DÉCIMAS IRREVERENTES
  

CONTENIDO:


         EL ESTREÑIMIENTO y otras décimas. Rafael F. H.



          COMPENDIO DE REALIDADES Cirilo P. Cobos



       UN FANDANGO

EL ESTREÑIMIENTO



y otras décimas[1]



 



Rafael Figueroa Hernández



2004






En varios países de habla Hispana, la décima es la forma poética más popular después de la cuarteta. La oportunidad de expresar en 10 versos redondos y rítmicamente entrelazados alguna idea, la convierte en la preferida para filosofar y para burlarse.



A continuación presentamos la obra de 2 decimeros del Sotavento, los veracruzanos Rafael Figueroa Hernández y Cirilo Pitalúa Cobos. El Sotavento es una región que comprende partes de los Estados de Veracruz y Oaxaca, unidas por el río Papaloapan. A lo largo de toda esa región se escucha y toca su música autóctona; el son jarocho. También son populares los decimeros, que en los fandangos, entre son y son, recitan sus versos picarescos o de denuncia, mientras son acompañados por las jaranas, el marimbol, el pandero, el cajón y la quijada de burro que tocan los músicos. El fandango es una fiesta popular, a veces improvisada, que se puede llevar a cabo en cualquier patio o calle, donde los bailadores apoyan a los músicos tocando ellos mismos un instrumento con sus pies; la tarima, que resuena al ritmo de los pasos de baile.



En días cercanos al 2 de febrero, teniendo como marco las fiestas en honor a la Virgen de la Candelaria, se acostumbra realizar en el bello pueblo de Tlacotalpan, Veracruz, además de un encuentro de jaraneros, el Encuentro de la Décima Irreverente, donde se recitan las décimas que por su tono grosero están fuera de eventos oficiales.



 



         EL ESTREÑIMIENTO



 



De los males el peor



el maldito estreñimiento,



te nubla el entendimiento



te ocasiona un gran dolor;



se te cambia hasta el color,



pronto se saltan las venas,



sientes las entrañas llenas,



intestino a reventar,



después de mucho pujar



logras un pedito apenas.



 



Ya todo lo has intentado,



ya tomaste unas pastillas,



te pegaste en las rodillas



pero nada ha resultado.



Supositorio has usado,



incluso el dedo pelón



pero el chiquito cabrón



ni tantito se ha aflojado



y aunque muy duro has pujado



ni un miserable mojón.



 



Esto me trae a la mente



un dicho que yo aprendí,



a mi tía yo se lo oí,



lo recuerdo claramente,



cuando diligentemente



siempre la oía recitar:



Ay que bonito es cagar



pero cagar con blandura



porque si la caca es dura



todo se nos va en pujar.



 



 



EL CACAHUATITO



 



En un baño de vapor, un niño le dice a su padre:



 



“El pirrín del que está al lado



se parece a un cacahuate”.



Después de oír tal dislate



el padre ya preocupado



interrogó muy azorado:



“¿Es acaso lo chiquito



o quizás lo arrugadito?”,



preguntó rápidamente



y el niño dijo inocente:



“es que sabe saladito”



                            



      VAMPIRAS LESBIANAS



 



Una vampira lesbiana



le dijo a su compañera:



yo quisiera que la espera



te resultara liviana.



No pienses tú que soy vana



al preguntar si podrías



venir en 28 días



y así poderte invitar,



para juntas degustar,



unas muy ricas sangrías.



 





        LA RECIÉN CASADA



 



A la pregunta curiosa



sobre su luna de miel



una casada novel



respondió muy presurosa:



Estaba yo tan nerviosa



que en cuanto todo empezó,



en lo que cabe me gustó,



pero con tal instrumento



y después de tanto intento



pues no cupo y me dolió.



 



 





 



                MANUELA



 



Hoy les voy a platicar



de una amiga muy querida



compañera que la vida



me ha enseñado a disfrutar.



Me ha ayudado hasta a olvidar



el dolor de alguna muela,



ella siempre me consuela



y me deja bien robusto,



señores con mucho gusto



les presento a la Manuela.



 



Siempre me ha echado la mano



en las buenas y en las malas



nunca me deja con ganas



se los digo muy ufano.



Tiene un toque muy humano



pues me atiende sin recelo



siento el más grande consuelo



cuando con dulce firmeza



me acaricia la cabeza,



me siento como en el cielo.



 



Yo sé que es de armas tomar



pues las empuña con fuerza



con amor siempre se esfuerza



para mi ardor amainar.



siempre ha sido a todo dar



nunca nunca me ha fallado,



a mi lado siempre ha estado,



ese ha sido mi orgullo



pues estando al lado suyo



no me he quedado parado.



 



Sé que se han de preguntar



el porqué tanto cariño



desde cuando casi niño



me la vine yo a encontrar.



Se los tuve que contar



aunque les resulte vano



que ya con el pelo cano



de pena no tengo asomo



pues yo la conozco como



a la palma de mi mano.



 



 



                 CONTEO



 



Para su esperma contar



un frasco dieron a Andrés



que con sus setenta y tres



un hijo quiere engendrar.



El frasco debe llenar



completito y por entero.



Sin poder decir ni pero



lo encierran en un cuartito



y le dicen: tranquilito



que yo aquí afuera lo espero.



 



Al cabo de mucho rato



después de mucho pujido



con cara de compungido



dijo sin ningún recato:



“Doctora por más que trato



nada he podido lograr



incluso quise jalar



con las manos como embudo



y le juro no se pudo



el frasquito destapar”.



 



 





                  VIAGRA



 



Con dos viagras que me tomo



me siento muy ligerito



casquivano y livianito



que hasta se me eriza el lomo.



Sólo necesito un pomo



pa’ que baje lo nervioso



y entonces sí, afanoso



me dispongo a demostrar



que aún puedo liquidar



sin misericordia al oso.



 



 



    POSICIONES JUVENILES



 



Un joven que vi ahorita



apenas si adolescente



me platicó diligente



su posición favorita.



Me dijo que en la camita,



abajo le gusta estar



para poder manipular



el Playboy en una mano



y con la otra de plano



hacerla hasta rechinar.



 





Visita www.comosuena.com, sitio de la música y de las tradiciones del Sotavento



 





              COMPENDIO DE REALIDADES



 



Cirilo Pitalúa Cobos


 



PARA UN ALCALDE SIN LUZ



 



En una “ínsula” cualquiera



enclavada en Veracruz,



hay un alcalde sin luz



con muy escasa mollera,



su actitud es altanera



despótico a no dudar,



vulgar su modo de hablar



muy bueno para mentir,



mal actor para fingir



y torpe para mandar.



 



Similar a un capataz



con el látigo en la mano,



es el clásico villano



que haya existido jamás,



su ignorancia es contumaz



por su cerebro pequeño,



el iluso se cree dueño



de este cargo temporal,



ignora este tal por cual



que la vida es sólo sueño.



 



LA MISMA JERINGA



 



Con Fox la misma “jeringa”



con diferente bitoque,



salió perfecto el “enroque”



después de la rebatinga,



hoy nos espera otra chinga



más dura que la anterior,



probable nos vaya peor



ya es tarde para quejarnos,



ahora vamos a aguantarnos



y a soportar el rigor...



 





 



IMPUESTOS Y MÁS IMPUESTOS



 



Los mexicanos pagamos



impuestos como de Holanda,



nos dan servicios de Uganda



y aún así cooperamos,



pero ahora sí protestamos



a nadie le gustó el gusto,



ya es general el disgusto



de la inmensa mayoría,



la cual está en rebeldía



“porque lo justo”, no es justo.



 



Seguro se pagaría



el IVA que se impusiera,



si buen destino se diera



a ese monto de valía,



pero el pueblo desconfía



y con muy justa razón,



porque el último ladrón



al país dejó endrogado,



y el “bienestar” cacareado



fue pura ciencia-ficción...



 



Y DICE FOX QUE AVANZAMOS



 



El miserable salario



que gana un trabajador,



en México causa horror



ya sea semanal o diario,



y el nivel alimentario



cada día es más deficiente,



sólo unos cuantos pudientes



son los que llenan la panza



pero este país avanza



dice nuestro presidente.



 



 



Un fandango



 




Las siguientes décimas fueron grabadas en un fandango llevado a cabo en el mes de mayo del 2005 en el estado de Oaxaca, aunque la mayoría de los versos son de origen Veracruzano.



Las décimas que se recitan en los fandangos pueden haber sido escritas hace tiempo, pero también existen los versadores repentistas, capaces de improvisar décimas que terminen en alguna palabra sugerida por el público, o de entretenerse haciendo juegos de habilidad como el contrapunto –enfrentamiento entre versadores, un poco al modo del que se ve en la película Dos tipos de cuidado entre Jorge Negrete y Pedro Infante- o los versos encadenados –donde uno tiene que completar la rima empezada por otro-, etc.



 



EL REGALO



 



Con muy sanas intenciones



compró un joven unos guantes



y compró en el mismo instante



una dama unos calzones.



Yo no sé porque razones



equivocadas les dieron



las mercancías que escogieron:



dio la empleada envueltos bien



los guantes a la mujer,



los chones al caballero.



 



El hombre no sospechó



lo que la empleada ese día



le entregó, y por cortesía,



el regalo ya no abrió.



Y a su destino llegó



en un paquete adornado



aquel regalo cambiado.



Mas el hombre sin saber



lo que podía suceder,



puso el siguiente recado:



 



“Mi amor, rendido a tus pies



te envío aquí el reemplazo



de los que te hice pedazos



el día que te los quité.



Tú sabes bien cuando fue,



cuando más desesperado



te los quité desgarrados



a la vista de la gente;



y aunque son de los corrientes



es lo mejor que he encontrado.



 



“No niegues: como mujer,



yo sé que sientes bonito



cada vez que te los quito



y te los vuelvo a poner.



Espero ver el placer



en esos ojos tan bellos,



en los momentos aquellos



que tu confianza me gano



y dejas libres las manos



pa’ acariciarte sin ellos.



 



“La empleada dio garantía,



a los suyos di una ojeada



y ni una sola lavada



le ha dado en noventa días.



Quizá lo mismo tu harías



al usarlos muchas veces,



unos cuatro o cinco meses



sin cambiarlos para nada,



igual que los de la empleada



que a los tuyos se parecen.



 



“En fin, los nuevos te envío,



ya no pienses en los rotos,



es mejor que uses los otros



aunque son al gusto mío.



Y en este tiempo de frío



te los pondrás de inmediato



y aunque son de los baratos



su oficio cumplen a ley,



calentaran esa piel



que acaricio a cada rato.



 



“¡Ah!, también a tu mamá



voy a cambiarles los suyos



y nuevos como los tuyos



a la medida tendrá.



Yo sé bien donde comprar



los que usa para el frío.



En ello así yo confío



porque se los vi la noche



que se los quitó en el coche



para lavarse en el río.”



 



 



 



 



 



+



 



En cuestiones del amor



no presumo de avezado,



pero sí gusto me he dado



porque soy conseguidor.



Jamás he sido hablador



ni vivo inventando hazañas,



nunca dejaré las mañas



porque siempre he conseguido,



la que se junta conmigo



ni su mamá la regaña.



 



+



 



Quedó preñada Manuela



por comerse antes el pan.



Todos culpaban a Juan,



hasta las mismas abuelas.



Esperando las secuelas,



preguntaban quién sería



y dijo Juan con porfía:



“Yo no le toqué ni un pelo”,



y le contestó el abuelo:



“¡Bravo Juan, que puntería!”



 



+



 



Preocupado estoy de veras



porque al pobre cabezón



le ha pegado una infección



a la que llaman paperas.



Dijeron las enfermeras



que era cosa delicada,



que bastante se cuidara,



que no era cosa de juego,



que si se le va a los huevos



se lo llevó la chingada.



 



+



 



A una dama pretendí,



quise respuesta enseguida;



la mujer y la comida



deben tratarse así.



Pero nada conseguí,



en vano fue mi porfía,



al ver que tanto insistía



me dijo así la muchacha:



“No te calientes garnacha



que la manteca esta fría.”



 



Con otra que conocí



lueguito nos amarramos,



pero que poco duramos,



yo creo que no le caí.



Las demás que conseguí



todas soltaron el choclo,



si con la actual no me acoplo



yo creo que mejor claudico



y a chingar el abanico,



yo con la mano me soplo.



 



+



 



Como voy de retirada,



lo mejor será avisarles:



como no producen nada,



lo mejor será dejarles



porque está de la chingada



vivir del amor al arte.



 


















[1] Debido a la cantidad de material juntado, hemos tenido que dejar para un futuro número las muestras de un tipo particular de décimas: las que sirven para glosar alguna cuarteta.