Paco Mora. CHITÓN

Chitón

 

Que sí. Hay que ser conscientes y asumir la verdad. De la crisis, aceptémoslo ya sin componendas, somos responsables, por nuestra grandísima culpa, usted y yo, o sea, el ciudadano de a pie. Que es que no tenemos hartura. Y por tanto, merecemos castigo: que nos bajen el sueldo, nos suban los impuestos a la luna, nos recorten en educación, en sanidad, en todo tipo de servicios sociales, etcétera. Y, por supuesto, que nos obliguen a bajarnos los pantalones y a apretarnos el cinturón a la vez, que aunque pueda parecer imposible o un contrasentido, no lo es, según el oráculo de Delfos. Si estudiáramos más a los clásicos mejor nos iría. ¿Que en qué baso mi irrefutable afirmación? Pues de una parte en las declaraciones del “number one” de la banca de este país, que sostiene que ellos son jipis: la culpa es de los políticos, dice, que son todos unos mantas; y, de otro lado, en las leyes que se avecinan, con las que los políticos, haciéndole un feo al amo de las perras, descargan sus pecados en el pueblo, que es quien los ha puesto ahí, (como interinos, no se olvide). Así, por ejemplo, se está legislando para que se trabajen más horas por menos sueldo, o para que si usted tiene la desgracia de caer malo, así su enfermedad sea mortal de necesidad, se le reduzca el salario por absentismo laboral. Los señores diputados, claro, están exentos de las medidas, para en efecto demostrar que ellos, los políticos, también son jipis. Así que lo dicho: chitón. Dejemos de darle la vuelta a la tortilla ya y apechuguemos. A ver si con nuestras nominazas sacamos a los pobres políticos y banqueros de esta crisis en la que los hemos metido por nuestra mala cabeza.

 

El Día de Cuenca
08 de febrero de 2012