Elecciones municipales y a Juntas Generales en la Comunidad Autónoma Vasca

Elecciones municipales y a Juntas Generales en la Comunidad Autónoma Vasca

Fracaso del «Frentismo Constitucional»

Javier Jimeno
CE IU-EB de Navarra

Mientras el PP celebra su "dulce derrota" en el conjunto del estado, los resultados en la Comunidad Autónoma Vasca han reflejado el fracaso de este partido respecto a la cuestión vasca.

Si en las autonómicas anteriores el bloque PP-PSE cosechó un sonoro fracaso respecto al objetivo de desalojar al PNV del Gobierno Vasco, en esta ocasión el desastre aun es mayor.

En las elecciones a Juntas Generales, que son los parlamentos territoriales de Alava, Guipúzcoa y Vizcaya, que eligen las Diputaciones, la coalición PNV- EA ha conseguido mayoría absoluta en Guipúzcoa y Vizcaya, y mayoría relativa en Álava.

Esto significa que en los próximos cuatro años el Gobierno Vasco tiene garantizada la financiación sin problemas, pues Guipúzcoa y Vizcaya aportan más del 70% del presupuesto.

El PP y el PSN han perdido una de sus principales vías de hostigamiento al Gobierno Vasco, y aunque el pacto entre ellos les permite mantener el control de la Diputación Alavesa, el precio político pagado para lograrlo es muy alto, sobre todo para el partido socialista

La dirección del PSE atrapada en el «abrazo del oso»

El espectáculo bochornoso de Javier Rojo, Secretario General del PSE de Álava, teniendo que votar al candidato del PP, Sr.Rabanera, por orden de su jefe Zapatero,  rectificando todas sus declaraciones anteriores sobre su firme negativa a pactar con el PP otro Diputado General de Álava que no fuera él, ha sacado a la luz el colapso de toda la estrategia del PSOE respecto a la cuestión vasca.

El propio Sr. Rojo reconoció que su cambio de postura se debía al temor a que Aznar utilizara la ausencia de acuerdos con el PP en Álava como eje central de la campaña electoral contra Zapatero en las próximas elecciones generales.

Hasta tal punto aterroriza a la actual dirección Federal del PSOE enfrentarse al PP en esta cuestión, que han llegado a plantear un expediente de expulsión a todos los alcaldes socialistas de Navarra que han alcanzado la alcaldía con el apoyo de nacionalistas vascos.

La estupidez, o mejor dicho, el cretinismo institucional que llevó a la dirección del PSOE a firmar el Pacto Antiterrorista con el PP (¡perdon! Pacto por las libertades) y formar el "bloque constitucional" respecto a la cuestión vasca, pensando que ello les libraría de los ataques del PP en este terreno, se ha demostrado como un completo error.

En los funerales por las victimas del último atentado de ETA en Navarra, el objetivo de los ataques de "ciudadanos espontáneos" fue  ¡¡¡ZAPATERO!!!, y en segundo termino Llamazares. ¿Tendría esto alguna relación con que el PP estuviera cabreado porque la alianza de la izquierda le prive de algunas alcaldías importantes? ¿Formará parte de la presión del PP sobre la dirección del PSOE por no seguir fielmente sus dictados? ¿Cuánto tiempo tardará en entender la dirección del PSOE el uso sectario que el PP-UPN hace del dolor generado por el terrorismo para su propio beneficio?

Los tímidos intentos de la dirección del Partido Socialista de la CAV y Navarra por separarse del PP están demostrando que separarse del oso implica exponerse a recibir fuertes zarpazos. O bien los dirigentes socialistas se exponen a ellos, o Zapatero, haga lo que haga, será acusado de "filoterrorista" si el PP ve que puede perder las próximas elecciones generales.

El pulso entre el nacionalismo vasco y el español no deja de aumentar

El enfrentamiento entre el parlamento vasco y el tribunal supremo por la disolución del grupo parlamentario de "Socialistas Abertzales", (antigua Batasuna) y el intento de procesar al Presidente de esta institución, Sr.Atuxa, y los representantes de EA e IU en la mesa de dicho parlamento, es un paso más en la polarización social de la cuestión vasca.

De seguir así los intentos del PP por ocultar sus fracasos electorales en la CAV, utilizando las instituciones del estado para intervenir en la política vasca, terminará provocando la entrada en acción de todo el cuerpo social del nacionalismo harto de que desde Madrid se lleven a cabo todo tipo de desmanes.

Para muchos vascos es evidente que ya no se trata de perseguir a ETA. A quienes se está persiguiendo, e incluso intentando procesar es a sus dirigentes  políticos.

La posibilidad de que en esta carrera alocada, el PP anule la autonomía vasca no es nada utópico. Si el Tribunal Supremo lleva a efecto su decisión de declarar nulas todas las decisiones del parlamento vasco en las que participen "Socialistas Abertzales", en la práctica se estarán anulando las competencias del parlamento vasco.

El problema de intentar anular las competencias del Gobierno Vasco, es que la decisión que se tome en Madrid en este sentido se tendrá que ejecutar en la CAV, y si el Gobierno Vasco se negase a ello, ¿cuál sería el instrumento coercitivo que  aplicaría tal decisión?  Por si acaso el PNV y EA ya están preparando a sus bases para enfrentarse a situaciones muy difíciles.

En septiembre se desvelarán algunas claves

En este mes se van a producir dos acontecimientos muy importantes. Uno es la proclamación por parte de Aznar de su sucesor como candidato en las elecciones generales de Marzo de 2004. Y el otro la exposición en el parlamento vasco de las conclusiones del llamado Plan Ibarretxe.

Aunque no lo parezca ambas están muy relacionadas. Si Ibarretxe decide convocar un referéndum sobre su Plan, el Gobierno Aznar lo declarará ilegal colocando la situación institucional vasca al borde de la insumisión total.

Esto a su vez puede ser la excusa para que Aznar se decidiese a volver a ser candidato justificándolo por enfrentarse a una situación de emergencia nacional. Es muy sospechoso que a 9 meses de las elecciones generales esté reforzando su posición pública como líder indiscutible del partido sobre todo azuzando la cuestión vasca.