Semielfos

SEMIELFOS

 

Origen: Los semielfos son una raza extraña de encontrar. Son hijos de dos razas totalmente diferentes entre ellas; los elfos y los humanos. Estas relaciones son muy escasas pues entre estas razas las relaciones no son siempre cordiales; los elfos con su altanería y orgullo y los humanos con su odio y celo respecto a otras razas. Aun así, en contadas veces ya sea por azar ya sea por destino, se dan relaciones interraciales entre estas razas y pocas veces llegan a algo más serio. En este caso, las parejas tiene la difícil tarea de criar a su hijo como puedan, pero las dificultades suelen ser muchas dada la intolerancia de estos pueblos hacia estos pobres mestizos. La segunda manera en que vienen al mundo es por un hecho mas escabroso; a veces se dan casos en que bandidos y saqueadores violan a otras razas. Si por desgracia dejan vivir a la víctima y por un triste sino ocurre lo que nadie esperaba, pero estos casos son minoritarios aunque hacen que resulte una situación aún más difícil que el caso anterior.

   Residencia: La vida siempre es dura para estos prodigios de la naturaleza pues además de sufrir en sus propias carnes una humillación constante, hay que tener muy en cuenta en el sitio en que vivirá el pobre neonato. La constante suele ser la incomprensión e indiferencia de la población en que estén, pero se suele acentuar en las poblaciones humanas que demuestran más repulsión. Por el contrario los elfos tienden a ser más tolerantes, poniendo la norma de que el humano que lo engendró abandone a su progenie y los elfos se encargan del resto. Suele ser una solución bastante aceptada, pues la mayoría de los elfos desdeñan a los humanos pero no son tan estrictos con alguien que tenga su propia sangre, aunque sea un semielfo. Así pues, en el caso que se le críe en un ambiente elfo en vez de otro, se le enseñará igual que se haría como otro más, aunque puede haber complicaciones, debido a no ser un pura raza.

    Apariencia física: Físicamente, los semielfos suelen tener rasgos de las dos razas. La estatura es superior a la humana en la mayoría de los casos, pero no tanto como en los elfos. Ha destacar de sus rasgos faciales es que son más bellos y delicados, de gran hermosura si se comparan con los cánones humanos pero no llegan a los niveles de los elfos. Esta gran belleza les viene de su parte élfica como también la peculiar forma de sus orejas, que también es muy parecida a la de los elfos. Tienen aún más características suyas, como por ejemplo un oído muy agudo y unos ojos de gran intensidad, que pueden reflejar con gran abanico sus sentimientos, además de poseer una vista muy aguda. La variabilidad de los tonos de su pelo puede variar mucho según su ascendencia, sin tener unos patrones claros. También tienen una complexión no muy delgada, un punto intermedio entre la élfica y la humana, no teniendo el aspecto frágil de los elfos, pero si parte de su agilidad y una mayor fuerza relativa respecto a los elfos. Dada su gran variedad que pueden llegar a su disposición pueden llegar a ser muy buenos guerreros y magos, dado que heredan gran parte de las aptitudes de las respectivas partes paternas y maternas.

    Personalidad: La manera de ser de los semielfos puede ser una gran sorpresa para muchas personas. Muchas veces pueden coger como suyos algunos patrones de sus padres, siendo común una gran curiosidad y vitalidad, con grandes dosis de querer hacer cosas, venida de su parte humana y una gran capacidad de observación y tranquilidad, con una parsimonia para algunas cosas que ellos consideran importantes, esta peculiaridad es innata en la naturaleza élfica, ya que les gusta que las cosas no cambien rápidamente ya que todo requiere su tiempo. Dado que los semielfos pueden gozar de una vida mucho más larga que la de los propios humanos, pero sin llegar a la extrema longevidad de los elfos, hace que muchas veces sientan con fuerza y tengan una vista de la vida diferente, pues gozan de más tiempo, y a la vez tiene más intensidad que los elfos intentando catar y vivir cuantas más experiencias mejor, con gran vitalidad, pues su parte humana hace que intenten vivir más apasionadamente. Son una raza realmente especial, pero muchas veces se saltan algunas pautas y hacen lo que les parece.

(Sección escrita por Sakura, gracias)