Me gusta exibir a mi mujer

Lo primero y mas correcto creo que será el presentarme, me llamo Carlos soy de un pequeño pueblo del sur de Andalucía en España y tengo 27 años, mido 1,75 y peso 78 kilos mi cuerpo creo que puedo decir sin falsa modestia que está bastante bien, soy bastante fibroso ya que paso todos los días un par de horitas en el gimnasio. Allí fue precisamente donde conocí a la otra protagonista de esta historia, mi novia Andrea ella tiene 26 años y tiene un cuerpo que quita el hipo, mide 1,75 al igual que yo, pero la nota mas característica suya, quizás sean los pechos, ya que tiene una talla 100, que no seria tampoco tan importante sino fuera por las aureolas de sus pezones, que aun siendo mas bien claras, tienen un diámetro de mas de 10 CMS, lo que hace que tenga que utilizar unos sujetadores y unos bikinis bastante grandes, ya que si no los pezones sobresaldrían de estos. Pues bien, mi afición por el exhibicionismo y el voyerismo comenzó cuando hace unos meses me encontraba navegando por Internet "viendo tías en bolas" y no se que escribí en el buscador pero me apareció una pagina llamada voyeurweb, entre en ella por curiosidad y me quede flipado con lo que allí vi. no me quedo mas remedio que hacerme una maravillosa paja a la salud de una señora, que aunque no estaba muy buena, la situación en la que se encontraba hizo que tuviera una empalmadura súbita, estaba enseñándoselo todo a un camionero desde su coche. A partir de ese día, visito con bastante frecuencia todas las paginas de Internet donde pueda ver situaciones morbosas como esa: voyeurweb, projectvoyeur, privatevoyeur, exhibioinistworld, etc. Y páginas donde aparezcan relatos voyeur, como esta misma que estáis leyendo. Tras darle muchas vueltas, intente trazar un plan para que mi novia entrara también en mi juego, pero sabia que eso no seria fácil, ya que aunque llevábamos mas tres años de relación, no puedo decir que nuestras relaciones sexuales sean muy satisfactorias, ya Andrea siempre ha sido muy puritana y católica como toda su familia, pero al menos tenia que intentarlo. La oportunidad surgió cuando por motivos familiares tuvimos que desplazarnos hace una semana a Almería. Preparamos todo para el viaje menos el aire acondicionado del coche que "se olvido cargar", no eran unas fechas muy calurosas, pero por si acaso le dije a mi novia que viniera con ropa mas bien de verano, y vaya si me hizo caso, vino con una minifalda escocesa y con una camisa de botones y sin sujetador debajo. Nos montamos en el coche y comenzamos el viaje sin novedad alguna, pero al poco tiempo me dijo que se echaría un rato que las pastillas para el mareo le daban sueño, así lo hizo, al cabo de media hora aproximadamente, la toque y la llame en voz baja, pero no hubo respuesta ya que estaba totalmente dormida, -esta es la mía- me dije, y con mucho cuidado le solté los tres primeros botones de la camisa, la abrí un poco y deje a la vista de todo aquel al que adelantáramos el pecho izquierdo de mi novia, me temblaban las manos de la emoción. el primer coche al que adelantamos fue un SEAT en el que iba un matrimonio de unos cuarenta años, les adelante muy lentamente, con lo que el hombre que iba conduciendo tubo una vista perfecta del que probablemente sea el pecho mas bonito que nunca hubiera visto. Yo conducía haciendo como el que no se había dado cuenta de nada, pero la empalmadera que llevaba en esos momentos me delataba, así que saque mi camiseta por fuera al tiempo que abría mi cremallera y me sacaba la polla que por entonces ya tenia un tamaño considerable. Al siguiente coche que adelante era un todo terreno en el que viajaban cuatro jóvenes " probablemente militares por la pinta que tenían", me puse a su lado y el joven que conducía miro a su izquierda y se quedo perplejo, aviso a sus compañeros, y todos miraron descaradamente la teta de mi novia, todo esto ya lo vi yo sin vergüenza alguna, ya que miraba con descaro la reacción de los cuatro. Sin cortarse un pelo, uno de los que estaba sentado detrás, levanto el culo del asiento y se bajo un pantalón corto que llevaba puesto, dejando al aire una polla , que se encontraba ya morcillona, "no soy maricón, pero me excito el verle la polla a ese joven, ya que era mi novia quien le había provocado que tuviera el pene así", los compañeros al ver esto le siguieron, y todos empezaron a machacársela. Para excitarlos aun más, le subí la falda a Andrea y deje al descubierto un tanga blanco maravilloso, este dejaba ver por uno de sus lados, parte de uno de los labios vaginales de mi novia, era un espectáculo maravilloso, no pude aguantarme mas y yo también comencé a masturbarme, conduje junto a ellos unos 10 minutos, hasta que el que estaba sentado detrás a la izquierda soltó un chorro de leche que cayo en el cristal, al ver esto yo también me corrí, llenando el volante y parte del asiento. Tras saludar a los chavales y despedirse ellos con un toque de claxon acelere y corría limpiar todo con una toallita húmeda, a cerrarle la camisa a Andrea ya bajarle la falda, así que al cabo de unos minutos aquí no había pasado nada, almenos para los ojos de mi novia. Llegamos a Almería a las 9 de la noche, así que nos dirigimos directamente al hotel que habíamos alquilado, yo no podía olvidar lo que había pasado y llevaba un calentó que en cuanto entramos en la habitación tire a mi novia en la cama y me la follé como pocas veces lo había hecho antes, ella se dio cuenta, ya que cuando acabamos "seria sobre la 1 de la noche" me pregunto que me ocurría, ya que nunca me había visto tan salido como hoy. Yo, aun sin saber cual seria su reacción, le conté con todo detalle lo que había sucedido. Andrea lo único que hizo fue ponerse a llorar y decirme que ella no era ninguna puta, que porque la trataba como tal. -Mira mi vida- le conteste- sabes que jamás te haría nada que te hiciera daño, y que nunca te he tratado como a una cualquiera, simplemente, sabes de sobra que nuestras relaciones sexuales no se puede decir que sean perfectas, y en una relación de pareja hay un cincuenta por ciento de amor y un cincuenta por ciento de sexo. Yo te quiero con toda mi alma, pero también necesito del otro cincuenta por ciento. Dicho esto mi novia se volvió para el otro lado y se quedo dormida, cosa que yo no tarde mucho en hacer. Me desperté a eso de las 12 del medio día y me lleve un gran susto, ya que mi novia no estaba acostada a mi lado, se me vino el mundo encima, ya que pensaba que me había abandonado. Me maldije por lo que le había dicho, pero cuando mas derrotado me encontraba escuche la puerta de la habitación, era mi Andrea que venia cargada con unas bolsas. Se dirigió hasta mi, me dio un tierno beso en los labios y me dijo: Perdona que no te despertara esta mañana mi vida, pero es que dormías como un angelito- me quede sorprendido por su actitud- he estado de compras y en la peluquería. ¿no te importara no mi cielo?- me preguntó Que va mi niña- le dije mientras la abrazaba tiernamente. ¿te apetece ir a la playa? Quisiera ponerme un poco morena antes de la boda de tu prima. Claro, me ducho y salimos para allí. No sabia exactamente que le había ocurrido a mi novia la durante la noche, pero el caso es que volvía a estar conmigo y yo no volvería a insinuarle nada mas sobre lo ocurrido porque no quería perderle. Llegamos a la playa, una que esta cerca del aeropuerto de la capital, mi novia al llegar tiro la toalla, y aunque la playa estaba casi desierta por esa zona, nos situo cerca de un grupo de seis o siete jóvenes de unos 16 o 17 años. se me jodió el meterle mano en la playa- pensé. Me quiete los pantalones, la camisa y me senté en la arena, Andrea se quedo de pie y saco su camiseta , al pasar esta por sus tetas se me cayo la barbilla al suelo, llevaba puesto un bikini que apenas si tapaba sus enormes pezones, mi polla creció como un resorte. ¿de que te asustas? Aun no has visto lo mejor- dicho esto agarro la falda por la cintura y la bajo muy lentamente dándole el culo a los chavales. Cuando la cayo al suelo se dio una vuelta completa y quedo ante mis ojos con un tanga que por detrás era un hilo que se metía por la raja del culo y por delante apenas si tapaba la raja de su depilado coño, La muy zorra se había depilado por completo, en ese momento me dieron ganas de comerme ese suave conejito allí mismo. ¿qué te parece?- me dijo estas maravillosa. ¿a que se debe esto? Quiero salvar ese cincuenta por ciento que tu ya das por perdido. Y por lo que veo he empezado bien- mientras decía esto señalaba el abultado paquete de mi bañador. Si ya creo que has empezado bien, tanto por mi como por los tíos aquellos- todos estaban murmurando y haciendo gestos con la mano como diciendo que buena esta esa tía. Dicho esto, se tumbo en la toalla, y me dio un morreo de esos que te dejan extenuado, ya que su lengua se unía con la mía y cuando yo le metía mi lengua en su boca ella hacia como si fuera mi polla y comenzaba un lento mete y saca jugando con su lengua en la punta de la mía como si fuera mi capullo. Yo estaba apunto del ataque cardiaco, ya que me latía el corazón a mas de 120 pulsaciones por minuto Hoy soy toda tuya, haré todo lo que me pidas. Estas segura de lo que estas diciendo, no quiero que luego te arrepientas. Nunca he estado tan segura de nada como lo estoy ahora de esto. Pues bien, quiero que excites a los jóvenes que están tumbados a tu lado pero sin que ellos se den cuenta de que lo estas haciendo queriendo. Ella no dijo nada simplemente me dio un pico en los labios, mientras hacia esto se bajo un poco la parte del bikini que tapaba su pecho derecho, dejando así, casi la mitad de su aureola al descubierto, se volvió hacia donde están ellos tumbados, ni que decir tiene que los seis estaban mirando a mi novia. Se puso a leer una revista, estaba tumbada sobre su costado izquierdo, con lo que dejaba totalmente a la vista de los muchachos situados a unos 10 metros de nosotros, la mitad de su pecho derecho. A estas alturas yo tenia la polla que quería romper el bañador. Uno de los jóvenes, llevaba un bañador de esos farda huevos, totalmente ajustado, con lo que puedo decir que el tenia la polla aun peor que yo. Los chicos estaban entusiasmados, a mi novia tampoco parecía desagradarle esto, ya que aunque ella no lo supiera, yo notaba como comenzaba a rozar un muslo contra otro. Mientras ella estaba calentando a los jóvenes, ellos no podían verme, ya que Andrea me tapaba, así que aproveché que ella estaba de espaldas a mi, para hacerle a un lado el hilo del culo del tanga y tras mojarme el dedo se lo introduje poco a poco por el culo, ella emitió un leve suspiro, lo cual significaba su aprobación para lo que esta haciendo, aprovechando que le tenia un dedo metido en el culo, con el otro le rocé la entrada del coño, y mi sorpresa fue mayúscula al ver que estaba totalmente empapada. Parece que esto te gusta ¿no? No imaginaba que podría disfrutar tanto sintiéndome tan puta- yo ya no salía de mi asombro, ya que no estaba acostumbrado a que utilizara este lenguaje, pero yo ya no aguantaba mas y quería saber hasta donde podría llegar la nueva faceta de mi novia. ¿Hasta donde estas dispuesta a llegar? Hasta donde tu me digas.- esta conversación la teníamos susurrando, ya que ella seguía mirando para los jóvenes y estos no le quitaban ojo de encima, incluso alguno tenia su mano metida en el bañador haciéndose una paja. Me digístes que nunca habías visto una polla que no fuera la mía ¿verdad? Cierto mi vida- creo que estaba apunto de corrérse Pues bien, ahora haré como el que se va y me esconderé tras esas rocas, y quiero que consigas que al menos uno de ellos te enseñe la polla. Esta bien mi vida lo haré, pero por lo que mas quieras, no te enfades veas lo que veas. De eso nada, ahora mismo es cuando mas estoy sintiendo lo mucho que te quiero- Dicho esto, me levante y me dirigí en voz alta hacia Andrea: Creo que me he dejado el gas abierto, me acercare a la casa, no te vallas, vuelvo en una media hora. Esta bien cariño aquí te espero. Me fui dirección a la salida de la playa, pero di un pequeño rodeo y me situé a unos 20 metros de mi novia, agazapado tras unas rocas. El grupo no tardo en reaccionar, ya que empezaron a hablar entre ellos como intentando trazar un plan para acercarse a ella. De pronto, uno de ellos se levanto e intentando disimular su erección se acerco a mi chavala. Perdona, ¿tienes fuego?- dijo tartamudeando y sin dejar de mirar a las tetas de mi novia Si claro- se giro hacia donde anteriormente estaba yo tumbado y estiro el brazo para coger el mechero del macuto, mientras lo hacia levanto un poco la pierna izquierda como para tener equilibrio y dejo a la vista de este joven su coño rasurado apenas tapado por un leve hilo. Aquí tienes- le dijo. El joven estaba sudando y con la cara desencajada. Gracias- balbuceo mientras encendía el pitillo, cosa que le costo trabajo, ya que le temblaba el pulso. ¿Me invitas a uno?- Si, si claro- hizo gestos para que uno de sus amigos le trajera el tabaco, pero se levantaron los cinco para llevárselo, mi novia los tenia justo donde quería.- se sentó sobre la toalla y encendió el pitillo, los chavales la rodearon, pero como ella sabia donde estaba yo situado, les dijo que por favor se sentaran que les tapaba el sol. Así lo hicieron, los seis se sentaron alrededor de Andrea. ¿De donde eres?- le pregunto uno. Soy de un pueblecito de Cádiz, pero estoy aquí pasando unos días. ¿Y vosotros?. Somos de aquí, de la capital. Mientras hablaban, mi novia miro para abajo, y vio que tenia aún medio pezón fuera: ¡uy! Vaya espectáculo que os estaba dando- dijo mientras lentamente se subía el bikini para tapar su teta. ¡ah! Pues no nos habíamos dado ni cuenta- intento disimular uno de ellos. Conque no ¿eh? Entonces, ¿a que se debe eso?- le respondió al chaval señalándole para el paquete que formaba en el bañador.- este se puso colorado como un tomate. No me digas que te ha puesto cachondo el verme madia teta tan acostumbrado como estáis aquí al topless. Ya, pero es que nunca habíamos visto una chavala tan rica como tu, además ese bikini es bastante..... ¿cómo lo diría?-dijo el que parecía mas espabilado de ellos. ¿Provocador?- le respondió Andrea. No quería decirlo así, pero si que lo es- A mi me parece bonito, es mas, me encanta ponerme este bikini y ver como os ponéis los tíos cuando me veis con él. ¿Así que te gusta provocar?- El chico este creía que estaba controlando la situación, que podría camelar a mi novia, lo que no imaginaba es que era mi novia quien les estaba llevando donde ella quería.- ¿y porque no nos provocas un poco mas? ¿No os reñirá vuestra mámi si se entera de esto?- mi novia se cachondeaba de ellos. En este punto, yo ya había sacado mi polla del bañador y me la masajeaba suavemente a la espera de nuevos acontecimientos para cascármela. ¿estáis seguros de que no os dará un ataque cardiaco si os enseño un poco mas- mientras decía esto, se sentó cruzando las piernas como los indios, es decir, tenia todo su espléndido coño a la vista de los jóvenes, solo tapado con el hilo del tanga. Todos miraron a su entrepierna y se quedaron boquiabiertos- Además, aquí no os enseñare nada, ya que puede que nos vean, ya que aunque esas familias estén lejos, seguro que están viendo lo que está pasando- Esta bien, ¿qué te parece si nos vamos tras esas rocas?, hay una pequeña cala de unos metros donde nunca hay nadie. Mi novia se levanto sin decir nada y se dirigió donde le dijeron los jóvenes, estos se levantaron dándose codazos como diciéndose a si mismos que habían triunfado. Andrea paso a unos escasos tres metros de mi, me vio y me guiño un ojo mientras me lanzaba un beso, pero claro, todo esto sin que ellos me vieran. Llego a la calita y de nuevo se sentó como los indios, y los seis se sentaron enfrente de ella a la espera del espectáculo. Ella los miro y muy lentamente se bajo uno de los lados del bikini, pero lo hizo solamente hasta la mitad, se paró y les dijo: si queréis que continúe, vosotros también tendréis que enseñarme algo, yo se que estáis deseando haceros una paja, porque no me alegráis la vista y os la meneáis que yo os vea.- El que antes hablo no se hizo de rogar y saco su polla que estaba como tiesa como hacia años que yo no veía ninguna, ya que apuntaba hacia el cielo. Mi novia lo había conseguido, pero sabia que eso quedaría hay. Todos los amigos le siguieron, sacaron sus pollas, todas mas o menos con el mismo vigor que la primera, pero el chaval que estaba enfrente de Andrea, saco de su pantalón una polla, que aun siendo mas o menos igual de larga que la mía, su grosor era superior y tenia un capullo mucho mas ancho que el mío, mi novia se quedo embobada. No te pares ahora, sigue por favor – Le suplico el joven que siempre hablaba. Andrea le hizo caso y se bajo el sujetador del bikini por completo, dejando al aire unas tetas duras como piedras y unos pezones que estaban mas grandes que nunca, ya que apuntaban desafiantes al horizonte, se hecho la tira del bikini de su coño a un lado y comenzó a meterse un dedo mientras con la otra mano se pellizcaba los pezones. Era una imagen estupenda, ella sentada metiendose un dedo y seis jóvenes con sus potentes pollas masturbándose a un escaso metro de su cara. Dos de los chavales se corrieron en pocos segundos, cayendo la leche sobre la pierna de Andrea que ya se masturbaba enfurecidamente, pero sin dejar de mirar la polla de aquel joven. Al tiempo que se corrieron los dos primeros yo también me corrí, lanzando unos potentes chorros de semen sobre las rocas. Me encontraba casi extenuado y con mi polla ya morcillona por la gran corrida, cuando mi novia sin mediar palabra se puso a cuatro patas y se dirigió al chaval del capullo grande. Déjame que te ayude- y sin decir nada mas se metió todo el capullo en la boca, al chico le temblaron las piernas, se saco la polla de la boca un momento y le dijo a los demás, podéis tocarme mientras os pajeáis, pero solo tocarme, nada de follárme y volvía a su mamada, los chicos se miraron y corrieron todos a meterle mano, mi polla volvió a crecer, como pidiéndome que me volviera a pajear, cosa que hice, veía a mi novia a cuatro patas haciendole una mamada a un chico con una polla enorme, mientras otros dos tumbados le comían las tetas, otro le metía un dedo en el culo y otro le comía el coño, yo sentía los espasmos de Andrea cada vez que se corría, que les aseguro que fueron mas de cinco veces. El momento culmine llego cuando les dijo: Quiero que todos os corráis encima mía, quiero que me bañéis con vuestra leche. Se tumbo en el suelo boca arriba y los seis la rodearon de pie mientras se pajeaban, el primero en correrse fue al que mi novia le hizo la mamada, el chorro de semen cayo justo en la boca de mi Andrea, ella no desperdicio nada, recogió lo que cayo fuera con la lengua y trago todo el semen que tenia a su alcance, los cinco restantes al ver esto se corrieron a la vez, dejando a mi novia totalmente bañada en leche, ya que cayeron chorros sobre sus muslos, tetas, coño, cara etc, pero quizás el que lanzo el chorro de leche mas potente fui yo, aunque el mío no cayo sobre el cuerpo de mi novia, sino que cayo entre las rocas. Andrea paso unos segundos tirada en la arena metiendose aun un par de dedos en su coño, pero al momento se levanto: Ahora debéis iros, no vaya a ser que llegue mi novio y os ve a aquí, será mejor que os valláis mientras yo me doy un baño en el mar. Cuando ellos se fueron yo baje por las rocas y me dirigí al mar donde ella estaba bañándose, me miro a los ojos y me dijo: ¿Crees que me he pasado cariño? Creo que me has dado el placer mayor que he tenido en mi vida, nunca antes había disfrutado como lo he hecho hoy, creo que nuestro cincuenta por ciento está totalmente salvado.