Paco Mora. JAPONERÍAS

Japonerías

 

Estaba cantado. Era cuestión de tiempo. Y dado que todo "invento" que llega de Japón se extiende como la pólvora y lo consumimos de inmediato, así sea la mayor tontuna que conocieron los siglos, suponemos que la última japonería está al caer. A las pruebas me remito. A un nipón se le ocurrió una tarde meterse la alcachofa de un micrófono en la boca mientras miraba la tele y ahí tenemos a medio país haciendo el ganso en los karaokes, soñando acaso con ser descubiertos un día como la gran promesa filipina de la nueva canción melódica española. Otro lumbreras japonés ideó una noche de insomnio una pantalla minúscula con un dibujo animado dentro -tamagotchi creo que lo llamó- y nuestros niños gastaron sus horas sacando a hacer caca a sus mascotas virtuales. Pues bien, lo más fashion hoy entre la muchachada nipona son las "keitai shosetsu", esto es, novelas sms. Según parece, la fiebre por "bajarse" al teléfono móvil estas noveluchas -en lenguaje sms, por supuesto- alcanza ya cifras millonarias, para gozo de las empresas editoras y, sobre todo, de oculistas y neurólogos, pues leer en una pantalla diminuta esos galimatías reduce a papilla vista y neuronas. ¿Se imaginan "El Quijote" en sms?: "N 1 lugr d la Mnxa d qyo nmbre…" Para llorar. Aunque en este país, donde dicen que no se lee nada, quizá la chorrada fracase. Claro que nuestros adolescentes, con tal de dinamitar las estadísticas, son capaces de engancharse a estos sucedáneos de lectura. Crucemos los dedos.

 

El Día de Cuenca
24 de octubre de 2007.