Filmografia de Bette Davis

 

Bette Davis

Una actriz legendaria

 

El cielo y tú

 

 

Ficha artística y técnica

Título original: All this, and heaven too

Una producción Warner Brothers (1940)

Dirección: Anatole Litvak

Basada en la novela de Rachel Lyman Field

Reparto: Bette Davis, Charles Boyer, Jeffrey Lynn, Barbara O'Neil, Virginia Weiler, Helen Westley, Walter Hampden, Henry Daniell, Harry Davenport, George Coulouris, Montagu Love, Janet Beecher

 

 

Argumento: A Bordo de un transbordador del canal, rumbo a Francia, Mademoiselle Henriette Deluzy Desportes (Bette Davis) conoce a un pastor protestante norteamericano, Henry Field (Jeffrey Lynn), al que le habla de su nuevo empleo como institutriz de los hijos del duque y la duquesa de Praslin. Al desembarcar en Cherburgo, el reverendo Field le desea suerte y se despide de ella, convencidos ambos de que no volverán a verse.

Una vez instalada en la tristona mansión de los Praslin, Henriette averigua que la duquesa (Barbara O'Neil), una voluptuosa belleza corsa, se siente terriblemente celosa de su apuesto marido (Charles Boyer). Pero Henriette ignora las ominosas habladurías de la servidumbre y se gana el afecto de los niños, así como la gratitud del duque. La duquesa, en cambio, no le oculta su desagrado y confía al abad Gallard (Fritz Leiber) sus sospechas de que Henriette la traiciona con el duque. El abad Gallard sugiere a la duquesa que pase más tiempo con sus hijos.

 Una tarde muy fría, ella insiste en que su hijo Raynard (Richard Nichols) la acompañe a dar un paseo a caballo. El leve resfriado del niño se convierte en difteria y Henriette permanece a la cabecera de su cama, cuidándole a lo largo de la crisis. Cuando se recupera, la duquesa se marcha a Córcega para visitar a su padre (Montagu Love), pero regresa cuando llegan a sus oídos murmuraciones sobre el duque y Henriette.

 

   

 

La duquesa insiste en que la joven institutriz abandone su casa después de que pase el tiempo suficiente para que se desvanezca el escándalo, pero no cumple su promesa de entregarle una indispensable carta de recomendación. Cuando el duque se entera, meses más tarde, se enfurece y discute con ella. A la mañana siguiente encuentran a la duquesa asesinada y detienen a Henriette como sospechosa de complicidad con el duque, que ha sido sometido a arresto domiciliario.

La opinión pública obliga al rey Luis Felipe a firmar una orden que haga comparecer al duque ante un tribunal, pero éste ingiere veneno. Los fiscales corren con Henriette a su lecho de muerte con la esperanza de oír una confesión en el último instante, pero no se descubre nada, excepto la prueba de la inocencia de Henriette. La absuelven, pero se la obliga a abandonar el país cuando el pueblo francés, encolerizado, exige que Luis Felipe abdique por su negligencia en el asunto Praslin.

El escándalo precede a Henriette hasta Nueva York, donde ha conseguido un empleo como profesora de un selecto colegio para jovencitas. Al encontrarse con un aula llena de alumnas hostiles, no le queda más remedio que contarles la verdadera historia de "la famosa Mademoiselle D.". Cuando la termina, se ha ganado el afecto de todas. Después se entera de que el reverendo Field, que ha venido a visitarla, fue quien le encontró el nuevo empleo.

 

 

Volver a Filmografía   |   INICIO