breves sindicales

La economía de EEUU crece pero crea escaso empleo

En el tercer trimestre de 2003, entre julio y septiembre, el PIB de los EEUU creció nada menos que un 8,2%. En ese mismo periodo la productividad alcanzó una cifra de crecimiento del 9,4%, el nivel más alto alcanzado en los últimos 26 años. De hecho, los expertos han afirmado que si se toma como referencia el crecimiento sobre la base anual, la productividad subió un 5%, la mayor cota alcanzada en 53 años.

El problema es que ese aumento de la productividad se basa en el escaso aumento del empleo a pesar de crecimiento del PIB. En ese mismo periodo tan solo se crearon 103.000 nuevos puestos de trabajo. Esta creación de empleo es una gota de agua si se compara con los 2,8 millones de puestos de trabajo que se perdieron durante la última recesión de la economía norteamericana.

El espectacular crecimiento de la productividad se está basando en que los empresarios antes de contratar nuevo personal piden un mayor esfuerzo a sus empleados como refleja el aumento de las horas de trabajo que crecieron a su nivel más alto en tres años (0,8%), y la reducción de los costes por trabajador que cayeron, en el periodo citado, un 5,8%, el mayor nivel en 20 años.

En el mes de octubre la economía norteamericana generó 143.000 empleos pero llama la atención que la remuneración de esos nuevos contratos está siendo entre un 30% y un 57% inferior al nivel medio pagado en la industria (521 dólares a la semana). El grueso de los puestos de trabajo se crearon en el sector servicios mientras la industria perdía 24.000 puestos de trabajo más. Desde enero a octubre la industria perdió 2,6 millones de puestos de trabajo en un sector que pierde empleo durante 37 meses seguidos.

A finales de 2003 el desempleo en EEUU afectaba a 8,8 millones de trabajadores de los que 2 millones llevan parados más de 27 meses. Los principales afectados por el paro son jóvenes (17,1%).

Cierre de Samsung

"Siempre nos hemos sentido muy a gusto porque nos han hecho creer que esto era una gran familia, yo trabajaba de seis de la mañana a once de la noche porque estaba ilusionado. Ya me dirás que hago con 40 años". Esto declaraba Ángel a la prensa al día siguiente de enterarse por la prensa que la fábrica en la que él y su esposa trabajan va a cerrar su puertas a finales de marzo; Samsung.

Esta multinacional ha anunciado el cierre de su factoría de Barcelona que cuenta con 446 trabajadores y la de Wynyard (Gran Bretaña) con otros 445. Trasladan la producción en Eslovaquia donde van a concentrar las operaciones en el continente europeo.

Desde que se implantó en Catalunyna Samsung ha recibido 3,47 millones de euros en subvenciones de la Generalitat.

¿Acaso el cierre se debe a que la empresa tenga pérdidas? Los beneficios declarados por la empresa en los últimos años fueron:

-En el 2000: 4,55 mill. de euros.

-En el 2001: 3,41 mill. de euros.

-En el 2002: 2,38 mill. de euros.

Es evidente que tienen beneficios aunque éstos tengan una línea descendente. Pero éso para ellos es como "perder" dinero, lo que quieren es ganar cada vez más. En el colmo de la hipocresía justificaron el cierre alegando que en los próximos años iban a tener pérdidas.