Para tus manipuladores
Estás aquí
El rincón de Juan Carlos
Sabiduría Popular
Para tus manipuladores


Para tus manipuladores
Frases para tus manipuladores cotidianos
By Juan Carlos Vicente Casado, 3 de marzo de 2006
Nueva publicación: El lado oscuro de Adán, abril de 2011
Sabiduría Popular

Diferentes ojos y diferentes realidades

Sabios anónimos

Las frases de La Princesa Prometida

Un deseo

Pensamientos de los filósofos

Para tus manipuladores

Oración por un hijo

Sabios famosos

Sabios clásicos








Tanta exigencia de perfección inhibe cualquier asomo de iniciativa (Audrey)
Por lo que pudo ser y no fue
Para quien nunca supo, ni quiso, ni pudo ver
Con el deseo de que alguna vez recuperes la vista
Para quien nunca se preguntó y nunca compartió
Para siempre, no hay nada para siempre (Héroes del Silencio)
Si alguien disfruta de las rosas es porque otro se clava las espinas
Dominar atemorizando es fácil, convivir respetando no está al alcance de cualquiera
Basta un rato oscuro para acabar con una vida luminosa
Uno se acostumbra a convivir con el miedo, pero nunca lo acepta
Penélope, con su bolso de piel marrón, también se cansó de esperar
Amar es, entre otras cosas, respetar a la persona amada y a sus personas amadas
No es bueno que el hombre esté solo. Pero tampoco que su compañera lo entregue a la serpiente
A veces es mejor no mirar hacia atrás y doloroso hacerlo hacia adelante
No es lo mismo la ceguera del amor que la de la ira
Se coge antes a un mentiroso que a un cojo. Pero aunque lo cojamos nos será difícil deshacernos de él.
Cuando uno da, da, da y otro recibe y dice dar no hay salida.
... y llegó el día en que la hormiga se cansó de oír a la cigarra
Culpar a los otros de nuestra propia estupidez es fácil. Lo difícil es reconocerla
No se puede llenar el vacío vaciando a otros
Si no sabes lo que sientes, siempre te sentirás atacado
¿De qué sirve ganar si es a costa de quien te quiere?
Para quien se empeñó en perseguirnos con su espejo porque no podía soportar mirarse
Hay quien confunde amar con vampirizar
Si Hércules se cansó de tirar de carros que no eran suyos, imagina cómo uedo estar yo.
Pensé en agradecerte algo, pero no pude: no lo encontré
Lo malo de todo esto es que Murphy tenía razón
Empecé buscando la piedra filosofal. Tuve buenos compañeros de viaje, recorrí caminos y disfruté con ellos. Esa era la piedra.
Nunca nadie me preguntó ni nadie me escuchó.
Es fácil quejarse, lo difícil es luchar por uno mismo.
Estoy harto de ser la cara donde te las dan todas.
Debe ser triste mirar en el espejo y ver un vacío inmenso
A veces me arrepiento de mi decisión de ceder, pero asumo las consecuencias aunque sea con dolor.
Me acostumbré. Tal vez no sea tan feliz como pude, pero sí lo máximo que me permiten.
Conté mil historias y las entendieron todos menos quien yo necesitaba que las entendiera
No puedo culpar al ciego por no ver, pero sí me culpo por dejarle coger el volante de mi vida

Fecha de creación: 13 de febrero de 2006
Creada para Huevero 0.128







El rincón de Juan Carlos
Sabiduría Popular
Pensamientos de los filósofos
Oración por un hijo
Contactar


Fecha de última publicación 29-3-2011