Autónómicas y municipales en Navarra

Autónómicas y municipales en Navarra

La derecha obtiene mayoría absoluta por los votos anulados a AuB

Javier Jimeno

Los resultados en Navarra han sido, 23 diputados UPN, 11 PSN, 4 IU, 4 Aralar (escisión de Batasuna), 4 CDN(escisión de UPN), 4 EA-PNV, y un 6.51% de votos nulos. Así el gobierno que se ha constituido es la coalición UPN-CDN con mayoría absoluta de 27 escaños.

Sin embargo si los votos nulos de AuB se hubieran contabilizado la suma de escaños entre UPN y CDN se habría quedado en 25, sin mayoría absoluta y un  escenario semejante al de la pasada legislatura.

Una vez más se demuestra como el terrorismo de ETA beneficia los intereses de la derecha más contraria a cualquiera de los objetivos que la organización armada dice defender. Esto que vale en general, en el caso de Navarra es especialmente claro, pues la hegemonía de UPN en la última década y media solo se explica por la utilización que este partido hace del terrorismo y por extensión de todo lo vasco como amenaza permanente al futuro de la Comunidad Foral.

Sin embargo estas elecciones han supuesto algunos cambios que pueden llegar a tener mucha importancia en el futuro.

El PSN es la federación socialista del estado español con un porcentaje electoral más bajo, sólo superado por Ceuta y Melilla, producto de su subordinación al discurso de UPN.

El intento de su dirección de separarse de esta política ha supuesto una crisis total en el seno de la organización. Un sector de sus antiguos dirigentes llegó a pedir el voto para UPN, como no podía ser menos en un acto de Basta Ya. Mientras que otro sector ha optado por arrebatar las alcaldías de importantes ciudades como Tafalla, Estella, Barañain o Sangüesa a UPN con los votos de IU y candidaturas nacionalistas vascas.

La reacción histérica desde Madrid, pidiendo a los candidatos socialistas a las alcaldías que no se votasen a si mismos, es uno de los espectáculos más denigrantes de una dirección política. Más aun cuando al no cumplir las ordenes los alcaldes socialistas están pendientes de un expediente de expulsión.

Frente a un PSN en crisis, IU ha obtenido unos magníficos resultados 8.77% de los votos, que en el caso de la Comarca de Pamplona (50% de la población de navarra) se alcanza el 11%. No es exagerado afirmar que IU ha cumplido un papel importante a la hora de tirar de la dirección del PSN hacia una política de ruptura con UPN. Si IU lo hace bien le puede quedar mucho camino para avanzar en Navarra.

Y, por otro lado, por primera vez el nacionalismo vasco mayoritario no son las organizaciones que justifican el terrorismo, sino Aralar formada por históricos dirigentes de Herri Batasuna que se han enfrentado abiertamente a ETA, y la coalición PNV-EA.

La evolución del nacionalismo vasco en Navarra encabezado por organizaciones claramente enfrentadas con ETA va a ser un fenómeno nuevo desde la transición.

A pesar de su mayoría absoluta UPN no esta tranquila, como lo demuestra la dureza de su discurso político en la visita de Aznar. La radicalización de posiciones por parte del PP-UPN sobre la cuestión vasca puede ser una estrategia que esté llamada a fracasar en el próximo periodo.

El fracaso del sectarismo nacionalista que ha representado Batasuna, puede ser seguido por el fracaso del sectarismo navarrista de UPN a medio plazo. PSN, IU y Aralar deberían ser la llave de este cambio.