Paco Mora. TONTEZ VIRTUAL

Tontez virtual

 

Parece que los chavales de las últimas hornadas, entendiendo por chavales a esa amplia gama de criaturas que, pasando por la edad del pavo, va de la más rabiosa pubertad a la más torturada adolescencia, están cada día más dispersos y empanados. Es un clamor entre los enseñantes: cuesta Dios y ayuda intentar que los alumnos adquieran unos conocimientos mínimos: no estudian nada ni muestran ningún interés por lo que huela a aula o a libro, salvo excepciones, claro. Tengo escrito por ahí que lo de nuestros chicos y las nuevas tecnologías no debe ser muy sano. Andar todo el día con el móvil colgando de la oreja como un arillo, descabezando enemigos en la consola y enganchado a internet como una lapa da mala espina. Además de la virtual, está la otra vida, aunque algunos no se enteren. Pues bien, un reciente estudio parece demostrar que el tiempo dedicado a "jugar" con estos aparatejos es inversamente proporcional al rendimiento académico. Los muchachos que más horas dedican a la máquina, más suspenden, y con diferencia, pues no solo les resta tiempo de estudio y de sueño, también disminuye mucho su capacidad de concentración. Lo grave es que, además, la mitad de los padres no tienen control ninguno sobre el manejo que sus hijos hacen del ordenador. Y luego querremos que nuestros profesores pongan orden en el caos, cuando bastante tienen con salir del aula cada día con sus meninges no muy perjudicadas. Y yo no sé si consuela pensar que como esta tontez generalizada es virtual, con suerte igual es de mentirijillas. En fin.

 

El Día de Cuenca
27 de mayo de 2009.