Centauros

CENTAUROS

 

Los centauros son seres cuya mitad inferior del cuerpo, es la de un caballo y la mitad superior la de un humano, hombre, mujer o niño. No son criaturas muy numerosas, y suelen vivir agrupados en manadas. Su piel puede ser blanca, negra o tostada, sus ojos y sus cabellos adquieren cualquier tono, hay tanta variedad como en los humanos.

   Hábitat: Los centauros, al igual que los caballos, se mueven mejor en praderas y valles. Siéndoles realmente dificultoso penetrar por bosques frondosos o subir montañas. Suelen formar poblados con casas de madera y barro y llevar una vida tranquila. Los principales asentamientos conocidos se encuentran en el Valle de Dalnigoth en el primer continente y en las Praderas de Argorím en el tercer continente. Aunque no son los únicos asentamientos, hay otros más pequeños repartidos por los tres continentes. 

   Vida: Los centauros agrupados en sus pequeños poblados, se dedican a tareas mayoritariamente pacíficas, cultivan sus huertos y campos, crían animales para darles comida, leche y vestido, y elaboran útiles para el hogar. Sin embargo los centauros son expertos luchadores y son entrenados desde pequeños para manejar armas y luchar cuerpo a cuerpo, son muy rápidos en campo abierto y pueden dar grandes coces durante las peleas con sus poderosas patas traseras. Son algo más fuertes que los humanos normales y poseen su inteligencia y habilidades.

   Organización: Normalmente es el más viejo y sabio de ellos quien los guía y gobierna, sin embargo, su mandato suele ser compartido con los principales miembros del poblado que debaten entre ellos y toman las decisiones conjuntamente.

    Personalidad: Los centauros en su mayor parte son gentes de honor, nobles y orgullosos. Les gusta vivir en paz y se alejan del resto de razas porque les temen y les odian, de este modo evitan luchas innecesarias. Su código del honor protege al bien y a lo que les rodea.

   Historia: Se dice que hace mucho tiempo existía una población en Barat Duin que logró domar a lo que entonces se conocía como "los veloces" , estos eran caballos salvajes que corrían por las grandes estepas y extensiones verdosas, alimentándose aquí y allí de vegetales y frutas. Un grupo de humanos logró domarlos y se dieron cuenta de que resultaban muy útiles para viajar sobre ellos. Muchas de estas gentes esclavizaron a los animales, pero hubo un reducido grupo que los amaba, cuidaba de ellos y los respetaba por ser animales de gran nobleza y belleza. Querían protegerles y Ciam, el espíritu de las criaturas les concedió un deseo y fundió a estos humanos con los caballos. Así surgieron los centauros, o al menos eso cuentan.

   Un centauro puede  comunicarse con los caballos y animales similares y los ama, cuida y respeta, los protege de ser necesario. O al menos lo hacían. Actualmente muy pocos torturan a los caballos, son animales de compañía, que ayudan en las labores domésticas o sirven de medio de transporte, pero se les respeta. Sin embargo a los centauros se les teme y odia, por ello se ven obligados a ocultarse y vivir aislados y esa es una de las razones por la que tan pocos existen. Hubo un tiempo en que muchos de ellos perecieron, en una guerra contra las amazonas, ni siquiera las más viejas de ellas ni los más viejos de ellos recuerdan el porqué de la lucha. Tan solo que al final todo se solucionó y decidieron respetarse mutuamente, pero muchos centauros y muchas amazonas fallecieron. Y no es fácil criar centauros que lleguen a adultos.

    Centauros Oscuros: Los centauros oscuros son exactamente iguales a sus compañeros con la única diferencia que, en lugar de proteger y cuidar lo que les rodea, aman y sirven al mal.