Senderismo - Jaén senderismo Cazorla

Índice
Página de descubrejaen
Presentación
Localización
Accesos
Historia
Cultura
Patrimonio Monumental
Leyendas
Fiestas y tradiciones
Semana Santa
El olivo y su gastronomía
Pueblos con encanto
Castillos
Personajes
Bailes Regionales
Parques Naturales
Pantanos
Senderismo
Rutas en bicicleta
Enclaves Naturales
Relatos
Monográficos
Enlaces
Galería de fotos - Jaén
Galería de fotos - Sus pueblos
Fotos para el recuerdo
Datos de interés
Tablón de anuncios
Agradecimientos
  

Senderismo

Ruta de Cuatro Picos
 

            Ruta especialmente indicada para los que se inician en el senderismo ya que se trata de un breve paseo. Recorreremos la zona conocida como Cuatro Picos y la falda del cerro de Santa Catalina pasando por los restos de la muralla árabe. Disfrutaremos de unos bonitos paisajes sin apenas perder de vista la ciudad.



DATOS TÉCNICOS



Distancia total: 3,8 Kms.



Duración estimada: 1,5 h.



Dificultad: Baja



Cota máxima: 690 m.



Punto de partida:



            Emprendemos nuestro recorrido en un camino cementado que parte a la izquierda de la carretera de Córdoba justo antes de llegar al colegio Alto Castillo.



Descripción de la ruta:



            Km 0. Colegio Alto Castillo. Ascendemos por este camino que se inicia con fuerte pendiente. A unos 300 m. ignoramos un ramal que nos sale a la derecha y que sólo conduce a casas particulares. El camino sigue ganando altura y describe una curva a la derecha, las casas de campo se van quedando atrás, y el paisaje de olivos que traíamos se cambia por el de pinos de repoblación que nos acompañaran a nuestra izquierda.



            Km 0,5. El asfalto se acaba ante una bifurcación que resolvemos por la derecha siguiendo la misma dirección que traíamos.



            Km 0,8. Encontramos otra bifurcación exacta a la anterior y seguimos de nuevo por la derecha. Tras cruzar un  pequeño olivar llegamos a una pequeña explanada donde vemos a nuestra derecha unas formaciones rocosas conocidas como Cuatro Picos.



Km 0,9. Cuatro Picos. Entre las dos primeras rocas, existe una vereda por la que podemos bajar hasta la base de las mismas. Regresamos ahora sobre nuestros pasos cruzando de nuevo el olivar, y en la primera intersección que nos encontramos, en vez de seguir hacia abajo por donde hemos venido, seguimos ascendiendo por la derecha. Ante las vistas de Sierra Mágina, el camino se bifurca y cogemos el de la izquierda. Unos metros más adelante llegamos a una pequeña explanada donde la pista desaparece. Desde aquí parte una senda a nuestra derecha que desciende hasta el camino que sube desde la carretera de Córdoba frente a La Granja. Justo enfrente la vereda continua y se interna en un pinar donde si vamos atentos y silenciosos podemos ver alguna ardilla.



            Km 2,8. Seguimos al frente ignorando la vereda de la derecha que sube hasta la Fuente de Caño Quebrado.



            Km 3,0. Llegamos a un olivar y continuamos por su linde. A nuestra izquierda podemos contemplar una bella panorámica de Jaén y de la campiña que se pierde en el horizonte.



            Km 3,3. Ignoramos el camino de la derecha que es el utilizado por todos los jiennenses que suben a la romería de Santa Catalina el 25 de Noviembre, y cruzamos por los restos de la muralla.



            De origen almorávide, comenzó a construirse a finales del siglo XI. Construida en tapial forrado de sillarejos rodeaba y defendía la  ciudad,  pudiendo acceder a su interior a través de ocho puertas. La muralla se puso a prueba por primera vez cuando Alfonso VII de Castilla intentó tomar la ciudad en 1151 y 1152. Entre los siglos XII y XIII la muralla fue remodelada por los almohades. Posteriormente en 1225, 1230  y 1246, Fernando III atentó contra la ciudad, su estrategia para  reconquistarla consistió en rendirlos por agotamiento y por hambre.



            Aún se conservan restos de la antigua muralla en algunos lugares de nuestra ciudad.

            Km 3,8. Tras cruzar la muralla, descendemos hasta conectar con la carretera de circunvalación donde damos por finalizada nuestra ruta.