Alicante

Alicante

Una Asamblea fortalecida

Víctor Domínguez
IU Alacant

Tras la campaña electoral Esquerra Unida de Alicante afronta el futuro con optimismo.

Al igual que en el resto del estado, los resultados electorales de Esquerra Unida de Alicante, a pesar de incrementar su respaldo electoral, no alcanzaron las expectativas creadas.

Las distintas movilizaciones que se han producido en los dos últimos años, la nefasta y caciquil gestión municipal del PP, el fortalecimiento de  EUPV en Alicante (tanto en número de afiliados como en presencia activa en los movimientos sociales) y la ilusión creada por una lista joven y con un programa renovado y atractivo, parecían augurar un incremento en la representación municipal de la izquierda en Alicante y la pérdida de la mayoría absoluta del alcalde del PP, D. Luis Díaz Alperi.

El desarrollo de la campaña ayudó a afianzar estas expectativas, el trabajo colectivo del Comité electoral ( cerca de cuarenta personas, en su mayoría jóvenes ) fue muy positivo, el número de apoderados se incrementó en casi un 250 por ciento, el programa se elaboró tras más de cincuenta reuniones con colectivos sociales, la campaña, aunque austera, cumplió con creces sus objetivos ( a pesar de la diferencia de medios con otros partidos, por ejemplo el Bloc, que no ha llegado al tres por ciento de los votos, contó con un presupuesto seis veces mayor ), la respuesta de la ciudadanía a nuestras propuestas fue excelente, en definitiva, a pesar de la falta de experiencia, lo que provocó algunos errores, toda la militancia de la organización quedó más que satisfecha del trabajo realizado.

Sin embargo, los resultados electorales prácticamente no variaron la representación institucional. La ENTESA (EUPV – Los Verdes ) y el PSPV subieron tanto en voto como en porcentaje, pero no lograron superar el apoyo a la derecha que, si bien pierde un concejal y baja más de un punto, también logra aumentar su número de votantes ( ver cuadro adjunto ).

Por lo tanto podemos decir que los resultados de la candidatura de la ENTESA en Alicante han sido muy similares a los obtenidos en el conjunto del País Valencià y a los de  IU en el resto del estado. Pero una vez superada la lógica decepción de la noche electoral, y tras analizar los resultados y la situación de EUPV en Alicante, las conclusiones han sido optimistas.

En primer lugar porque se ha aumentado en número de votantes y en porcentaje, y, teniendo en cuenta que hace dos años la Asamblea se encontraba en una situación bastante crítica, con muy poca vida interna y una militancia desanimada, lograr superar los resultados del 99 debe ser visto como positivo. Pero sobre todo porque durante el periodo electoral se ha confirmado el proceso de fortalecimiento que a lo largo de los dos últimos años está viviendo la organización.

En el último mes se ha incrementado de forma significativa el número de afiliaciones (24 altas), sobre todo de jóvenes y de miembros de CCOO, se han acercado antiguos militantes y simpatizantes que llevaban más de cuatro años sin pasar por la sede, hemos vuelto a recuperar el apoyo de bastantes miembros significativos de la izquierda en Alicante ( el manifiesto de apoyo a la candidatura recogió más de 800 firmas de personas independientes ), hemos visto cómo el trabajo de la última etapa en diversos movimientos sociales ha cristalizado con el apoyo de miembros destacados de plataformas ciudadanas como NUNCA MAIS, la Plataforma Universitaria Contra la Guerra, Educadores por la Paz, Universitarios Progresistas, la Comisión Cívica de Alicante y el Movimiento de Resistencia Global, se han fortalecido los lazos con el movimiento obrero, destacando la presencia de los dirigentes de UGT y de CGT en todos los actos realizados y, por encima de todo, el apoyo total que hemos tenido de CCOO desde todos los niveles, desde su Secretario Comarcal hasta los delegados sindicales, pasando por los secretarios de cada una de las Federaciones (nueve de ellos firmaron el manifiesto de apoyo), pero por encima de todo hay que destacar el ambiente que ha reinado durante toda la campaña, ambiente de trabajo y de cordialidad, en el que se tenía claro que las elecciones eran importantes, pero que la labor debía prolongarse en el tiempo, lo que se ha notado en las asambleas realizadas después del 25 de mayo, que han sido las más numerosas de los últimos años, con una militancia que, lejos de estar desanimada por los resultados, ha expresado sus ganas de seguir trabajando y debatiendo.

Por todo ello las expectativas de trabajo se presentan como muy positivas, las primeras tareas de creación de un nuevo grupo municipal y la renovación del Consejo Político se están realizando con mucha ilusión y con la incorporación de miembros de Joves. Se debe seguir fortaleciendo el trabajo que se ha venido realizando tanto en algunas áreas, como en los movimientos sociales, tratando de reforzar algunas lagunas como el movimiento vecinal y el movimiento estudiantil en Secundaria. A lo que habrá que añadir un trabajo desde las instituciones encaminado a fortalecer la organización y a movilizar a la ciudadanía, de forma que los recursos del grupo de EUPV en el Ayuntamiento estén al servicio de la organización y viceversa, tratando de que nuestra apuesta por los presupuestos participativos (uno de los elementos claves de nuestro programa electoral) se convierta en una oposición participativa en la que nuestra concejala se convierta en portavoz de la opinión de los vecinos. Todo ello unido a la intención de reforzar el debate político en la Asamblea, con la creación de una nueva área de Formación y Comunicación, la creación de algún nuevo grupo de trabajo (en especial el de la mujer) y el fortalecimiento de alguna otra área como de Medio Ambiente.

En definitiva, después del proceso electoral tenemos muchas tareas por realizar pero hay militantes y ganas suficientes para afrontarlas, esperemos que el fortalecimiento de la organización continúe y podamos marcarnos nuevos y más ambiciosos objetivos.