Paco Mora. CUARTO Y MITAD X

Cuarto y mitad X

 

Las palabras esdrújulas son las rosas del diccionario. Todas llevan su espina clavada en lo alto de una vocal (en general, como la palabra cándida indica, de la vocal más cándida).

*******

Un verso inacabado o un mal verso es una herida abierta. No en la poesía, ni en el papel que le sirve de soporte, sino en el árbol talado, al que priva para siempre de su sueño de perdurabilidad.

*******

Dice el lugar común que tras todo crítico literario se esconde un escritor frustrado. Y puede que algo de verdad haya en ello pues a mi amigo, el crítico por antonomasia, cuando de niño jugaba al escondite lo descubrían siempre a las primeras de cambio. Luego quizá todo se resuma en esto: los críticos, de niños, o no jugaron al escondite o jugaron mal, de ahí la querencia por camuflarse tras su otro yo contrariado.

*******

Por cejas tenía dos acentos circunflejos. Y no era francés, sino castellano viejo. Sufrió mucho en clase de ortografía.

*******

Dijo el poeta figurativo: Literatura en voz baja, apenas susurrada al oído atento del que se goza no en su simpleza, ni en su sencillez, sino en su claridad.
Replicó el poeta barroco: Tus parámetros divergen en un punto inconcreto de tu sistema inmunológico, situado quizá entre el esternón y el galillo. Eres un oxímoron viviente, trampantojo.
El poeta de la experiencia intervino: Camarero, llene los vasos que hoy la luna viene desnuda de plata fría.
Desde su rincón el poeta del silencio, llevándose el índice a los labios, remató: ¡Chissssss!

*******

Limpiar, seleccionar, disponer los poemas de un libro es siempre una purga del corazón. Del corazón del poeta pero, sobre todo, del de su lector.

*******

La ficción es un no es cansado. La realidad y Quevedo, tampoco.

*******

 

El Día de Cuenca
07 de julio de 2004.