CUENTO

CUENTO: La ensalada de cebollas

  Un cuento narrado con un guiñol de guante, con cinco personajes, da pié a reflexionar sobre el valor de la diferencia y a profundizar sobre el lenguaje escrito.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La ensalada de cebolla

 (Se divide el alumnado en cuatro grupos, unos son las cebollas amarillas, otros las negras, otro grupo son cebollas de color naranja y el último grupo son cebollas  marrones. El narrador nunca nombra el color sino que señala al grupo que  represente las cebollas de color al que se quiera referir)

(Se puede representar con un guiñol de guante en el que cada dedo es uno de los personajes)

 Érase una vez un grupo de amigos que decidieron realizar un viaje juntos.

Se llamaban Sisí, la del pelo color de  sol; Lala, la  del pelo color noche; Mumú, que era un gatito muy sabio; Pepe, el de la gorra de zanahorias; y por último, Totó, que tenía el pelo color chocolate. Nadie supo nunca si el pelo era natural o que siempre lo llevaba manchado.

Subieron a un coche y se fueron al campo.

A lo lejos vieron un huerto de cebollas de color  ...... (AMARILLO)

Siguieron andando y vieron otro campo de cebollas de color .......(NEGRO)

Siguieron andando y vieron otro campo de cebollas de  color .......(NARANJA)

Siguieron andando y vieron otro campo de cebollas de color .......MARRÓN)

(señalamos cada grupo dice el correspondiente color )

Sisí dijo: vayamos al huerto de las cebollas de color  ........, como mi pelo que quiero probarlas. Seguro que son las mejores cebollas del mundo. Cogió una cebolla de color ........ Se la metió en la boca y la escupió de fuerte que estaba.

Entonces dijo Lala: vayamos al huerto de las cebollas de color  ......., como mi pelo, que quiero probarlas. Seguro que son las mejores cebollas del mundo. Cogió una cebolla de color ........ Se la metió en la boca y la escupió de fuerte que estaba.

Luego dijo Pepe: vayamos al huerto de las cebollas de color  ......., como mi pelo,  que quiero probarlas. Seguro que son las mejores cebollas del mundo. Cogió una cebolla de color ........ Se la metió en la boca y la escupió de fuerte que estaba.

Por último dijo Totó: vayamos al huerto de las cebollas de color  ......., como mi pelo,  que quiero probarlas. Seguro que son las mejores cebollas del mundo. Cogió una cebolla de color ........ Se la metió en la boca y la escupió de fuerte que estaba.

Ninguno podía comer aquellas cebollas que tanto les apetecía.

Entonces a  Mumú, el gatito sabio, se le encendió una lucecita, tuvo una idea.

- Creo que tengo la solución para poder comer las cebollas. Picaremos una de cada color: una ....., otra ........., otra ........, y otra ........ y le añadimos tomate y lechuga. Le echamos un poquito de vinagre, un chorreón de aceite y una pizca  de sal.

Y así lo hicieron.

Se fueron para el campo y cogieron una cebolla de color ........ La picaron a trocitos. Se fueron para el otro campo, cogieron otra cebolla de color ..... y la picaron a trocitos. Se fueron al otro campo, cogieron otra cebolla de color ........ y  la picaron a trocitos. Se fueron al último campo, cogieron otra cebolla de color ........ y  la picaron a trocitos. Picaron a continuación un tomate y una lechuga, le echaron un poquito de vinagre, un chorreón de aceite y una pizca  de sal. Lo movieron y se lo comieron.  (Todos simulan comer la ensalada). Ahora, la ensalada estaba riquísima.

Y colorín colorado este cuento encebollado se ha acabado.

Este cuento sugiere algunas actividades como calcar los personajes del cuento o modelar en plastilina verduras y frutas.

 

Pero, sobretodo, propicia trabajar una alimentación saludable realizando una suculenta ensalada en clase.

 

Traemos los ingredientes de la casa y los picamos para realizar la ensalada.

   

Valoramos una buena alimentación y disfrutamos comiendo la ensalada del cuento.

Cada día vamos aprendiendo la canción de los personajes y escribiendo su letra para realizar un libro que llevamos a casa para compartir con la familia. En cada canción tomamos conciencia de la escritura alfabética con las consonantes de los personajes del cuento.

Ver libro