puntadas II
Novedades
Bocetos
onceptos básicos de costura

Puntadas II

PUNTO DE LADO

Es el punto que se utiliza en los dobladillos. Se hace un doblez por el borde de la tela tal y como aparece en el dibujo, y se coge una puntada en la tela (solo un hilito, para que no se note por el derecho) y un poco más en el borde del doblez. Las puntadas deben ser pequeñas. Para que quede más fuerte, dar varias puntadas juntas en el doblez cada 10 centímetros.

PUNTO ESCONDIDO

Este punto es similar al punto de lado pero con una diferencia: en lugar de hacer una doblez en el borde de la tela, se levanta un poco la misma, de forma que el punto quede oculto. Se debe coger primero un hilito de la tela y luego un hilito del dobladillo, de forma que los puntos apenas se perciban.

El borde del dobladillo hay que sobrehilarlo con antelación.

PUNTO ESCAPULARIO

Este punto se utiliza para coser los dobladillos en telas gruesas. El dobladillo no lleva doblez para que no sea demasiado abultado. Las puntadas deben ser pequeñas y no deben apreciarse por el derecho de la tela. Con este punto no hace falta sobrehilar previamente el borde.

RIZO O FRUNCE (Punto de bastilla)

Se enhebra la aguja y se le hace un nudo al final del hilo, que debe ser igual de largo que el trozo a rizar. Empujando con el dedal, se clava la aguja en la tela y se saca la punta a unos dos milímetros. La aguja debe coger varias puntadas a la vez, pequeñas y muy iguales.

Cuando se llega al final, se quita la aguja y se le hace un nudo al hilo. Se estira del hilo delicadamente para que la tela se frunza (se formen los plieguecitos) hasta la medida deseada. Para sujetar el hilo, se clava un alfiler y se enrolla el hilo sobrante en forma de 8 alrededor del alfiler.

Repartir los pliegues por igual por todo el frunce cuidando de no romper el hilo. Si la tela es muy gruesa o pesa mucho es conveniente pasar dos frunces, separados por medio centímetro y luego estirar de los dos hilos a la vez.

El frunce también puede pasarse a la máquina, poniendo el tamaño máximo de pespunte y aflojando un poco la tensión del hilo.

sigue...
volver a puntadas
Volver a introducción puntadas III
Queda prohibida la reproducción de este material sin el permiso expreso de la autora.

© Maribel García-Consuegra Madrid para la Sociedad Tolkien Española

http://www.eltallerdebaya.net baya_de_oro@wanadoo.es