Untitled Document
HYAKUTAKE, EL PASO DE UN COMETA

Pequeño comentario realizado para una revista local en el que se describe el aspecto del cometa y donde se resumen las observaciones e impresiones que tuvimos.

Autor: Enrique Oriola Lafuente

Los cometas provienen de una zona llamada nube de Oort situada en los confines de nuestro sistema solar. Es aquí donde pululan estos bólidos que de vez en cuando debido a las fuerzas gravitacionales de nuestro sistema solar son atraídos, siendo visitados por alguno de ellos o varios. Los cometas se definen como "bolas de hielo sucio", estando formados por un núcleo de fragmentos rocosos unidos por hielo con metano, amoníaco, anhídrido carbónico y agua.

El núcleo está rodeado por una cabellera de gas y polvo, cuando un cometa se acerca al sol es cuando hace visible la cabellera, haciendo el viento solar que se desprendan partículas de gas y polvo. Durante estos meses hemos sido visitados por el cometa Hyakutake que ya desde el 30 de enero fue descubierto por el astrónomo aficionado japonés Yiji Hyakutake. Este cometa de dimensiones semejantes a las del Halley (una decena de kilómetros su núcleo) se ha podido observar entre los días 23 de marzo al 3 de abril. El Hyakutake se considera como un cometa de periodo largo o muy largo, ya que, aunque es muy difícil de predecir con exactitud, se estima que tardará unos doscientos años o más en completar su órbita alrededor del Sol.

Como no podría ser de otra forma, la Agrupación Astronómica de Santa Pola, nos pusimos en marcha, preparados para su observación y seguimiento fotográfico. El día 20 de marzo nos preparamos con los instrumentos elementales para su observación: cámara fotográfica, seguidor, prismáticos, etc., siendo el lugar elegido la zona bajo el cabo de Santa Pola, ya que en este primer contacto con el cometa se encontraba en la constelación de Boyero a pocos grados de su estrella principal y a unos diez grados del horizonte, era el mejor lugar para su observación. Allí estuvo el grupo tratando de localizarlo, pero unas nubes bajas tapaban una extensa franja del horizonte. Apunto estuvimos de desistir, hasta que las nubes se fueron disipando. Cuál fue nuestra sorpresa al comprobar que allí estaba el cometa, brillante como un pequeño cúmulo. De inmediato nos dispusimos a observarlo con prismáticos; era espectacular aunque no ofrecía una gran cola. Se fotografió y se tomó notas de su posición.

Después de este primer contacto fuimos distintos miembros de la agrupación, bien desde nuestros domicilios u otros lugares, haciendo un seguimiento en solitario día a día, con prismáticos o con telescopio. Su núcleo era tan brillante que ya teniéndolo localizado se podía ver a simple vista incluso desde el mismo casco urbano.

El día 27, ya más alto y próximo a la estrella polar, ofrecía una espectacular cola como podréis observar en la fotografía tomada también desde bajo del cabo. En la noche del 3 al 4 de abril esta vez desde arriba del cabo, pudimos observar el eclipse total de Luna, aunque las condiciones atmosféricas no eran muy propicias para su fotografía y el cometa Hyakutake se encontraba muy alejado de nosotros, ofreciéndonos una pobre imagen, pero aún así y a pesar de las horas de sueño, para nosotros es maravilloso todo lo que acontece en el universo.

El Hyakutake según las predicciones de los expertos será el aperitivo para la llegada en 1997 de otro cometa: el Hale-Bopp, más brillante, pudiendo ser uno de los cometas más importantes de este siglo. Hasta entonces os mantendremos informados de cualquier novedad que ocurra en el cosmos.

Fotografía de Vicente José Molina García.