La constitución de las hormigas

La constitución de las hormigas (Esperanza)

El cuento dice algo así:

Había una vez un hormiguero en el que ya no cabía nadie más.

Decidieron hacer un nueve hormiguero más grande. 

A la mañana siguiente comenzaron a buscar los picos y palas pero no lo encontraron en todo el día. Por la noche, alguien fue a beber agua a la nevera y allí estaban. Se acostaron pensando que al día siguiente comenzarían la obra.

Al otro día comenzaron a trabajar pero cada uno comenzó donde quiso. No se ponían de acuerdo. Uno hizo una ventana en el suelo y solo se veía la tierra. Otro hizo una puerta en el techo y entraba el agua cuando llovía. Otro iba tapando el pasillo que los demás abrían. Llegó la hora de comer y no tenían comida porque nadie se había encargado de buscar comida para los que trabajaban. Aquello era un lío tremendo.

La más pequeña gritó: HACE FALTA UNA CONSTITUCIÓN. Todos dijeron: una Con, Con , tiiitiit,   queeeeeeeeeeeeee?. ¿Eso que es?

La pequeña dijo pues un libro en el que escribimos todas las normas y leyes para que podamos convivir.. 

Valeeeeeeeeeeeeeeeee. Bieeeeeeeeeeeeeeeeeen. Apunta: 

- Debemos guardar las herramientas en su sitio 

- Hay que diseñar un hormiguero y todos trabajaran de acuerdo.

- Un grupo se encargara de conseguir comida para todos.

- etc.

A partir de entonces se organizaban y realizaron un gran hormiguero en el que vivieron felices y comieron granitos de semilla, que es maravilla. 

 

 

 

Luego realizamos el libro de las leyes de la clase entre todos y cada uno escribió y dibujó una ley: