Parques Naturales - Jaén senderismo Cazorla

Índice
Página de descubrejaen
Presentación
Localización
Accesos
Historia
Cultura
Patrimonio Monumental
Leyendas
Fiestas y tradiciones
Semana Santa
El olivo y su gastronomía
Pueblos con encanto
Castillos
Personajes
Bailes Regionales
Parques Naturales
Pantanos
Senderismo
Rutas en bicicleta
Enclaves Naturales
Relatos
Monográficos
Enlaces
Galería de fotos - Jaén
Galería de fotos - Sus pueblos
Fotos para el recuerdo
Datos de interés
Tablón de anuncios
La opinión
Agradecimientos
  

Parques  Naturales

Parque Natural de Cazorla, Segura y las Villas 
Cascada de Linarejos Río Guadalquivir

            El Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas representa casi una quinta parte del territorio de la provincia. Repartido en 24 municipios, el parque natural posee 214.000 hectáreas y fue declarado en 1983 Reserva de la Biosfera. A su interior se accede por las carreteras que conducen a Cazorla, Villanueva del Arzobispo y La Puerta de Segura.


            A los pies del castillo de la Yedra se extiende la localidad de Cazorla. Las ruinas de Santa María se alzan en el corazón del barrio viejo. Una suerte de intrincadas calles sube hasta la plaza de la Corredera. A sólo tres kilómetros de Cazorla se localiza La Iruela. Su castillo templario simboliza la entrada al parque natural. En Quesada toma asiento el museo Rafael Zabaleta, que recoge la obra de uno de los pintores de más personalidad que ha dado Jaén.   


            El camino discurre por carreteras de acentuadas curvas que coronan el puerto de las Palomas. Desde aquí se divisa una espectacular vista del valle alto del río Guadalquivir. Kilómetros abajo el camino se bifurca. A un lado está la calzada que conduce a su nacimiento. A otro, la carretera que lleva hasta el centro de visitantes de la Torre del Vinagre. En ambos casos el paisaje es excepcional. El río mayor de Andalucía nace en medio de un paraje abrupto, donde merodean cabras monteses, gamos y ciervos.


            El centro de visitantes de la Torre del Vinagre enseña la importancia de este espacio protegido a través de sus salas de botánica y cinegética. El pantano del Tranco es un mar interior dentro de la provincia. Sus aguas regulan buena parte del cauce alto del Guadalquivir. La cabecera del embalse se sitúa en la sierra de Las Villas, próxima a los municipios de Villacarrillo e Iznatoraf. Villacarrillo exhibe un soberbio patrimonio histórico, capitalizado por la iglesia renacentista de Nuestra Señora de la Asunción.


            Siguiendo el curso del pantano se divisa Hornos de Segura. Su sierra posee un alto valor ecológico.


            El carácter olivarero y ganadero se percibe en sus pueblos y aldeas, que ofrecen además un vasto patrimonio cultural y etnográfico. Desde el castillo de Segura de la Sierra se divisas buena parte de la comarca. Santiago de la Espada es uno de los municipios más recónditos de la provincia. En su término nace el río Segura.

            Por esta comarca discurren las aguas del río Guadalimar que parte en dos la localidad de La Puerta de Segura. Siles y Torres de Albanchez poseen un carácter fronterizo al estar a un paso de la provincia de Albacete.
Sierra Mágina
Torres desde el puerto de la Mata Vista desde la fuente de los Lanaderos

            Con sus 2.167 metros, el pico Mágina representa la mayor altura de la provincia de Jaén. Frente a él se yergue el pico Almadén. A sus pies se extiende un parque natural de veinte mil hectáreas, repleto de endemismos florales y de pueblos blancos de arquitectura popular como Bélmez de la Moraleda, Cambil, Jódar, Pegalajar o Bedmar. Todos ellos comparten un mismo trazado urbano heredado de época andalusí. Los paisajes desnudos y desabrigados de sus alturas contrastan con la calidez y fertilidad de sus lomas donde germinan olivares, frutales y esparragueras. Una de las carreteras más bellas del parque es la que desde Albanchez de Mágina corona la serranía para bajar luego hasta Torres y Mancha Real. Desde allí se divisan las cumbres de El Torcal y la Golondrina.


            El parque está cicatrizado por nacimientos, oquedades y hermosos parajes como Cuadros o Fuenmayor. Huelma muestra un interesante conjunto monumental, especialmente en su iglesia renacentista y en su castillo de época medieval. La autovía de Granada, E-902, corta en dos la cordillera montañosa de Sierra Mágina. Aquí se localiza el desfiladero de Santa Lucía. A este otro lado reposan los pueblos de Carchelejo y Los Cárcheles. Campillo de Arenas está en la frontera entre Mágina y la Sierra Sur.

Sierra de Andújar
Presa del pantano del Rumblar Pantano del Rumblar

            El puente romano de Andujar es la entrada más ilustre a la ciudad. A medio camino entre Madrid y Sevilla, recostada en una de las márgenes del Guadalquivir, Andujar luce un notable patrimonio monumental en la plaza de Santa María, donde se alza el templo de igual nombre y la torre mudéjar del Reloj. En la plaza de España se ubica la iglesia de San Miguel y el Ayuntamiento, levantado sobre una primitiva casa de comedias.


            En Andujar nace la carretera que conduce a su parque natural. Este privilegiado rincón de Sierra Morena de 60.800 hectáreas está alfombrado por densos bosques de encinas, quejigos y alcornoques. Pasada la colonia de Las Viñas, la carretera baja hasta las orillas del río Jándula. El paraje de Lugar Nuevo queda a un lado de la calzada que sube hasta el cerro del Cabezo. Sobre él se alza el santuario de la Virgen de la Cabez, uno de los templos marianos más importantes de España. El carácter ganadero del Parque Natural de Sierra de Andujar está presente en el término municipal de Baños de la Encina. Por la carretera que llega hasta Selladores-Contadero y El Centenillo se suceden las ganaderías de reses bravas.


            Baños de la Encina es un pueblo anclado en el Medievo. Se accede a él desde la autovía de Andalucía. Su castillo califal, levantado a mediados del siglo X, domina una loma. A sus pies está la iglesia de San Mateo. La ermita del Cristo del Llano, ubicada sobre un cerro, luce uno de los camarines más barrocos de Andalucía.

Despeñaperros
            Despeñaperros es el paso natural de La Meseta a Andalucía. Partido en dos por el cauce de un río y por el desdoblamiento de la Autovía de Andalucía, E-5, Despeñaperros encierra un paisaje accidentado. En él se alzan envalentonados picos de caprichosas formas. Dentro del macizo montañoso que conforma Sierra Morena, Despeñaperros está tapizado por densos bosques de encinas, alcornoques y quejigos. Por estas escarpaduras campean las últimas manadas de lobos que aún sobreviven por Sierra Morena. Despeñaperros muestra parajes de tanta singularidad como los Órganos, un capricho geológico de la Naturaleza. Valdeazores y el Salto del Fraile son otros marcos de original belleza. Una serpenteante carretera asciende hasta el Collado de los Jardines, habitado desde la Prehistoria. La carretera deriva en Aldeaquemada, localidad hermana de Santa Elena, considerada la “Puerta de Andalucía”.