Untitled Document

Pedro Gonzalvez Pomares

    Se nos fue, se fue sin avisar, de repente, todos nos sorprendimos al enterarnos  y aun hoy no nos lo creemos, se fue. Se nos va un amigo cantor, uno de los de siempre, uno de los pilares de este grupo.

 

Adiós, Vecino!!!  

     Este año el calor se ha hecho de rogar, como se suele decir, parece que sospechaba que algo no iba bien. Nosotros esperábamos siempre que Pedro sacara su silla a la calle, era el primer indicio que el buen tiempo había llegado y los vecinos, al igual que los animales en sus madrigueras, tras pasar un duro invierno de puertas adentro se dejaba ver. Empezaba a vivir la calle. Sólo ahora que te has ido siento en mis carnes el sentido de la palabra "vecino", no es un adjetivo para identificar a alguien, es algo más, es la expresión de un sentimiento. Sólo somos unos cuantos privilegiados que aún salimos  la calle como hace cuarenta años, antes que la tele invadiera nuestras casas y nos hicieran ermitaños, o antes de que los edificios empezaran a crecer hacia arriba y los coches se adueñaran del espacio común, a nosotros los que aún quedamos nos basta una acera ancha, unas sillas de plástico, a veces una baraja de cartas o como a Pedro una pequeña novela de las que aun se intercambian los sábados en el mercadillo, para poder salir a la calle cuando empieza la bonanza y saludar con un "Hola, Vecino!".  

    Decir vecino es como decir amigo cuando se dice con el corazón, el resto son solo conocidos, ente con la que te cruzas en la escalera, a la que pones cara pero no nombre. Al vecino de verdad lo conoces por el nombre, no recuerdas el apellido, no te preocupas de sus ideas, conoces sus aficiones, respetas sus problemas, ayudas si te lo pide, lo buscas si lo necesitas, y siempre, siempre... lo encuentras. Echaremos en falta tus reuniones en la calle con tantos y tantos amigos como tienes, tu silla, tus novelas, tu plantá de banderitas en Agosto, tus viajes de Italia, la emoción de tus canciones, tu nobleza. Pero no temas, n te olvidaremos... estarás cada vez que venga el buen tiempo mientras sigamos saliendo a la puerta, en los corrillos que formamos en las fiestas, y el tuyo, tenlo seguro será un recuerdo vivo.

Adiós Pedro  Hasta siempre VECINO

Si quieres dejar algun comentario para que se publique Manda un correo

Pagina principal