Historia Eclipse 1900 - La prensa de la época. Curiosidades y Anécdotas

HISTORIA DEL ECLIPSE TOTAL DE SOL DEL 28 DE MAYO DE 1900 OBSERVADO DESDE SANTA POLA

LA PRENSA DE LA ÉPOCA

Desgraciadamente en 1900 no tenemos constancia de que existiera ninguna publicación local que informase del evento. Sí en cambio imprimían sus páginas algunos diarios provinciales, que tampoco eran muchos de Alicante y Elche.

Pese a ello, semejante evento no podía pasar desapercibido ni siquiera para la modesta prensa de la época. Sus artículos, trascritos aquí literalmente, decían:

En el periódico "LA CORRESPONDENCIA ALICANTINA, 28 mayo 1900":

"En Santa Pola" el eclipse fue presenciado por la multitud con religioso respeto, descubriéndose cuando aquel llegó a su totalidad . Las mujeres ,verdaderamente emocionadas por la grandiosidad del espectáculo lloraban. Los astrónomos extranjeros se mostraban satisfechísimos por la perfección de las observaciones. Estas han sido hechas también por los tripulantes del buque inglés "Theseus". Los contactos se han realizado con precisión absoluta. El sabio Lockyer ha hecho curiosísimas observaciones. Todo el personal de los observatorios ha estado ocupadísimo."

"EL LIBERAL" en su edición del viernes 11 de mayo 1900 titulaba:

"LOS ECLIPSES Y EL TOTAL DE SOL DEL 28 DEL PRESENTE.

Se extenderá su zona de totalidad desde California hasta el Mar Rojo ,cruzando América el Atlántico y entrando en la península Ibérica por Portugal cruzando España y parte de Africa por Argelia .

Al Este de la totalidad del eclipse durará 1minuto y 10 segundos ,y al Oeste ,1 minuto y 35 segundos .Los observadores desde lugares al Norte de la zona de totalidad verán la fase máxima eclipsada en la parte meridional del disco del Sol, y los que contemplen el eclipse desde lugares al Sur verán una pequeñísima porción del limbo solar hacia la parte Norte .

En Alicante durará el eclipse desde las 2h y 43 minutos de la tarde a las 5 h y 4 ;La fase máxima ó medio del eclipse será en esta capital á las 3h y 58.

"EL PUEBLO DE ELCHE, 27 de mayo de 1900" bajo el titular "LO DE SANTA POLA", decía:

Sucedió que las comisiones inglesa y escocesa y en su nombre sir Norman Lochyer, invitó, por mediación del señor alcalde de Santa Pola, a las comisiones de astrónomos que han establecido sus observatorios en nuestra ciudad, a visitar sus instalaciones montadas en la inmediata playa.

Señalóse para ello la tarde del miércoles, y así se lo avisó al señor Canales el señor alcalde de Santa Pola.

Llegó el día de autos, y los ingleses no descansaron desde por la mañana en arreglar sus instalaciones, poner en posición sus aparatos, y revestir el acto, en fin, de todo aquello que pudiera mostrar claramente la grandeza y la majestad que es propia del Reino Unido.

Sir Norman, míster Copeland, todos esperaban con ansia la llegada de los invitados. Pasaban las horas y los ingleses iban caldeándose bajo los rayos de aquel Sol que incendiaba el saladar con la instalación inglesa y el montículo sobre el cual se asentaba la instalación escocesa. Y dieran las seis de la tarde, hora de la comida, y sir Norman, abrasado por el Sol y por la tardanza de las comisiones, mandó cubrir los aparatos, envió al crucero la tripulación que formada estuvo en tierra horas enteras para hacer los honores a los que habían de haber llegado y dijo: C'est finí; je suis très enfaché; je máu vai. Y se fue sin despedirse siquiera del Rvdo. P. Rodríguez de Prada y de los enviados del observatorio de San Fernando, que vestidos de paisano habían acudido a la invitación.

Y nos quedamos todos mirando aquellas lonas que cubrían las armas que han de esgrimiese mañana contra el astro-rey, y aquel crucero que balanceábase allá enfrente con la serenidad imperturbable del que confía en su poder, y aquella lancha de vapor que transportaba los tripulantes ingleses y... las espaldas de sir Norman que a toda prisa se dirigía a la fonda en busca de la comida que en la fonda le esperaba con exactitud verdaderamente inglesa, y para inglés astrónomo confeccionada.

Y todos quedamos allí, sin saber qué hacer, ni qué partido tomar, pero dando todos por fracasada la expedición.

Y pasó el tiempo y sonaron las siete 3, media, y vimos entrar guiando su tartana al señor alcalde de Elche, que por fin llegaba en compañía de mesdaumes de la Baume Pluvinel y Burguet, y sus respectivos esposos, seguidos de otros carruajes con los restantes invitados, a excepción del señor Landerer, que no pudo asistir por su delicado estado de salud.

Enterado de la sucedido y sintiéndolo mucho, fueron todos in- vitados a un espléndido lunch ofrecido por el señor alcalde de Santa Pola, y en el cual se escucharon los brindis de D. José Bonmatí, que saludó a las comisiones 'científicas, haciendo votos por la unión de todos los pueblos, de Mr. Hamey, que agradecía el recibimiento dispensado por el pueblo en que se encontraba y brindó por Elche, por Santa Pola y por Francia y España. El señor López Campella brindó por la raza latina y D. Francisco Bonmatí, alcalde de Santa Pola, resumió brindando por la armonía de todas las naciones. Todos fueron muy aplaudidos.

Acto seguido enviase un recado a sir Norman, pidiéndole permiso para ir a saludarle, al cual contestó dicho señor que sentía mucho no poder hacerlo, porque sus ocupaciones y la falta de lugar a pequeñez de la habitación, le impedían recibirles.

Esto, con ser grave, no lo es tanto como lo siguiente: y es que míster Copeland, o sea, la comisión escocesa, continuó esperando la visita de los invitados, y allí continuarían aún si no se hubieran enterado de lo que sucedía. Con lo cual, se quedó mal con todos. Con los ingleses por no haber llegado a tiempo, y con los escoceses por haberles desatendido, puesto que una vez en Santa Pola, debió visitárseles."

"EL LIBERAL, 29 de mayo de 1900" decía:

"EL ECLIPSE DE HAYER ,como quiera que uno de los puntos indicados como mejores para observar el eclipse era Santa Pola ,allí nos dirigimos hayer mañana ,llegando á dicha villa muy cerca del medio día .

Inmediatamente nos dirigimos á visitar los observatorios comenzando por el de la comisión de Londres, establecido en la playa a cuyo frente se encontraba anclado el magnifico transporte ingles "Theseus". El observatorio ocupaba una vasta extensión de terreno en el que se hallaban diseminados multitud de aparatos y varias tiendas de campaña. Pero á dicha hora no habían comenzado los trabajos y sólo se encontraban en el campamento algunos marineros y las parejas de la guardia civil que custodiaban el observatorio.

Acto seguido nos trasladamos á la parte Norte de la población donde se hallaba instalada la comisión de Escocia a cuyo frente figuraba el eminente astrónomo Mr Ralph Copeland .El observatorio escocés estaba dotado de menos aparatos y por consiguiente ,de más escaso personal que el de Londres, el cual lo presidía el ilustre Sir Norman Lockyer .
Mr Copeland se encontraba disponiendo los últimos detalles y revisando todos los aparatos que habían de servirle para la observación del fenómeno.

 

CURIOSIDADES Y ANÉCDOTAS

Entre los documentos que hacen mención a los acontecimientos ocurridos con motivo del Eclipse Solar, se encuentra una acta del Ayuntamiento de Santa Pola, que mediante Pleno en sesión ordinaria de fecha 5 de Junio de 1900, trascrita literalmente, dice lo siguiente:

"El Señor Alcalde-Presidente manifestó a la corporación que el día 24 de mayo próximo pasado fueron invitados por el Señor Alcalde en su nombre y el del presidente de la comisión oficial inglesa Sir Norman Lockyer visitaron esta población los representantes de las comisiones astronómicas extranjeras y españolas establecidas en Elche. Por ello y como representante del Ayuntamiento por virtud de las facultades que en estos casos le confieren las leyes y autorizado por el mismo en la sesión del día 15 del mismo anterior, había creído conveniente y necesario para el buen nombre del municipio que representaba dispensar algunas atenciones y obsequios a los mas ilustres representantes de la ciencia, huéspedes de la población.

En su virtud en la tarde de dicho día 24 y en el salón de actos del Ayuntamiento, ofreció a dichos Señores en unión de las autoridades locales un modesto refresco como expresión de la consideración y deferencia que el Ayuntamiento guardaba a dichos Señores. Además hallándose en la bahía un buque de guerra perteneciente a la nacionalidad inglesa, entendió que convenía igualmente dispensar algún obsequio a los representantes de dicha nacionalidad, por cuya razón había organizado una función de teatro en honor de los astrónomos y de los marinos ingleses, la cual tuvo lugar el día 28 de mayo último. El Ayuntamiento en vista de lo manifestado por el Señor Alcalde y de lo acordado por el mismo en sesión del 15 de mayo último acuerda se abonen á Don Antonio Quirant la cantidad de ochenta y ocho pesetas cincuenta céntimos, importe de lo invertido en pastas dulces y licores para el refresco ofrecido á las comisiones astronómicas extranjeras y españolas. Acto seguido el Señor Alcalde Presidente manifestó: Que al tiempo de despedirse, el Señor comandante del buque de guerra Theseus hizo entrega de diez libras esterlinas para repartirlas entre los pobres de la localidad como un acto de cortesía y deferencia hacía el pueblo de Santa Pola por la benévola acogida y cariñosa hospitalidad que durante su estancia en la población se les había dispensado. Seguidamente, el Señor regidor síndico Don José Bonmatí Mois hizo uso de la palabra, manifestando que el Ayuntamiento en nombre del pueblo debía estimar y agradecer esta prueba de consideración y cortesía de los representantes de la nación Británica haciendo constar en acta de modo solemne los sentimientos que animan a la corporación por un acto que a la par que honra á los que lo efectúan, honraba también al pueblo de Santa Pola."
Fig.: 12. Reproducción de una de las hojas del libro de actas.

 

SANTA POLA, EL ECLIPSE Y EL FÚTBOL

Quién iba a decir que a causa de aquel eclipse de Sol del 28 de mayo de 1900, Santa Pola fuera el primer lugar de la Comunidad Valenciana por donde se introdujo y se expandió el fútbol, el deporte rey por antonomasia en nuestro país.
Su origen tuvo lugar en la tranquila playa de nuestra Santa Pola, y las circunstancias, la llegada de aquel magnífico buque inglés llamado Theseus, el cual, fondeado al abrigo de nuestra bahía, desembarcó a aquellos sabios y a su dotación compuesta por oficiales y marineros.

Estos últimos fueron los protagonistas, ya que en sus ratos de ocio, practicaban en la misma playa, aquel juego que llamaban foot-ball.

Esto produjo una gran expectación y extrañeza por parte de los santapoleros y curiosos que merodeaban por los alrededores de los campamentos.

La noticia fue relatada por un corresponsal enviado para la ocasión por el "LIBERAL" Diario Político y De Intereses Materiales (Martes 29 de Mayo de 1900) el cual, literalmente, decía así: "Los marineros de este precioso buque (Theseus) se allaban jugando al foot-bail, violento ejercicio que realizaban con una pelota de goma, valiéndose para jugarla de la cabeza y de los pies, con prohibición absoluta de las manos y brazos"

En otras partes del país también llegó este deporte por los barcos ingleses que llegaban a sus puertos para traer o cargar mercancías, pero en ningún otro lugar ocurrió un caso tan peculiar como el de nuestra Villa.

Fig.: 13 Marineros del Theseus en la playa de Santa Pola

Con la creación por aquel año de la empresa salinera, hoy Salinas Bras del Port, algunos años después los barcos que arribaban para cargar sal, sus marineros siguieron utilizando nuestras playas para practicar el fútbol. Con estos antecedentes no es de extrañar la gran afición que existe en nuestra localidad, la cual ha dado buenos jugadores como fueron los hermanos Maciá, que contribuyeron a dejar muy alto al equipo del Hércules C. F. También lo fueron Miguel Quirant y Antonio Pascual Bonmatí, todos ellos dejaron en un lugar de honor el nombre de Santa Pola