Paco Mora. CHISTERA DE DUENDE

Chistera de duende

 

La última gran idea anticrisis de este gobierno que padecemos es hacer que los viejos trabajen hasta que sean más viejos. La disculpa: ya que la esperanza de vida se alarga, por qué no estirar los años de currelo. Indignante. Para la gente de mi generación, que empezábamos a trabajar entre los 18 y los 20 y algo, creo yo que está bien con más de 40 años de cotización a la seguridad social, y que como mínimo merecemos, si no gratitud, respeto. A no ser que lo que oculte la medida sea lo contrario: el desprecio –cambiando las reglas del juego a mitad de partido para que la edad de jubilación coincida con la del enterramiento- hacia aquellos que llevan toda una vida sosteniendo el sistema. Claro que si bien se mira, la idea, por turulata que nos parezca, tiene su lógica. ¿Cómo mantener, si no, a esas criaturas que con 33 andan todavía en casa viviendo de la sopa boba y sin dar un palo al agua? Si jubilamos al abuelo, ¿quién les costeará el botellón? Lo curioso es que el Sr. Zapatero lleva más de 6 años hablando de diálogo social, pero medidas de política social, como esta, se las saca por sorpresa de la manga sin que se enteren ni sus allegados. Lo patético es que su partido luce la O de Obrero en sus siglas pero, haciendo el trabajo sucio al rival, pretende medidas, como esta, que mutilan derechos que a la clase trabajadora le han costado años de sudor y lágrimas. Es lo que tiene gobernar como un mago, pero con chistera de duende, que por sacar un conejo le muestras al público su esqueleto. Lleva camino ZP de convertirse en el peor presidente de la democracia. Lo cual tiene su mérito, teniendo como antecesor a Aznar.

 

El Día de Cuenca
03 de febrero de 2010.