Paco Mora. PORCENTAJES

Porcentajes

 

Conviniendo que la estadística es la matemática inexacta de los espejos, que cambian de color según cómo y quién los mire, no me negarán que el último sondeo del CIS sobre nuestros políticos es desolador. No hay ni un sólo líder, de ningún partido, que se acerque al 5 rapado, o sea, 100 % de suspensos. Respecto al gobierno, más de lo mismo: no hay ni un ministro (incluido el presidente) que apruebe. Todos para septiembre. Luego dicen del fracaso escolar. Una maravilla nuestras aulas, comparado. Pero lo más preocupante es que para un 72 % de los encuestados el presidente Zapatero no les merece ninguna confianza. Mientras, para terminar de arreglarlo, a un 76 % les pasa lo mismo con el jefe de la oposición, el Sr. Rajoy. No sé a ustedes, pero mirando fríamente el dato a mí se ponen los pelos de punta, porque si para más de 7 españoles (de cada 10) ninguno de los dos partidos con posibilidad de gobernarnos merece su aprobación, ¿dónde vamos? Dicen los analistas que el asunto requiere una reflexión profunda por parte de los políticos, que algo deben hacer para devolver la confianza al ciudadano. Yo soy escéptico. Dudo que un partido piense en otra cosa que no sea ganar las próximas elecciones. Quizá la reflexión debería hacerla el votante y trasladar esta estadística a las urnas. A lo mejor ganábamos para siempre una democracia fetén, sin colores ni colorín, y por fin los políticos se dedicaban a gobernar, o sea, a servir al pueblo, ya que lo de ganar elecciones con el voto de, pongamos, 9 o 10 de cada 100 votantes (y 80 en blanco) sonaría a victoria pírrica y más bien vergonzante. Si es que la conocen. No a Pirro, sino la vergüenza, digo.

 

El Día de Cuenca
10 de febrero de 2010.