Especies

.

 

 

 

INDEX

 

ESPECIES

 

  Congrio          Morena            Mojarra         Raspallón 

  Sargo              Herrera             Salema           Oblada

  Dorada           Pargo                Dentón          Jurela

  Lubina            Baila                 Anjova          Pez Limón    Palometa        Palometón       Corvinata      Corvina      

  Verrugato       Rascacio         Cabracho       Sapo

  Faneca            Besugo            Salmonete     Lenguado

  Rodaballo       Lisa                  Urta               Tamborete

SITIOS RECOMENDADOS

 

Prov. de Cádiz                  Prov. de Huelva

Algeciras                                        Matalascañas

Tarifa                                               Mazagón

Zahara de los Atunes                   Huelva

Barbate                                            Punta Umbría

Conil                                                Isla Cristina

Cádiz                                                Isla Canela

Etc...                                                 Etc...

 

 

 

 

Congrio

 

También conocido como safío, es un pez serpentiforme de color blanco o parduzco, que puede alcanzar los 2 m de longitud.  Preferentemente se le pescará cerca de donde vive, es decir, cerca de escolleras, piedras, restos de naufragios, en una palabra donde tenga un lugar donde guarecerse durante el día. No suele haberlos en las playas arenosas.  La hora de picada será por la noche, que es cuando sale de su escondrijo a alimentarse. Mejor si la mar está tapada, fuerte y con oleaje. Entran con gran facilidad a la sardina o al jurel de pequeño tamaño, aunque también gusta del cangrejo.

 

Los anzuelos hay que usarlos grandes, del 1/0 es ideal, el bajo de línea debe ser de acero o de nylon grueso, del 0,70 por lo menos pues lo pueden partir, aún el acero lo parten o lo deshilachan.

 

Lugares idóneos para su pesca:  Espigón de Barbate, espigón de Rota, Punta San Felipe, espigón de Huelva, espigón Mazagón, Muelle del Vigía, Torre Carbonero, Punta del Moral, Conil, Punta del Sebo.

IR AL INDEX

 

Morena

 

Este pez de forma de serpiente, ligeramente aplanado en los lados, llega a medir hasta 80 cm. Vive en zonas rocosas con agujeros y cuevas, desde la orilla hasta grandes profundidades, aunque prefiere a partir de los 10 metros.  Su actividad es nocturna, permaneciendo oculta en su cueva durante el día. Se alimenta de cangrejos, calamares y peces, aunque el cebo más común y eficaz es la sardina. 

 

Se debe usar cable de acero en anzuelo grande o potera.  Contrariamente a lo que se pensaba, las morenas mediterráneas no son venenosas, pero los restos de comida en descomposición que hay en su boca pueden complicar una herida por mordedura.

 

Lugares idóneos para su pesca:  Espigón de Huelva, Faro Blanco (Rota), corrales de Chipiona, Conil, Zahara de los Atunes, Punta del Sur, Barbate.

IR AL INDEX

 

Mojarra

 

Prefiere zonas rocosas en proximidad a zonas arenosas. También habita praderas submarinas cerca de la costa. Tiene el cuerpo comprimido y plateado. Se diferencia por tener dos franjas verticales negras, una en la base de la cola y otra encima del opérculo branquial. Son omnívoros, aunque prefieren crustáceos, gusanos y peces más pequeños. A veces nadan en solitario a escasa profundidad. El cebo que mejor resultado da son las tiras de chipirón, camarones y las gusanas, en especial la coreana. Se alimentan durante todo el día, permaneciendo inactivos desde la caída de la tarde al amanecer.

 

Usaremos anzuelos medianos, del nº5 al nº7, pescando tanto a fondo como con flotador.  Estos peces suelen tirar mucho, al igual que el sargo, con lo que a veces crees que traes una buena pieza y resulta ser una mojarra de unos 25 cm.

 

Lugares idóneos para su pesca:  Punta San Felipe, Punta del Sur, Puerto Sta María, Rota, Chipiona, Conil, espigón de Huelva, Muelle del Vigía, Mazagón, Matalascañas, Isla Cristina, El Rompido, Isla Canela.   

IR AL INDEX

 

Raspallón

 

Muy parecido a la mojarra, pero sólo tiene una franja negra, situada en la base de la cola.  Vive en la costa, cerca de las orillas y espigones.  Le gusta nadar en pequeños grupos de tres a cinco ejemplares, aunque es frecuente encontrarlos solos.  Merodea las rocas, en busca de alimento, y en general se alimenta de gusanos, restos de peces y pequeños crustáceos.  Se pesca a fondo con patas de chipirón y gusana, preferible la coreana y de la zona.  A boya con camarón y masilla de pescado.

 

El anzuelo óptimo es el del nº6, pudiendo incluso utilizar varios anzuelos que no difícilmente vendrán con capturas.

 

Lugares idóneos para su pesca:  Rota, Chipiona, Conil, Punta San Felipe, La Caleta, Punta del Sur, Playa del Buzo, Playa de Camposoto, espigón de Huelva, El Rompido, Isla Canela. 

IR AL INDEX

 

Sargo

 

El sargo prefiere los fondos de piedras, con agujeros para guarecerse. Ideal lanzar a las cercanías de rocas hundidas o puntas de escolleras, allí donde el agua del mar se vuelve todo espuma blanca. En la playa los encontraremos errantes sobre el fondo arenoso, aunque no es su preferido y sobre todo con poca profundidad de agua, desde el rompeolas hasta nuestros pies. La hora óptima para su pesca es desde la caída del sol hasta el amanecer, con trozos de chipirón, sardina, pequeños cangrejos, gusanos y ermitaños.  Si pescamos a boya, excelentes cebos serán la quisquilla viva y masilla de sardina. Es conveniente cebar la zona de acción con trozos de pescado.

 

Los anzuelos a utilizar dependerá del cebo, del nº4 o el nº3. El primero para pescarlo con gusano y el segundo con titas o tacos de sardina. Los bajos de línea deben ser fuertes y de un color que disimule perfectamente en el agua de mar. Los bajos ideales serán del 30, ya que hay que prevenir el rozamiento contra las rocas.

 

Lugares idóneos para su pesca:  Punta del Sur, Conil, Sancti Petri, Conil, espigón de Barbate, Zahara de los Atunes, Los Lances, El Rinconcillo, faro de Chipiona, espigón de Rota, espigón de Huelva, espigón de Mazagón, Punta del Moral.

IR AL INDEX

 

Herrera

 

La herrera habita los fondos arenosos cerca de la playa, y en zonas próximas a piedras, prácticamente en todo el litoral, aunque es escaso. Suele nadar en bancos a media profundidad, y en compañía de diferentes espáridos. Cuerpo alargado y plano, con el hocico alargado y seis bandas transversales oscuras poco gruesas. Se alimenta de gusanos y pequeños crustáceos.  El mejor cebo es la quisquilla, la gusana de canutillo y la americana, aunque no desdeña en absoluto las tiras de chipirón. Se la pescará durante la noche y los crepúsculos.  

 

Emplearemos anzuelos del nº3 al nº6, dependiendo de la carnada que estemos utilizando. Al ser peces muy desconfiantes, es mejor usar bajos de línea muy finos y de color transparente.

 

Lugares idóneos para su pesca:  Espigón de Huelva, Torre Carbonero, Muelle del Vigía, Playa de la Estrella, Playa del Hoyo, El Rompido, Cuesta Maneli,  Playa de Getares, Playa del Rinconcillo. 

IR AL INDEX

 

Salema

 

La salema o salpa vive en fondos rocosos y praderas. Le gustan los espacios con piedras con vegetación muy cerca de la línea de playa. Se distingue fundamental- mente por sus líneas longitudinales de color amarillo (de 10 a 12). Forma bancos de unos 60 ejemplares, todos de igual tamaño y que nadan al unísono, acompañados de lisas. Son omnívoros, pero los adultos son sólo vegetarianos. En verano puede ser tóxico al alimentarse del alga caulerpa prolífera. Muy abundante.  Se la pesca durante todo el día, especialmente a mediodía en verano, cuando aprieta el calor y se acerca a las piedras y paredes de escolleras y puertos para desovar. Es muy conveniente cebar la zona abundantemente con pan o masa, y como cebo pondremos masilla de harina roja o amarilla.

 

El anzuelo debe ser muy pequeño, del nº9 al nº11, puesto que estos peces comedores de algas y pequeños crustáceos succionan el alimento y no morderán el cebo como otras especies.

 

Lugares idóneos para su pesca:  Espigón de Huelva, espigón de Barbate, Punta San Felipe, Puente Carranza, Conil, Sancti Petri.

IR AL INDEX

 

Oblada

 

Prefiere aguas poco profundas con fondos de piedras y arenosos. Se les ve en grupos muy numerosos, cerca de la superficie. Tiene una mancha negra muy intensa en el pedúnculo caudal, rodeada por dos anillos blancos a cada lado. Son carnívoros muy voraces. Las mejores horas de picada son a partir del mediodía hasta que la noche está bien entrada.  El cebo que emplearemos para su pesca será gusana, esencialmente viñoca o americana, cangrejos de pequeño tamaño y quisquillas.

 

Usaremos un anzuelo de tamaño medio, un nº4 es ideal, empleando técnicas de pesca superficial, como con flotador o burdock y varios anzuelos dispuestos a lo largo del bajo de línea.

 

Lugares idóneos para su pesca: Punta San Felipe, Punta del Sur, Playa del Buzo. 

IR AL INDEX

 

Dorada

 

Prácticamente las podemos encontrar en todo el litoral. En playas de fina arena no lejos de la costa, en puertos y estuarios donde puede encontrar alimento y refugio en las rocas , en fondos rocosos y con vegetación, en las puntas de las escolleras merodea en busca de alimento por el exterior de las mismas. Se la puede pescar al amanecer, al mediodía y al atardecer. Por la noche también suele comer. El mejor cebo son gusanos como la tita o la americana, cangrejos de arena, y almejas, navajas y mejillones (con o sin valvas).  

 

Los anzuelos dependen como siempre del cebo y su tamaño. Para la tita, los mejillones, cangrejos y navajas es preferible usarlo grande, del nº 1 o del nº 2, no importa que quede todo o parte al descubierto. En estos casos es muy probable que se clave por fuera de la boca del animal y hay que extremar el cuidado en el combate. Para el resto de gusanos, un anzuelo de tamaño medio del nº 5 o del nº 6 es suficiente. El bajo de línea hay que procurar que sea de buena calidad y como mínimo del 25, el ideal está sobre el 30 y de color blanco.

 

Lugares idóneos para su pesca: Playa del Buzo, playa de Los Lances, Conil, El Rompido, Zahara de los Atunes, Cuesta Maneli, playa de Getares, Rota, Faro Blanco y faro de Chipiona.

IR AL INDEX

 

Pargo

 

No es una especie demasiado abundante, habita fondos arenosos y de vegetación cerca de las rocas. Suele estar a profundidades que oscilan desde los 10 a 20 metros en verano (periodo de freza), hasta lo más profundo de la plataforma continental en invierno. Por ello es difícil su pesca desde la costa, teniendo posibilidades de pescarlo en playas de profundas aguas del Estrecho y haciendo lances superiores a los 200 metros de la orilla y con coeficientes altos. Se alimenta de crustáceos, moluscos y peces.  Los mejores cebos son almejas y navajas (con las conchas un poco quebradas) y cangrejos.  Ideal la noche y los crepúsculos.

 

Grandes anzuelos, del nº1 con bajo de línea de acero o bien de nylon del 30 o superior, de color blanco, que sea resistente al bocado del pez. 

 

Lugares idóneos para su pesca: Zahara de los Atunes, playa de Los Lances, Caleta de Gibraltar.

IR AL INDEX

 

Dentón

 

Se trata de una especie litoral que se mueve sobre fondos de rocas o praderas de algas, entre 10 y 50 m. de profundidad. Se desplaza en grupos de tres o cuatro individuos. Los grandes ejemplares son solitarios. Se trata de un carnívoro estricto y muy agresivo, que ataca sobre todo a otros peces y cefalópodos.  Por eso, los cebos que emplearemos serán principalmente trozos de sardina y chipirón, choco o pulpo.  Los mejores momentos para su pesca es a media mañana, el atardecer y las noches de luna llena.

 

Para pescarlo utilizaremos anzuelos de gran tamaño y resistencia, preferentemente con bajo de línea de acero.  También da buenos resultados los palangres encarnados con trozos de sardina y choco.  

 

Lugares idóneos para su pesca:  Zahara de los Atunes. 

IR AL INDEX

 

Jurela

 

La jurela se diferencia del jurel en que ésta es más aplanada lateralmente y las escamas óseas son más pequeñas.  Vive cerca de la costa, al contrario que su pariente, y puede alcanzar un tamaño máximo de 50 cm.  Se mueve en bancos de numerosos ejemplares, alimentándose de peces, pequeños crustáceos y cefalópodos. Se pescará usando volantín con trozos de sardina, o a fondo con el anzuelo por encima del plomo, con chipirón.  El mejor momento de picada es durante toda la mañana, con grandes coeficientes.   

 

El tamaño del anzuelo dependerá del cebo, entre el nº2 para carnar sardina y el nº3 si usamos tiras de chipirón.

 

Lugares idóneos para su pesca:  Punta San Felipe, Puente Carranza, La Antilla, espigón de Huelva, Punta del Moral. 

IR AL INDEX

 

Lubina

 

El róbalo merodea en playas arenosas por el primer escalón, que es donde rompe la primera ola, la más cercana a nosotros. También en la playa y en la desembocadura de una acequia o río, donde se juntan las dos aguas, la dulce y la salada, se forma una ola y es ahí o en los alrededores donde buscan alimento. En las cercanías de rocas medio sumergidas en la playa. También suelen merodear en las puntas de las escolleras. Los ejemplares de pequeño tamaño suelen entrar durante el día; los de medio o gran tamaño al atardecer y durante la noche. Los mejores cebos son trozos mitades de sardina, sardinas de pequeño tamaño, gusana americana, grandes quisquillas vivas pescando a medio fondo,  y sobre todo, con señuelos artificiales como rapalas, cucharillas y anzuelos emplumados lanzados al espumerío en días de marejada o marejadilla.

 

Cebo grande, anzuelo grande, pez grande. Esa es la norma, aunque dado el enorme tamaño de este depredador también os podéis encontrar que sacáis ejemplares pequeños con anzuelos grandes. Siempre hay que adecuarlo al cebo y al bajo de línea. El bajo mínimo será siempre del 0,35, si lo pones más fino te expones a perder un buen ejemplar.  

 

Lugares idóneos para su pesca: Espigón de Huelva, espigón de Mazagón, Zahara de los Atunes, Barbate, Conil, Sancti Petri, Torre Carbonero, Punta del Moral, Punta del Sebo, Muelle de Isla Verde.

IR AL INDEX

 

Baila

 

La gran diferencia entre la lubina y la baila es que esta última presenta multitud de motas a lo largo de sus flancos, y no alcanza los mismos tamaños que su pariente, conformándose con unas dimensiones mucho más modestas. Los ejemplares por encima del kilo pueden considerarse casi excepcionales (aunque puede superar los dos), y la media ronda los 500 gramos. En cuanto al hábitat, es similar al de la lubina, aunque tiene más tendencia a localizarse en zonas tranquilas y playas, siendo muy rara en rompientes.  Se alimenta de pequeños peces y crustáceos.  Buenos cebos son gusanos arenícolas y anhélidos, en especial la gusana americana, viñoca y norteña, entrando bien incluso a la lombriz de tierra; también entra a las tiras de chipirón, colas de boquerón, y sobre todo, a quisquillas y pequeños ermitaños.  Óptimos son también las angulas fluorescentes y otros pequeños señuelos artificiales de silicona y pluma.

 

Los anzuelos serán del nº3 o nº4, dando buenos resultados la pesca al lance y recogida desde la orilla. 

 

Lugares idóneos para su pesca: Muelle del Vigía, Barbate, Zahara de los Atunes, playa de Los Lances, playa de Matalascañas, Faro Blanco, Conil, Sancti Petri.

IR AL INDEX

 

Anjova

 

La chova se puede pescar en la playa con equipo de surf-casting y bajo de línea de acero, con potera o anzuelo del 1/0.  En espigones se las puede pescar o bien a fondo con aparejo similar al de la playa, o bien con grandes boyas y cable de acero.  Se debe cebar la zona con trozos de pescado.  Desde las bocanadas de los puertos, con muestra, detrás de las barcas que regresan a puerto.  Las horas de picada son durante todo el día, sobre todo al mediodía y atardecer.  Se pueden capturar grandes piezas en horas nocturnas y al amanecer.  La mejor época para su pesca es la primavera y finales de verano.

 

El anzuelado debe ser grande, anzuelos macizos del 1/0 o poteras, con el bajo de línea de acero, pues su poderosa dentadura los rompe con extremada facilidad.

 

Lugares idóneos para su pesca:  Punta San Felipe, Puente Carranza, Conil, Barbate, Zahara de los Atunes, playa Los Lances, La Antilla, Cuesta Maneli.

IR AL INDEX

 

Pez Limón

 

La serviola permanece en grupos pequeños cerca de costas rocosas. Se alimenta de peces (sardinas y caballas)  así como de cefalópodos. En las playas se pesca con equipo de surf-casting.  Dado que la distancia a la que se suele mover (más de 200 m. de la orilla), no es factible alcanzarla con caña con cebos voluminosos, los aficionados suelen utilizar el siguiente sistema para su pesca desde la costa:
Una vez cebado el anzuelo (normalmente con una lisa viva), se montan las cañas sobre los soportes con los cepos de los carretes abiertos, ayudados de una pequeña embarcación (una pequeña neumática), a remo o a motor se llevan los engaños hasta la zona de pesca (a unos 300 metros), una vez allí se calan los cebos ayudados de pesos considerables (entre los 500 y 1000 gramos), el hilo que une la línea principal al peso es más fino, cuando se produce la picada el hilo se rompe y queda libre la línea principal. En grandes espigones de aguas profundas a mar abierto es más  cómoda su pesca.  La mejor hora, mediodía y atardecer.

 

El mejor cebo es la lisa viva y la sardina o caballa, con anzuelos del nº1 al nº3, siendo la mejor época de marzo a abril.

 

Lugares idóneos para su pesca:  Espigón de Barbate, Punta Camarinal (Zahara), Conil.

IR AL INDEX

 

Palometa

 

La palometa blanca, de talla máxima 50 cm, es un pez muy voraz con sus presas, vive en bancos pequeños, y son muy agresivos con sus presas, comen pequeños peces, y en general todo lo que se mueva por el agua que puedan atrapar. Es muy divertida de pescar y su pesca muy variada. Entra mejor al cebo en movimiento. Como suele ir en bancos, siempre pescarás un buen puñado. Suele picar nada más entrar el cebo en el agua, también al recoger, y casi siempre en el anzuelo de arriba. Los mejores cebos son la gusana coreana, la norteña y la inglesa, aunque lo más efectivo son los trocitos de sardina.

Se utilizarán anzuelos del nº6 al nº8, pescando a fondo con el anzuelo por encima del plomo, o a boya. 

 

Lugares idóneos para su pesca: Faro de Chipiona, espigón de Rota, playa La Estrella, espigón de Huelva, espigón de Mazagón, Barbate, Zahara, Torre Carbonero, playa de Camposoto.

IR AL INDEX

 

Palometón

 

Mucho más grande, alargado y feroz si cabe que su prima menor la palometa, el palometón es un pez con características similares a la serviola, a menudo comparten el mismo hábitat en verano aunque el palometón, a diferencia del pez limón, vive todo el año cerca de la costa en aguas someras. Le agradan las bocas de los puertos donde suele quedarse largos periodos si encuentra comida. Es un potente y voraz cazador, que puede pasar del metro de longitud y los 40 kg de peso en ejemplares adultos. Se pesca en playas de aguas profundas a distancias de 150 a 200 m de la orilla, o en grandes espigones a mar abierto. Para los cebos se emplearán sardinas y caballas, aunque el mejor es la lisa viva.

 

Anzuelos del 1/0 con cable de acero, o poteras grandes, también del mismo tamaño que los anzuelos y empatilladas en acero.

 

Lugares idóneos para su pesca:  Espigón de Barbate, Zahara de los Atunes, Conil.

IR AL INDEX

 

Corvinata

 

La corvina rubia, más conocida por los pescadores como corvinata, es un pez que suele nadar en pequeños grupos de tres a seis ejemplares, habitando zonas donde se mezcla el roquedal y arenales.  Puede alcanzar un tamaño medio de 35 a 70 cm y nunca sobrepasará los 10 kg de peso.  Se pesca a fondo o con flotador a la inglesa (boya corrida), usando como cebo principalmente moluscos y crustáceos vivos, como almejas, quisquillas, cangrejos ermitaños y pequeñas galeras, aunque no pasará de largo ante una buena gusana americana o una buena tira de choco muy fresco. Mejores momentos para pescarla son durante toda la noche, especialmente en las cálidas noches de luna llena de los meses de julio y agosto.   

 

Los anzuelos irán del nº3 al nº5, dependiendo del cebo usado, que tendrá que cubrir completamente el anzuelo para que el pez entre al engaño.

 

Lugares idóneos para su pesca: Espigón de Huelva, espigón de Mazagón, Sancti Petri, Puente Carranza, Punta San Felipe, Torre Carbonero, Cuesta Maneli, Zahara de los Atunes, Isla Canela, Punta del Moral, Punta del Sebo.

IR AL INDEX

 

Corvina

 

La corvina vive entre los 5 y los 300 metros de profundidad, en fondos donde se mezcla la roca y las praderas de algas, allí donde la luz del sol llega mitigada por la profundidad.  Es un pez de fondo, rara vez visible en la superficie, que puede llegar a alcanzar más de 2 m de longitud y los 50 kg de peso.  Los mejores cebos serán el cangrejo verde de arena, trozos de pescado y calamares, la galera, el choco vivo, la gusana americana o la tita. Óptimos son también los peces artificiales de 15 a 20 cm y cucharillas grandes.  Los mejores momentos para su pesca es la noche y el amanecer.

 

Para pescarla usaremos nylon fino pero resistente, para que presente la menor resistencia a la corriente posible y la mayor sensibilidad en la pesca, con anzuelos del nº1 al nº4, a una distancia considerable de unos dos metros del plomo.  A boya corrida también es muy eficaz un nº3 con galera o americana. En la ría de Huelva se la suele pescar en el periodo intermareal (marea muerta), dado que el pez aprovecha la ausencia de corriente en la ría para introducirse buscando pequeños peces, incluso llegando a la desembocadura del Río Tinto (Punta del Sebo). 

 

Lugares idóneos para su pesca:  Espigón de Huelva, espigón de Mazagón, Muelle del Vigía, Punta del Sebo, Cuesta Maneli, Torre Carbonero, Conil, Puente Carranza, Punta San Felipe.

IR AL INDEX

 

Verrugato

 

En Andalucía también llamado corva, este pez pariente cercano de la corvina puede alcanzar los 40 o 50 cm. Vive en fondos arenosos y fangosos del litoral, y también entre las piedras de la orilla. Se alimenta de pequeños peces, crustáceos y gusanos. Las horas de picada oscilarán entre media tarde y la noche, aunque todo dependerá de la marea.  Como cebo utilizaremos quisquillas, ermitaños y gusanas, en especial la americana. 

 

El anzuelo podría ser un nº4 si usamos gusanas y un nº6 si empleamos quisquilla o cangrejo. Como es un pez que se alimenta en el fondo, pescaremos siempre con plomada.

 

Lugares idóneos para su pesca: Sancti Petri, Faro Blanco, Zahara de los Atunes, Conil, Puente Carranza.

 

IR AL INDEX

 

Rascacio

 

Este pez de la familia del temido pez araña o del cabracho, es un pez de roca cuyas espinas dorsales y ventrales están dotadas de un poderoso veneno. Su actividad es preferentemente nocturna nutriéndose de pequeños pececillos del fondo, crustáceos y pequeños cefalópodos.  Es un pez solitario, que vive en profundidades desde los 5 a los 500 metros, siendo fácil encontrarlo sobre fondos rocosos o praderas marinas. Por su aspecto, no es una pieza muy codiciada por los pescadores deportivos, aunque su carne es fina y jugosa. Su talla no es muy meritoria, no sobrepasando normalmente los 30 cm.  El rascacio entra a las tiras de chipirón y pequeños cangrejos. 

 

Anzuelos del nº3 al nº6, generalmente utilizados para la captura de otras especies.

 

Lugares idóneos para su pesca:  Espigón de Barbate, espigón de Huelva, espigón de Mazagón, espigón de Rota, espigón del Puerto Sta María.    

IR AL INDEX

 

Cabracho

 

Muy parecido al rascacio, aunque de tonalidad mucho más oscura y tamaño mayor, vive desde las aguas someras de las costas rocosas hasta los 300 m de profundidad. Busca zonas con abundancia de rocas con vegetación.  Permanece por lo general poco activo durante el día donde se refugia entre las rocas, muy solitario, aprovecha la noche para alimentarse. Se nutre de cangrejos, gambas y moluscos y especialmente de góbidos. Al ser capturados levantan las espinas y parecen hincharse con la boca abierta, mostrando todas sus espinas venenosas.  Se le captura normalmente en roquedales costeros y más frecuentemente en espigones artificiales, usando gusano del norte, coreana o trozos de sardina.  

 

Anzuelos del nº1 al nº5, a fondo.

 

Lugares idóneos para su pesca:  Espigón de Barbate, espigón de Huelva, espigón de Mazagón, faro de Chipiona, espigón de Rota, espigón de Isla Cristina.

IR AL INDEX

 

Pez Sapo

 

También conocido como lofio pescador, nombre que le viene por el apéndice que tiene en su monstruosa cabeza con forma de gusanito y que utiliza para atraer a otros peces que capturará voraz y rápidamente.  Los rapes de las profundidades marinas desarrollan un apéndice luminoso para atraer a sus presas en la oscuridad abismal. A pesar de su aspecto nada apetitoso, su carne es muy blanca, fina y compacta, que recuerda a la de langosta o centollo.  Vive en zonas rocosas donde se esconde durante el día, para salir a cazar por la noche, alimentándose de peces, crustáceos y moluscos.

 

El mejor cebo es la sardina con un anzuelo del 1/0, puesto que tiene una enorme boca que no duda en abrir emitiendo un ronquido que recuerda al sapo.

 

Lugares idóneos para su pesca: Punta San Felipe, espigón de Chipiona, espigón de Rota, espigón de Huelva, espigón de Mazagón, Puerto Sta María, La Caleta, Punta del Sur.

IR AL INDEX

 

Faneca

 

Es un pez de color pardo cobrizo en el dorso, amarillento en los flancos y blanco en el vientre que vive en las aguas costeras de fondos arenosos y rocosos desde los 3 hasta los 50 m de profundidad. Posee unos barbillones en la base de la boca y al ser capturado emite un sonido parecido a ronquidos, de ahí que se le conozca también por el nombre de roncaor.  Se alimenta de alevines de peces, gusanos y calamares de pequeño tamaño.  El mejor cebo son cualquier tipo de gusano marino, en especial la gusana coreana, la viñoca, la norteña o la de canutillo. También le entra bien a las tiras de chipirón y patas de calamar. La mejor época es desde la primavera al otoño, en especial durante la noche.

 

Anzuelos del nº5 al nº7, a fondo o con flotador montados con sedal fino y de color transparente.

 

Lugares idóneos para su pesca:  Chipiona, Rota, El Puerto Sta María, espigón de Barbate, 

IR AL INDEX

 

Besugo 

 

El besugo es un pez muy común en las costas del estrecho, desde la zona de Conil de la Frontera hasta las costas de Málaga. Vive formando bancos pequeños, habita en los fondos arenosos y suele estar en profundidades mayores según avanza su edad.  Puede llegar a medir hasta 65 cm. de largo y puede llegar a pesar más de 6 Kg. Se alimenta sobre todo de peces. El cebo usado para pescar el besugo es la sardina cortada en tacos. La mejor hora de pesca es al atardecer y durante la noche. Se pueden capturar ejemplares de besugo en playas muy profundas a más de 75 m de la orilla, o en largos espigones con fondos arenosos. 

 

Los anzuelos serán del 1/0 al 3/0, utilizando sedal de mediano diámetro y mejor de color transparente o verde claro, siempre a fondo o volantines.

 

Lugares idóneos para su pesca:  Zahara de los Atunes, playa de Los Lances, playa de Getares, Muelle de Isla Verde, playa del Rinconcillo.

IR AL INDEX

 

Salmonete 

 

La pesca de las dos especies de salmonete es muy similar. El salmonete de roca (figura superior) habita en zonas mixtas de rocas y algas, mientras que el salmonete de fango prefiere exclusivamente zonas de arena y fango aunque también en praderas de algas posidonias. En general se les ve muy pegados al fondo removiendo la arena con sus barbas. La cara del de fango es mucho más achatada y las barbas más grandes que el de roca. Los salmonetes buscas pequeños animales que viven enterrados en el fango. removiendo la arena con sus barbas. Forma pequeños bancos, de unos ocho a diez ejemplares. Los más grandes nadan en solitario. La noche es un momento óptima para su pesca, aunque de igual modo pueden darse capturas diurnas. El mejor cebo es la gusana coreana, la catalana, la norteña, la viñoca y pequeños crustáceos como camarones.

 

El mejor anzuelo es el del nº8, cebados con gusana fina ensartada convenientemente con aguja. 

 

Lugares idóneos para su pesca: Playas de Barbate, Zahara de los Atunes, Conil, Muelle de Isla Verde., 

IR AL INDEX

 

Lenguado

 

Al igual que otros peces planos, el lenguado es ovalado, aplanado por los lados y posee una boca dentada con labios protráctiles. Es un pez de fondo que podemos encontrar en zonas de arena y fondo donde se lleva la mayor parte del tiempo enterrado oculto de los depredadores y esperando a sus víctimas, que son pequeños peces, crustáceos e invertebrados del fondo.  Para pescarlo usaremos camarones y gusanas, en especial coreana o viñoca. Cualquier momento del día es bueno, aunque la noche es muy buena.

 

El anzuelo debe ser muy pequeño, un número óptimo es el nº10, con sedal fino y de color más bien transparente, a fondo.

 

Lugares idóneos para su pesca: Cuesta Maneli, playa de Getares, El Rompido, playa del Rinconcillo, playa del Hoyo, playa de Los Lances, Torre Carbonero.

IR AL INDEX

 

 

 

Rodaballo

 

Este pez plano vive en aguas poco profundas, reposando sobre fondos arenosos o de conchas. De color gris pardo veteado, puede llegar a alcanzar el metro de longitud máxima y pesar hasta 15 Kg. Es un depredador diurno y de adulto se alimenta casi exclusivamente de peces pequeños. Entra muy bien a la sardina, y también se le puede pescar con peces más pequeños como boquerones o incluso trozos de calamar.

 

Anzuelos del 1/0, o poteras de números grandes, a fondo separando más de un metro el plomo del anzuelo.

 

Lugares idóneos para su pesca:  Playa de Los Lances, Barbate, Zahara de los Atunes,

Sancti Petri, playa de Camposoto, Cuesta Maneli.  

IR AL INDEX

 

Lisa

 

La lisa o mújol habita en aguas cercanas a la costa formando cardúmenes, casi siempre sobre fondos arenosos y fangosos. Toleran amplios intervalos de salinidad y de  temperatura, encontrándose a menudo en desembocaduras de ríos. Alcanzan tallas de hasta 90 cm, recibiendo entonces el nombre de capitán. En la playa la lisa deambula cerca, busca normalmente el hondo producido por la primera ola, la que rompe en espuma más cerca de nosotros. Quiere el mar completamente llano y en esos días se pueden ver incluso las cabezas de las lisas flotando en el agua. De cebo usaremos gusana norteña en la playa a fondo, lanzando a 3 o 4 metros de la orilla, y pan o masilla al tiento desde espigones y escolleras.  La forma de atacar las carnadas es diferente a la de otras especies: éstas son sorbidas o chupadas en pequeños toques antes de ser tragadas, lo que hace que el pescador de lanzado impaciente se desespere y opte por abandonar.

 

El anzuelo debe ser entre el nº8 y el nº11, con nylon fino y de color transparente, puesto que estos peces son muy nerviosos y desconfiados.

 

Lugares idóneos para su pesca:  Espigón de Huelva, Punta San Felipe, playa del Buzo, playa del Rinconcillo, Puerto de Barbate.

IR AL INDEX

 

Urta

 

La urta es un pez de características y costumbres similares a la dorada y al pargo. Vive en fondos mixtos de roca y arena, en playas de aguas profundas como las de las proximidades del Estrecho y toda la bahía de Cádiz.  Se nutre de crustáceos, gusanos y moluscos que captura en el fondo.  Es un pez muy voraz, con una picada extremada- mente fuerte y vigorosa. El momento del día destacable para su pesca es la tarde y anochecer, usando como carnada cangrejo verde o coñeta, tita, americana y navaja, con o sin valvas.

 

Anzuelos del nº1 o nº2 son los idóneos para la pesca de la urta, siempre a fondo con sedales fuertes y resistentes de color transparente.

 

Lugares idóneos para su pesca:  Espigón de Rota, Punta del Sur, Puente Carranza, Conil, Zahara de los Atunes.

IR AL INDEX

 

Pez Tambor

 

El pez tambor se conoce por diversos nombres: pez ballesta, pejepuerco, tamborete. Vive sobre fondos rocosos a profundidades comprendidas entre los 10 y los 100 metros, acercándose incluso a varios metros de la orilla en mareas de altos coeficientes. Se caracteriza por un duro apéndice retráctil situado en el lomo que extiende y recoge a modo de gatillo: de ahí sus apelativos de ballesta o escopeta. Casi siempre nada en grupos de seis a doce ejemplares, buscando sobre el fondo su alimento, comprendido por crustáceos, moluscos y equinodermos que tritura gracias a su poderosa dentadura.  El mejor momento de picada es entre el mediodía y la puesta del sol. Como cebo se emplearán pequeños cangrejos, ermitaños, navajas sin valvas y otros moluscos, aunque lo más efectivo son las tiras de chipirón. 

 

El anzuelo que utilizaremos será o un nº2 o un nº4, empatillados con fuerte sedal, ya que puede perfectamente segar la línea con un golpe de sus poderosos incisivos.

 

Lugares idóneos para su pesca: Faro Blanco, espigón de Rota, Zahara de los Atunes, Conil, Sancti Petri. 

IR AL INDEX