el P.S.O.E. y la abstención del P.R.

También se colocó una pancarta en las ventanas de I.U. pidiendo la Huelga General, que fue retirada por dos veces por orden del Señor Alcalde; la primera vez, con los bomberos teniendo que retirarla como si fuese una emergencia; la segunda, invadiendo nuestro despacho con la policía municipal, aprovechando cuando no estábamos en el Grupo Municipal, entró la Policía, con las llaves, sin patada en la puerta, pero cometiendo una grave irregularidad; considerando que nuestra sede, en "democracia", debería ser inviolable, sobre todo si tenemos en cuenta que tenemos listados e información que no puede estar a disposición del Señor Alcalde. Estos hechos están denunciados ante los tribunales de Justicia pero, sobre todo, informamos a todos aquellos que se movilizaron el 20-J.

En último extremo, y como resultado del trabajo de CC.OO. y U.G.T. y de nuestra pequeña aportación, la Huelga General fue un éxito sin precedentes en nuestra Comunidad Autónoma, que se concretó en la masiva participación en la huelga en sí y en la mayor manifestación de la historia en Logroño con 25.000 personas diciendo no a la Reforma del Desempleo, a la política económica del Gobierno y a las actitudes antidemocráticas del Alcalde de Logroño; a la vez que la institución quedó alejada de aquellos que dice representar.

LA MOVILIZACIÓN CONTRA LA GUERRA

Otra vez la historia nos depara una lamentable oportunidad para demostrar los intereses de un sistema económico en que las personas no cuentan; en el que queda claro, que el beneficio económico está por encima de miles de víctimas. La única diferencia respecto a las últimas intervenciones imperialistas en distintos puntos del mundo, ha sido la movilización a escala internacional, y La Rioja no ha sido menos.
En IU discutimos y analizamos la situación; ya en diciembre, veíamos inevitable la guerra, pese a eso, no aceptamos el futuro de crimen que preparaban los Bush, Aznar, Blair... En dicho mes, dimos la primera charla contra la guerra; además de participar en el Foro Social de La Rioja, hemos tenido nuestra intervención independiente, aunque unitaria en la movilización.

Desde entonces hemos dado charlas en la universidad, mesas redondas, debates en Logroño, en pueblos; hemos centrado nuestra intervención en evitar el inicio de la guerra, y una vez iniciada hemos tratado de pararla. No hemos hecho nada excepcional, hemos sido parte de una movilización sin precedentes, las dos mayores manifestaciones de La Rioja difícilmente repetibles. La realidad es que nadie era capaz de prever la cantidad de gente que se ha manifestado: dos manifestaciones con 50.000 personas, más de un tercio de la ciudad diciendo no a la guerra imperialista.

En las manifestaciones, nuestras banderas y pegatinas nos eran arrebatadas de las manos; los prejuicios apolíticos han quedado al margen. Han sido movilizaciones en las que todo el que ha querido expresarse lo ha hecho.

Pero también, hemos llevado la movilización a la institución donde estamos, presentando varias mociones en distintos plenos. Hemos conseguido evidenciar que los dirigentes del P.P. en la Rioja, están junto a sus dirigentes nacionales. Por supuesto, hemos colocado pancartas en las ventanas de nuestro despacho, otra vez nos las han quitado, otra vez han evitado que la institución abandere el pensamiento de la mayoría de los ciudadanos, esto es el P.P., y así ha quedado acreditado.

Las movilizaciones no han terminado y seguiremos siendo parte activa de las mismas, seguiremos extendiendo la necesidad de construir en La Rioja la construcción de una alternativa al sistema capitalista; una alternativa que no solo se podrá dar desde aquí, pero desde la que podemos aportar nuestro pequeño granito de arena.

En medio de estos procesos de movilización social, en los que hemos aportado todo lo que buenamente hemos podido, hemos tenido el proceso de elección de listas para las candidaturas a la Comunidad Autónoma y los Ayuntamientos. No hemos tenido ningún problema para su confección, y el consenso ha sido del 95%. En cualquier caso, sin ningún tipo de tensión, con una actitud amistosa, hemos conseguido centrarnos en el último período en lo que realmente ha tenido importancia.

Seguiremos intentando construir la alternativa, desde la movilización llevaremos a las instituciones nuestras posiciones y las del propio movimiento. El trabajo con nuestra base social es el mejor bálsamo para evitar las estériles discusiones de listas. Tenemos una gran tarea ante nosotros como para quedarnos en lo secundario, ya veremos el respaldo que alcanzamos en las próximas elecciones municipales y autonómicas. En cualquier caso, el apoyo que recibamos será en función de la extensión de nuestras ideas del trabajo previamente realizado, seguiremos en la misma línea, y os seguiremos informando desde las páginas de Nuevo Claridad.