Paco Mora. ¡PUES EA!

¡Pues ea!

 

Enemigos del agua, Tentados por el vino, Paco Gorzas (las nuestras), La Orden del Temple, Los Chupazurras, BO-2, Nos sobra la vaca, Lo que necesitas es alcohol, Los Dipsómanos, Sociedad Alcohólica... y así hasta 44 peñas. Toda una declaración de intenciones. ¿Y aún duda alguien que "La Vaquilla" (amén de la noche del Jueves al Viernes Santo) es, básicamente, el mayor macrobotellón del año?, auspiciado, consentido y jaleado por todo quisqui, desde el mandamás al cancerbero suplente de la puerta de San Juan. Baste como ejemplo el desbarajustado desfile inicial de peñas, mayormente un trotacalles, con poco orden y ningún concierto, de peñistas botellón en mano y empinando el codo; y eso que el programa de festejos advierte: "Queda prohibida la exhibición y ostentación de alcohol". En fin. Las cosas son como son, guste o no, así pintemos la buena intención de folletos y carteles de vacas en colorín llamando a la responsabilidad. Ponerle puertas al campo es tontería porque, en cualquier caso, tras cada puerta cerrada alguien abrirá una ventana, o hará un regate. De modo que por mi parte, nada que objetar: que siga la fiesta, y nos dure. Brindo por San Mateo, Alfonso VIII, Leonor de Aquitania o Leonor de Plantagenet, que tanto da; ventilándose lo que aquí se ventila igual da el rigor en la representación histórica que su pantomima. Y aúpa el despiporre, el jolgorio, la cutrez, la mierda retestinada, el gaznate bien lubricado y el "Casquete Antiguo", Moderno, Contemporáneo y cuantos fuera menester. ¡Ea!

 

El Día de Cuenca
24 de septiembre de 2008.