sobrecota
Novedades
Bocetos
utoriales

SOBRECOTA

 

Una adaptación de una antigua prenda, la sobrecota, nos va ha servir para hacer un vestido medieval rápido y sencillo.

Esta era una prenda que se colocaba sobre la "cota", una túnica de manga larga y ajustada ceñida al cuerpo. Utilizaremos un vestido ajustado y de manga larga que ya tengamos como cota, o en su defecto un suéter con las mismas características, a ser posible en colores vivos y en tejidos bonitos (terciopelo, licra....). En este último caso, cerraremos la sobrecota por los lados.

 

En el modelo he utilizado una tela sedosa de color plata, pero se pueden utilizar tejidos lisos, brocados o estampados con dibujos geométricos o naturales estilizados (echar un vistazo a tapicerías y telas de cortinas, que seguro encontráis maravillas).

Estas instrucciones están pensadas para telas de 1.50 ó 1.60 de ancho como mucho. Si utilizais telas de cortina, que miden 2.80 de ancho, deberéis cortar lo que sobra.

Para calcular la tela necesaria, medir desde la base del cuello hasta el suelo y multiplicar por dos. A esa cantidad añadir 25 centímetros para la cola. Siempre en doble ancho, por supuesto.

Para cortar la sobrecota, necesitamos una revista de patrones que tenga algún modelo de vestido ajustado con costadillos.

Sacar los patrones del cuerpo (delantero y espalda) siguiendo las instrucciones de la revista en vuestra talla. Los costadillos no hacen falta.

Al delantero pegarle con celo una hoja de papel de periódico al patrón como aparece en el dibujo, partiendo de la cintura. Para ello, colocar el patrón sobre el cuerpo, ajustándolo bien en el hombro y manteniendo erguida la postura. Hacer una marca exactamente donde esté vuestra cintura con ayuda de un lapiz y pegarle la hoja de papel.

Medir vuestro contorno de caderas (pasando el metro por la parte más gordita del culo) y dividirlo entre cuatro. Trasladar esa medida desde el borde del patrón hasta la hoja de papel en el sentido de la flecha y trazar una raya, para marcar vuestra cadera.
Ahora, dibujamos una curva suave que baje hasta nuestra cadera y recortamos lo que sobra.

ATENCIÓN: Si vais a utilizar un suéter como cuerpo, la curva debe terminar unos 5 centímetros como mínimo por encima del borde del suéter, para evitar que se vea el truco. El sistema más sencillo es ponerse el cuerpo y colocarse el patrón encima. Si se ve el borde del suéter hay que subir la curva un poquito.

sigue...
Volver a introducción sobrecota II
Queda prohibida la reproducción de este material sin el permiso expreso de la autora.

© Maribel García-Consuegra Madrid para la Sociedad Tolkien Española.

www.eltallerdebaya.net baya_de_oro@wanadoo.es