DISCOS AMSTERDAM

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Has entrado en la página de DISCOS AMSTERDAM, la tienda especializada de Valencia donde puedes encontrar los discos (si, en vinilo también muchos) y cd's de gente como Pavement o 13th Floor Elevators, Flaming Lips o Pink Floyd, Paul Weller o Small Faces, Stereolab o Kraftwerk, Beck o Al Green, Cracker o Neil Young, Smog o Kevin Ayers, Dominique A o Serge Gainsbourg, Pixies o Stooges, Suede o David Bowie, Sonic Youth o Velvet Underground, Yo La Tengo o Can, o Giant Sand, New York Dolls, Peter Tosh, Robyn Hitchcock, Chemical Brothers, Kinks, George Thorogood, Jefferson Airplane, Rinocerose, Lagwagon, Flaming Groovies, Temptations, James Cotton, NOFX, Fabulous Thunderbirds, El Niño Gusano, Trashmen, Ventures, Incredible String Band, Polar, Massive Attack, Mott the Hoople, La Habitación Roja, Elvis Costello, Sunny Day Real Estate .............................. PERO ADEMAS TE PODEMOS CONSEGUIR TODO LO QUE BUSCAS Y EN TODOS SITIOS TE DICEN MENTIRAS COMO QUE ESTA DESCATALOGADO O NO EXISTE O NO TIENEN NI IDEA. (EN MAS DEL 90% DE LOS CASOS SE PUEDE CONSEGUIR)(Info para pedidos).

Discos Amsterdam desde 1982

 

A diferencia de otros países, donde la cultura sobrevive con más brío, en el nuestro las tiendas de discos especializadas son una rara avis en un panorama de avispadas grandes superficies sin rigor ni compromiso, pero aun quedan algunas que ejercen de francotiradores diariamente.
Discos Amsterdam (¿nombre?, una conexión Brel/Scott Walker o, también si cabe, John Cale) funciona desde 1982, huyendo del prototipo de "cool shop" que tanto aburre y mostrando un lado más humano, en el que los clientes son miembros oficiosos del lugar, donde se descubren día a día cientos de sonidos apasionantes y donde se discute acerca de tal o cual disco, como en una tertulia deportiva. Discos Amsterdam deja de ser una tienda común para convertirse en un centro de reunión sónico, casi vender música es lo de menos, lo importante es la comunicación e intercambio de idearios musicales. Hay, por supuesto, compromisos adquiridos, posicionamientos y mucha diversión, pero al final todo deriva en la búsqueda de un imaginario club de apasionados por la melodía.
Conjugar los ambientes del pasado junto a las propuestas del presente es un hecho en la tienda, a diferencia del aspecto demode que presentan lugares donde la segunda mano es la clave y donde cualquier acercamiento a sonidos del futuro se antoja imposible, en Amsterdam es una obligación acercar mundos, a quien desconoce los momentos vibrantes del pasado y a quien reniega de la música que palpita ahora mismo, una labor tremendamente edificante.
Después de todos estos años (y los que vendrán) ligados a una apuesta por el rock en todas sus variantes, la vanguardia y otros arquetipos difíciles de definir, nos queda la sensación de hermandad con otros cómplices en el asunto, Rhythmn Records en Londres, Recycled en San Francisco, Generation en Nueva York o Armadillo en Toulouse, por solo poner unos ejemplos.
Bienvenidos y bienvenidas al mundo imaginario de Discos Amsterdam.

UNIDAD%20CONCRETA